Eduardo Galeano en "El fútbol a sol y sombra" recordaba a unos chicos que salían cantando "ganamos, perdimos pero igual nos divertimos";algo que en el fútbol profesional y más en un equipo como el Club Nacional de Football no puede ser.

NO HABLO DE GANAR ESTE FIN DE SEMANA A JUVENTUD Y EL PRÓXIMO EL CLÁSICO, SINO DE GANAR EL URUGUAYO QUE ES NUESTRA MÍNIMA OBLIGACIÓN, PARA CORTAR LA SEGUIDILLA DE LOS MANYAS.

A comienzos de este presente año 2019 se buscó generar un "proyecto europeo", algo a largo plazo pero quizás incompatible con este momento del Glorioso Tricolor.

Nuestro tradicional rival ya logró en las últimas dos temporadas un bicampeonato y en la presente están a la mitad del camino para concretar un tricampeonato. Si nos ponemos a pensar un poco, esto pinta muy mal, porque si hubiesen ganado ellos el Especial 2016, hoy estarían a pocos meses de lograr un tercer quinquenio de oro.

En otro artículo se había abierto la interrogante si había llegado a la debacle, donde muchos habían opinado que no era tan así y otros que habían dicho que no; ya que había fracasado Peñarol en obtener el Especial 2016 ganado por nosotros, hoy seguramente estaríamos teniendo un deja vu de la década de los 90.

¿Qué pasó que ahora estamos en este mal momento? Luego del Quinquenio habíamos logrado poner "la casa en orden"; no solo en lo deportivo sino en lo económico también.

En cuanto a lo deportivo, en los últimos 20 años si bien hay una marcada hegemonía nuestra en cuanto a los campeonatos uruguayos conquistados, en el último lustro comenzó un cierto "decaimiento" de Nacional en los aspectos económicos, deportivo e institucional.

Las estadísticas dicen que en las últimas dos décadas los campeonatos obtenidos se dividen en 11 (contando el Transición 2005 y el Especial 2016) para Nacional, 7 para Peñarol, 3 para Danubio y el restante para Defensor Sporting.

En el 98, podemos afirmar que comenzamos una hegemonía incontestable frente a Peñarol donde - amén de alguna rachita de ellos - era raro que se perdiera un clásico y menos que ellos nos "ganaran o empataran de pesado"; pero en los últimos 5 años se observa una tendencia de nosotros como Institución; nos hemos olvidado de algunas cosas que ahora no se están haciendo. Lo que nos lleva un momento bastante complicado y que ahora analizaremos. También pretendo dejar consejos o recetas para ser campeones de nuevo.

SE PUSO EL INTERÉS PERSONAL O EL EGO POR ENCIMA DEL CLUB.

Eduardo Ache

Desde que se fue Don Dante Iocco de la presidencia del club, hemos tenido una política directriz bastante dispar.

Cuando asume Eduardo Ache en su primera presidencia, el club obtuvo los campeonatos del 2001 y 2002, y en el segundo período como presidente se conquistó el Especial 2005 y el Uruguayo 2005/06; pero en lo internacional hicimos agua (salvo en el Mercosur 2002) y nos comenzamos a endeudar trayendo jugadores caros y que no estaban a la altura; amén de que se proyectaron algunos juveniles como Luis Suárez, Juan Albín, Gonzalo Castro, Sebastián Viera, William Ferreira, Carlos Valdés, Ignacio La Luz y Daniel Leites.

Sin decir que Ache realizó él solo la transferencia de Gustavo Munúa al Deportivo La Coruña de club a club (algo que es lo que debería hacerse) pero ese dinero nunca se cobró o al menos no entró a la tesorería del club.

Ricardo Alarcón

Durante la época de Ricardo Alarcón, se apuntaba a una política de la "Cultura Nacional", de independencia económica y austeridad; apelando a los jugadores del club y trayendo pocos refuerzos pero buenos.

Se había elegido por Ricardo Alarcón a Daniel Carreño (en su segundo ciclo por el club) para la dirección técnica ya que para trabajar con juveniles se lo consideraba el más apto; muchos jóvenes en el período anterior habían sido ascendidos por él.

Daniel Carreño

Fueron ascendidos en el primer semestre desde nuestras juveniles los delanteros Martín Cauteruccio y Bruno Fornaroli, los zagueros Pablo Da Rosa - que había llegado unos años antes desde Danubio - y Alejandro Rodríguez, los volantes Mathías Cardaccio y Diego Arismendi y el lateral Pablo Álvarez; todos consolidados antes o después en el primer equipo.

