Ayer el Club Nacional de Football y el zaguero húngaro - brasileño Paulo Vinicius llegaron a un acuerdo para la rescisión del contrato que los vinculaba.

No es la primera vez que ocurre una situación en la cual Nacional contrata a un jugador y antes de tiempo se le rescinde el contrato porque no rindió lo que se esperaba de él y se pierde así tiempo y dinero. Sin mencionar, claro está, que termina tapando jugadores del club.

Gustavo Lorenzetti, Felipe Carballo, Felipe Carvalho, Mathías Cardaccio, Álvaro Pereira y Joaquín Arzura. Algunas de las incorporaciones de Nacional en 2019. Solamente Felipe Carvalho fue titular indiscutido la mayor parte de la temporada y Felipe Carballo (fue titular varias veces) aún continúa en el club.

Desde que asumió esta actual directiva de Nacional encabezada por Decurnex, la frase que acompañó a los directivos en lo referente a incorporaciones "pocos pero buenos" quedó solamente en eso; una frase.

Desde 2019 hasta la fecha, a Nacional llegaron más de veinte jugadores en distintos momentos para reforzar el plantel y pocos dieron resultados; además de que se eligieron dos técnicos que - pese a algunos resultados en la Libertadores - no dieron la talla y fueron cesados como Eduardo Domínguez y Gustavo Munúa.

Octavio Rivero festejando un gol suyo con Nacional. Llegó a comienzos de año y después a mitad de año se marchó a México .

A principios de 2019 llegaron Octavio Rivero, Joaquín Arzura, Gustavo Lorenzetti, Rodrigo Amaral, Felipe Carballo, Felipe Carvalho, Álvaro Pereira, Pablo García y Mathías Cardaccio...¿Cómo fueron los rendimientos de dichas incorporaciones?

OCTAVIO RIVERO: Llegó para ser titular y como no había rendido, fueron a buscar nuevamente a Gonzalo Bergessio que respondió al igual que el año anterior con goles. No obstante, fue un buen recambio porque en 10 partidos por el Torneo Apertura, marcó 5 goles.

JOAQUÍN ARZURA: Había comenzado bien en los primeros partidos pero después su rendimiento fue empeorando. Con Domínguez fue titular, pero con el Guti no fue casi tenido en cuenta. Se marchó a mitad de año tras rescindir contrato.

GUSTAVO LORENZETTI: Se lo trajo a pedido de Domínguez para armar un equipo en el cual él sea el eje pero lo cierto que, salvo algunos chispazos en algún partido puntual, no rindió. Venía con buenos antecedentes en Chile de hace varios años. Terminó su contrato y se fue a fin de año jugando pocos minutos en Nacional.

RODRIGO AMARAL: Un ex jugador de la casa que se había ido mal y lo fueron a buscar de nuevo. Por técnica y calidad, se sostenía que era recuperable. Incluso vino casi en forma. En los 13 partidos jugados hasta que se lesionó en la primera parte del año, marcó 5 goles y era uno de los que jugaba a otra cosa.

Después de esa lesión, volvió a lo mismo por lo que lo echaron de Nacional: engordar, no entrenarse correctamente y no ser profesional. Terminó su contrato a fines de este año y se fue.

FELIPE CARBALLO: Otro jugador de la casa que aspiraban a recuperarlo. Tuvo los dos extremos; o jugaba brillante o para el olvido, pocas veces con término medio. Muchas veces fue titular en el equipo y convirtió algunos goles.

Ahora se vinculó por tres años y volvió a pertenecer a Nacional; pero la irregularidad del último año le juega en contra.

FELIPE CARVALHO: Nadie lo tenía y llegó al club. Al principio con Domínguez no jugaba pero Gutiérrez le dio la titularidad y respondió. Era firme y fuerte, siendo titular casi toda la temporada.

PABLO GARCÍA: Un jugador bastante técnico y que tiene gambeta. Al principio jugó muy poco, pero este año tuvo más minutos mientras no fue acosado por las lesiones. Un jugador que está en el club y aún tiene mucho para dar.

ÁLVARO PEREIRA: Llegó como referente y con un pasado interesante de ser titular en la selección hace un tiempo. Lo malo es que vino de una seguidilla de lesiones largas y con inactividad de casi dos años seguidos.