Pero, fue bastante mediocre la elección de algunos jugadores que vinieron como el delantero brasileño Giancarlo y el lateral hondureño Banny Lozano; sin mencionar que Defensor nos sopló a un muy joven Sebastián Fernández que es reconocido hincha de Nacional, quería venir y era accesible en ese momento. Además de eso, se le exigió a Carreño resultados a corto plazo y tampoco le habían traído los jugadores que había pedido en su momento como Martín Parodi.

Cuando cesaron a Carreño llegó Gerardo Pelusso y si bien no se ganaron campeonatos uruguayos (el 2006/07 y 2007/08 fueron ganados por Danubio y Defensor respectivamente) al menos los de la vereda de enfrente no campeonaron.

Pero, el 2009 deja como saldo no solamente el Campeonato uruguayo obtenido sino también a Nacional como semifinalista de la Libertadores lo cual llevó a la reelección de Ricardo Alarcón para un nuevo período.

Dos campeonatos mas (el 2010/11 y 2011/12) pero sin ser el mejor sino el menos malo, con Peñarol perdido y sin figurar - salvo por la final perdida por ellos frente al Santos de Neymar -  en lo internacional.

Hugo De León

Cuando Nacional había retenido el Uruguayo y era el momento del retorno de León para ir a buscar el tricampeonato, Alarcón puso su ego por encima del club; fue sin consultar a nadie a contratar a Gustavo Díaz. Solamente para no tener a De León (con el cual tuvo problemas personales) dirigiendo al equipo. Y eso costó la no obtención del tricampeonato.

Con la vuelta de Ache al club, se conquistó el campeonato 2014/15 y nada mas; con Rodríguez el Especial 2016. Ache había prometido muchas cosas que no se cumplieron como recuperar la tribuna Amsterdam, que el club crezca y no ser la cantera de Europa. Nada de eso fue cumplido.

José Luis Rodríguez

Con Rodríguez llegó el pináculo de este momento nefasto del club; donde no se proyectó a ningún juvenil y engrosando el pasivo aún mas con los "proyectos" no culminados por Ache; y luego este último manifestó hace poco "que no debían haberse metido en algo que no iban a poder pagar".

Convengamos que había venido Hugo De León con el Puma pero por manejos turbios se alejó ... y  para que el Hugo (con lo que ama a Nacional) se aleje, algo grave seguramente pasó.

CLUB DE AMIGOS Y DE BENEFICENCIA.

Algo muy criticado en la actualidad, la cantidad de "favores" que se le hacen a los "amigos" y que sigue engrosando el pasivo y empeorando este momento malo en lo deportivo.

¿Por dónde empezar? Se sacó a Enríquez de la Gerencia Deportiva y en vez de traer a alguien que se sepa, se prefirió darle el cargo al "recién retirado" jugador Alejandro Lembo quien fue que "acomodó" a "sus amigos" como Mario Regueiro; sin mencionar que el Cacho Blanco nadie sabía para que estaba.

Ahora, como acomodos en cargos tenemos otros como Iván Alonso en la gerencia deportiva y Jorge Giordano en un cargo similar; sin mencionar que con Decournex se trajo para el departamento de prena a Martín Sarthou.

Eso es en lo que respeta a los cargos dirigentes, pero también hubo algunos arreglos nefastos en la contratación de algunos jugadores en los últimos años.

Hugo Silveira

Las malas contrataciones algunos dirán que empezaron a llegar con Lembo, pero no es correcto.

Ya desde que estaba Enríquez en la Gerencia Deportiva hubo varias contrataciones y decisiones que fueron criticadas; además que no se entendieron. A ver; en el 2011 llegaron jugadores que nadie había pedido como Jonathan Charquero, y además quiso meter de pesado a Bizera; en 2012 y 2013 llegaron jugadores como Taborda y Juan Ramón Curbelo - que vinieron como paquete - y no quiso traer "ciertos jugadores" porque "tapaban a los juveniles"; que dicho sea de paso tampoco fueron tenidos en cuenta, postergados y en algunos casos concretos se fueron del club sin siquiera estar convocados para el banco de suplentes. Y demás está decir que sin dejar un solo peso en el club.

Cuando vino Lembo como Gerente Deportivo concretó la llegada de jugadores elegidos por él como Nacho González, Barbaro y otros.

Iván Alonso

Actualmente, Iván Alonso realizó gestiones por 19 jugadores en lo que va del año, pero de los que han llegado por él, solo uno de ellos - Felipe Carvalho -  es titular actualmente.

¿SÓMOS EL REAL MADRID O EL PSG PARA GASTAR TANTO?

Mirando los períodos de pases en Europa, salta a la vista las cantidades astronómicas que se han gastado en fichas de varios clubes como el pase de Neymar y Mbappé al PSG por 220 y 180 millones de euros respectivamente; sin mencionar además que lo que estos jugadores perciben a la semana en sus contratos deben pagar lo que ganan todos juntos los jugadores de nuestro fútbol en varios años.

América del Sur no puede competir con esos clubes en el aspecto económico ya que todos "cuentan las monedas para poder contratar"; las únicas excepciones deben ser los equipos grandes de Brasil, Boca y River; pero hasta por ahí nomás.

El tema, en este caso, fue en lo que se  ha equivocado Nacional: no es en no gastar plata, sino en saber gastarla bien.

Marcos Angeleri

Principalmente en la época de José Luis Rodríguez comenzó a salirse de control el gasto excesivo de jugadores; no solo en lo que se gastó para comprar una parte del pase sino también en los sueldos que se han pagado.

Esto último fue denunciado por Decournex, que por cierto fue una de las cosas en las que fue coherente. Era indefendible los sueldos que se pagaban a jugadores que no eran titulares y que ni siquiera jugaban. Jugadores que percibían salarios de 35 mil dólares mensuales líquidos o mas como Marcos Angeleri.

También, dinero que se ha invertido en pases de jugadores que nadie entendía que méritos tuvieron que jugar en Nacional como pasó con Kevin Ramírez (rindió durante el período de Munúa y después nunca más), Erick Cabaco (no rindió bien y después lo vendieron) y por "Hugol" Silveira. Ese fue un dinero mal gastado que pudo haberse invertido en otro tipo de jugadores o bien en los juveniles que hemos ido postergando demasiado.

En otro elemento que se ha fallado mucho en la política de contratación de jugadores, ya que en los últimos años hemos apelado a contratar jugadores que llegan por "antecedentes" y no se fijan en la edad actual o rendimiento en los últimos tiempos. Sin mencionar que vienen o venían a cobrar sueldos europeos.

Pierre Webó

Casos de ese estilo fueron Gonzalo Castro, Lorenzetti, Mauricio Victorino (en su último paso), Pierre Webó y muchos otros más.

De los veteranos que se han contratado en los últimos años y que rindieron solamente podemos nombrar a Recoba y Gallardo.

Otro aspecto es que se busca siempre jugadores extranjeros solamente si son argentinos o brasileños; pero la mayoría que llegaron fueron medio pelos o veteranos en sus últimos años. De los argentinos que rindieron en sus pasajes hay que remontarse a Gallardo en el 2011 y Mathías Rodríguez en 2008/09; y con los brasileños ... al lejano 2002 con Cassiano. Aquí habría que afinar bien la puntería y pensar que en otros países también hay jugadores buenos y baratos que pueden traerse y rinden como ha pasado con el colombiano Sergio Otálvaro (no fue malo su paso por el club) o más atrás el boliviano Limberg Gutiérrez (clave en el Uruguayo 2001) y Milton "Tyson" Núñez.

PÉSIMO MANEJO CON LOS TÉCNICOS, Y MAL EN LA ELECCIÓN O EN MANTENERLOS.

Otro aspecto que hemos fracasado en los últimos años. De León fue el último que llegó a estar más de 2 años seguidos en el club (desde el 98 al 2001) y eso habla de lo malo que estamos en mantener un proyecto; o lo que es peor: NO HAY PROYECTO SERIO.

Eduardo Domínguez

En menos de 20 años pasaron - sin contar los segundos ciclos - 15 entrenadores. Se repitieron muchos nombres sea porque no caía ni una idea y por realizar experimentos.

Gustavo Munúa

No es un proyecto serio, ya que queda a la vista de muchos que el club devora a los técnicos y que no hay un Norte definido.

Muchos han salido campeones uruguayos pero no se los ha mantenido (como JR y Gallardo), otros fueron desastrosos y se analizaron que continúen (como Gustavo Díaz hasta que fue cesado) y otros que tampoco salieron campeones pero trataban de apelar al buen juego como pasó con Acevedo y Munúa.

Sin jugadores, a muchos les desarmaron el equipo con ventas apresuradas (como Acevedo) o no contrataron suficientes (Munúa) y a otros no les trajeron los jugadores que precisaban o pidieron (como Gutiérrez ahora o en su momento a Gallardo)

MUY MALA POLÍTICA ACTUAL DE JUVENILES.