Jugó poco, bastante mal y era resentido por gran parte de la parcialidad. Terminó contrato y se fue declarando fuerte contra Gutiérrez.

MATHÍAS CARDACCIO: Otro que fue jugador surgido del club. Volvió tras terminar contrato con Defensor Sporting y tuvo varios partidos en Nacional durante 2019. No rindió y era bastante resistido. Terminó contrato y volvió en 2020 a Defensor Sporting donde milita actualmente.

De esos 9 jugadores que llegaron a prinicipio de año (no cuento a Bergessio puesto que estaba en 2018 en el club) solamente Felipe Carvalho terminó siendo titular indiscutido y rindió; Rodrigo Amaral fue titular hasta lesionarse y venía bien; Felipe Carballo tuvo varios partidos como titular teniendo bastante irregularidad y Octavio Rivero fue un buen recambio en ofensiva. El resto...muy poco o nada.

El argentino Pablo Barrientos que llegó desde México en la segunda mitad.

En la segunda mitad de 2019, Nacional tuvo varias bajas en el equipo: Rodrigo Amaral lesionado y no volvería hasta 2020, Octavio Rivero rescinde su contrato y se va a Santos Laguna de México, el arquero Esteban Conde se marcha a Banfield y se rescinden los contratos de los argentinos Marcos Angeleri y Joaquín Arzura porque no iban a jugar.

Había que contratar un arquero, un "10" para cubrir la baja de Rodrigo Amaral y un "9" para cubrir la baja de Octavio Rivero. Llegaron entonces, 5 nuevos jugadores al club: el "10" argentino Pablo Barrientos, el arquero Sergio Rochet, el zaguero Hugo Magallanes y los delanteros Rodrigo Pastorini y el argentino Christian Duma ¿Qué suerte tuvieron en Nacional?

SERGIO ROCHET: Vino para ser el suplente de Mejía, tuvo su prueba de fuego en el clásico del Intermedio (la salvó muy bien) y este año terminó siendo el arquero titular del club tras excelentes rendimientos.

Llegó como suplente y rindió, sin mencionar que tenía una experiencia previa por el fútbol holandés y el fútbol turco.

HUGO MAGALLANES: Vino como apuesta desde Cerro Largo donde había tenido algunos rendimientos interesantes. Lo cierto es que en Nacional jugó apenas un partido y no cuajó siquiera un rendimiento aceptable.

Lo prestaron durante 2020 a Cerro Largo y a comienzos de 2021 se marchó al fútbol mexicano.

PABLO BARRIENTOS: Llegó bastante fuera de forma y no llegó a jugar muchos minutos en Nacional. Tuvo algunos momentos interesantes como en el partido contra Rampla Juniors por el Clausura donde mostró su calidad como pasador.

Se fue a mitad del año 2020 cuando terminó su contrato y  ya ni siquiera era considerado por Gustavo Munúa para el primer equipo.

RODRIGO PASTORINI: Durante la primera mitad de 2019 jugó para Wanderers donde convirtió 7 goles en 12 partidos que disputó. Vino para cubrir la baja de Octavio Rivero y lo cierto es que no rindió nada.

A comienzos de este año volvió a Wanderers y actualmente se encuentra como jugador libre.

CRISTIAN DUMA: Un jugador cuya contratación fue criticada puesto que "llegaba como apuesta para jugar en la reserva" y era un jugador de 23 años. Este delantero hizo bastantes goles en la reserva pero en Primera no tuvo ninguna oportunidad. Se fue sin jugar un minuto oficial en el primer equipo este delantero argentino que hizo goles en el ascenso de su país.

De los 14 jugadores que fueron incorporaciones de Nacional en 2019, se puede decir que solamente uno de ellos logró ser titular indiscutido y solamente cinco de ellos terminaron siendo recambios adecuados o rindieron seguido.

Ayrton Cougo, el primer refuerzo de 2020.

Tras campeonar en 2019, Nacional debía reforzarse para retener el campeonato y poder competir en la Copa Libertadores. Los refuerzos que llegaron a comienzos de este año fueron cinco (no cuenta Agustín González puesto que era jugador del club y estaba a préstamo) y llegaron para cubrir puestos que se precisaban: un zaguero tras la salida de Felipe Carvalho, un volante central para cubrir la baja de Rafael García y un lateral izquierdo para cubrir la baja de Matías Viña cuya salida era inminente aunque pensaban que se iba a mitad de año.