Siempre se dice que los cimientos del club se realizan en sus inferiores y en tener una política económica ordenada; en eso que veníamos bien, ahora, hace unos años que estamos fallando de la peor manera y encima nos superó Peñarol en eso.

Gabriel Neves

La última camada buena de juveniles que fue aprovechada y rindió fue la integrada por el Morro García, Lodeiro, Facundo Píriz, Coates, Rolín, Calzada, el Diente López y Mauricio Pereyra. Después de ellos no se le dio mas cabida a los juveniles y se prefirió traer extranjeros desconocidos, jugadores de otros cuadros y veteranos. Se terminó si se quiere el trabajo de las juveniles en ese momento;  salvando algunos casos como Pereiro, De Pena (antes de irse) y paremos de contar. Algunos se han ido porque se aburrieron de esperar (Cortallezzi) o se firmaron cláusulas insólitas para los representantes se los lleven por poco dinero, como pasó con Mathías Olivera.

Actualmente, hay una camada integrada por Ocampo, Vecino, Laborda y otros que ganaron la Libertadores Sub - 20 y fueron hasta no hace mucho ignorados. Incluso Ocampo fue muy mal manejado.

Nacional campeón de la Libertadores Sub-20

Al menos hoy, capaz de rescatar eso como positivo, tenemos algunos jugadores salidos del club que son titulares indiscutidos como Gabriel Neves, Santiago Rodríguez (que podría estar dentro de poco para jugar de nuevo), Matías Viña y capaz Guzmán Corujo o Mathías Laborda.

El tema es que esto está atado a la mala política de contrataciones, se pone la carreta delante de los bueyes y no se mira a las juveniles. Tenemos varios jugadores prestados y otros en el club que no usamos y no creo que no pueden al menos darnos una mano entrando en algún momento viendo el mal momento actual de algunos de los titulares (como el Chori) o de los que entran seguido (como Papelito )

Veamos, ¿Vecino es menos que Fernández ?, no lo creo; ¿Son tan malos Agustín González y Trasante que no pudieron ser tenidos en cuenta para pelear un lugar ?, tampoco lo creo viendo los malos rendimientos de Rafa García, Cardaccio y Arzura que ya no está; ¿Pablo García y Ocampo son peores que Lorenzetti ?, menos; ¿Müller no estaba a la altura del club ?, no puedo creerlo ya que Müller, que puede hacer toda la banda izquierda, sumado a que Palito es prácticamente un ex jugador y tanto Castro como Kevin Ramírez (que hoy ya no está) no terminaban de convencer y ¿ por qué se trajo a Sant´Anna teniendo en las inferiores a Villa ?, no creo que el ex Cerro sea mejor que el Monito Villa.

Soy consciente que solo con juveniles no se puede jugar porque necesita algunos veteranos que rindan y apuntalen el rendimiento (como Bergessio ahora) y otros en edad de 24 y 30 años que acompañen. Otra interrogante, ¿a qué jóvenes podemos echar mano para lo que viene? Hoy en día quienes son titulares indiscutidos (hablando de los jugadores formados en el club) son Viña en el lateral izquierdo, Gabriel Neves en la mitad de la cancha y Santiago Rodríguez (si se recupera bien) en el armado.

Guzmán Corujo

Caso aparte es el de Guzmán Corujo. Hasta que se lesionó el año pasado venía siendo titular y jugando bien, cuando volvió y Gutiérrez lo puso junto a Carvalho rindió pero últimamente su rendimiento ha decaído. Si Laborda rinde ante Juventud debe ser titular en el clásico, y cumple una buena faena, creo humildemente que debe quedarse con el puesto.

Mathías Laborda

Hoy por hoy, si es cierto que no va a haber en lo que resta del año períodos pases y solo se pueden traer jugadores libres, prefiero no traer a nadie y jugar con los pibes.

Armando Méndez, Emiliano Martínez, Joaquín Trasante, Thiago Vecino, Brian Ocampo y también Pablo García deben tener más oportunidades de aparecer en el equipo.

NACIONAL "SE CURA" CON FÚTBOL.

Para ganar hay que convertir más goles que el rival, no solo mantener el arco en cero. Hoy en día no somos capaces de hilvanar varios pases seguidos ni jugar a nada, tuvimos suerte porque Bergessio no baja los brazos y porque en su momento Rodríguez y Amaral desequilibraron; nada mas. Y en el último partido para variar, nos salvó de nuevo un juvenil que fue Thiago Vecino; como hace años lo habían hecho tanto el Morro García como Gonzalo Bueno. Para hacer más goles que el rival, hay que ser contundente y para ello hay que jugar al fútbol.

No puede ser que el equipo no genere nada, simplemente pelotazos frontales que facilitan la labor de los defensores y arqueros rivales; no en vano en este Torneo Intermedio las figuras contra nosotros fueron arqueros como Sebastián Fuentes de Defensor y Gastón Olveira de River.

Hoy los generadores de fútbol que tenemos disponibles son los argentinos Gustavo Lorenzetti y Pablo Barrientos que no han generado mucho que digamos; apenas aguantan un tiempo y hay que estar enchufados los 90 minutos.

Hoy, para jugar al fútbol tenemos varios futbolistas que pueden hacer la banda y desequilibrar a la velocidad.

Brian Ocampo

El primero que se me viene a la mente es Brian Ocampo, uno de los mejores exponentes del campeón de los Libertadores Sub-20. Si bien le falta serenarse, en los últimos partidos había entrado bastante enchufado y cuando entró dio la sensación de que tendría que haberlo hecho antes. Puede ser desequilibrante en velocidad y si a eso le agrega asistencias o goles podríamos hablar de un jugador mucho más desequilibrante que Brian Rodríguez que hasta hace poco estaba en Peñarol.

Pablo García

Quizás no sea la primera opción para titular de muchos, pero mejor alternativa que otros es. Es un jugador que piensa, que trata de jugar al fútbol y lo poco que jugó no lo hizo mal. Puede ser "10" y también jugar por las bandas.

Thiago Vecino

En su primer partido en el club (siendo titular) demostró que puede ser un nuevo goleador que se asoma, ya que no le pesó ni el debut ni la camiseta; yendo a todas, peleando él solito contra los defensas rivales y anotando el gol del empate. Es un goleador de raza y debemos aprovecharlo bien; darle oportunidades, rodearlo adecuadamente y cuidarlo.

Rodrigo Pastorini

Rodrigo Pastorini fue muy cuestionado por su pasaje por el aurinegro, aunque si bien no es Lukaku o Weah, mirando los números suyos era dentro de lo disponible que había para sumar al plantel lo mejorcito: 7 partidos en 12 goles este semestre. Si bien no marcó, las veces que le tocó jugar no lo hizo mal, pero es un jugador que rinde con juego asociado como tenía Wanderers y que de esto carece hoy Nacional. Con Bergessio o Vecino a su lado puede ser otra historia.

Armando Méndez
Joaquín Trasante
Emiliano Martínez

No todo es delanteros o mediapuntas para jugar al fútbol, sino también gente en otros puestos que sepan hacerlo bien y sepan acompañar.

Armando Méndez, lateral derecho, tuvo una buena faena en Fénix tanto en su puesto como de volante por el costado. Puede dar una mano en ambos puestos debido a que Cotugno no termina de convencer y Zunino, pese a algunos goles, no está para los 90 y su rendimiento deja mucho que desear.

Joaquín Trasante es un 5 a la antigua y con presencia, al que Gutiérrez no lo tiene en cuenta. Con lo bajo que anda García y con Cardaccio que no ha terminado de convencer, ¿no debería tener su oportunidad?

Emiliano Martínez es un volante mixto con buena marca y juego que podría entrar junto a Neves o ser su relevo. Tiene cierto criterio para ambas cosas y merecería ir teniendo algunos minutos.

Santiago Rodríguez

El Santi está terminando su recuperación y va a reaparecer pronto ya que lo precisamos. Es uno de los que desequilibraba además que puede dar una mano en todo el frente de ataque puesto que es un jugador diferente. Pero hay que rodearlo con gente que juegue al fútbol y gente veloz. Juega a otra cosa y esperemos que vuelva a ser el mismo que conocimos.

Gonzalo Bergessio

Nuestro capitán, Gonzalo Bergessio es el actual goleador del equipo y fue el máximo artillero la pasada temporada. Si bien va a todas, pelea los 90 minutos y se las ingenia para sacar agua hasta de un ladrillo; no nos olvidemos que tiene 35 años y debemos rodearlo bien para que rinda mejor y no se lesione. Material hay; el Santi, Ocampo, Vecino, García, Pastorini y si se pone las pilas el Pitu Barrientos.

Sacando conclusiones, si bien no tenemos el plantel del Barcelona o el Real Madrid, si bien no está linda la situación; Nacional tiene que apelar a jugar al fútbol y a la rebeldía para dar vuelta la situación. Tenemos material, pero hay que saber elegirlo bien y no encapricharse. Los que rinden que jueguen y apostar a gente nueva; jugar a otra cosa que no sea defenderse y el pelotazo...NACIONAL SE CURA CON FÚTBOL.