Llegaron a comienzos de 2020 Ayrton Cougo (cedido desde Libertad de Paraguay), el paraguayo Miguel Jacquet (desde Godoy Cruz), el volante argentino Claudio Yacob (desde el fútbol inglés) y también llegaron el lateral derecho Mathías Suárez (cedido desde Montpellier de Francia) y el zaguero o lateral Agustín Oliveros (Racing de Montevideo) debido a que los rendimientos de Cougo no fueron los esperados y que Viña fue vendido al Palmeiras.

¿Cómo fue el rendimiento de los jugadores que llegaron en esta primera mitad?

AYRTON COUGO: Comenzó mal y tuvo partidos malos. Después, cuando agarró continuidad, tuvo algunos partidos correctos y se terminó afianzando aunque sin mostrar ni por asomo el buen nivel que tenía en Defensor Sporting.

Terminó su cesión el 31 de diciembre y retornó a Libertad de Paraguay puesto que el nuevo entrenador anunció que lo quería de nuevo en el equipo.

MATHÍAS SUÁREZ: Apriori era buena contratación para el lateral derecho por los pergaminos que tenía, pero lo cierto es que nunca tuvo un partido correcto en su pasaje por el club. Desde que terminó el Apertura no jugó más y al terminar su cesión retornó a Francia.

Su contratación fue muy discutida debido a que manifestó públicamente ser hincha de Peñarol y varias actitudes que tuvo en el pasado jugando contra Nacional mientras era jugador de Defensor Sporting.

MIGUEL JACQUET: El paraguayo por lejos fue la peor contratación del 2020. Dos partidos como titular frente a Liverpool (por Super Copa Uruguaya) donde salió en el entretiempo por pésimo rendimiento y Wanderers (por el Apertura) donde fue expulsado. Salvo por unos pocos minutos frente a Estudiantes de Mérida por la Libertadores, nunca más vio acción. Terminó su contrato y se marchó con mucha pena y nada de gloria.

CLAUDIO YACOB: El argentino era otro que pintaba para ser buena contratación pero lo cierto fue que nunca justificó su titularidad. Lento y tosco, aunque tuvo muchos - pero inmerecidos - minutos en el primer equipo. Terminó contrato y se marchó con más pena que gloria.

AGUSTÍN OLIVEROS: Se demoraba su contratación puesto que no se decidían. Se decía que no podía entrar debido a haber descendido con Racing. Lo cierto es que jugó un aceptable Pre Olímpico con la selección uruguaya Sub 23, se interesó Peñarol y Nacional salió al cruce. El jugador, quiso ponerse la blanca - se declaró hincha tricolor - y cuando jugó lo hizo bien.

Actualmente está en el club y tiene contrato hasta diciembre de 2021. Es el único de los que llegó que pudo ser indiscutido y el único que continúa aún en el club.

El brasileño Felipe Gedoz en su pasaje por Defensor Sporting. 

Para la segunda mitad, tras el parate obligado por la pandemia; llegaron cinco jugadores más a Nacional en diferentes momentos. Para el último tramo del Torneo Apertura llegaron los brasileños Felipe Gedoz y Paulo Vinicius mientras que para el arranque del Intermedio se incorporaron Emanuel Villar desde Cerro, Ignacio Lores tras un pasaje interesante por Wanderers y retornó al club el volante o zaguero Rafael García.

FELIPE GEDOZ: El mediapunta brasileño llegó con inactividad y pasado de peso. Poca participación y tras dos meses en el club - donde ya no contaba mucho - fue cedido hasta que finalice su contrato a un equipo del ascenso de su país.

PAULO VINICIUS: Un zaguero brasileño nacionalizado húngaro y que jugó para dicha selección. Vino como recambio para la zaga debido a que Jacquet no conformaba. Había empezado bien, pero luego su rendimiento fue cada vez peor hasta no contar. De titular, pasó a ser el cuarto o quinto zaguero.

Este año iba a seguir, pero viajó a Brasil por temas personales y en la jornada de ayer, su contrato que lo unía a Nacional; fue rescindido por ambas partes.

IGNACIO LORES: Un jugador que se declaró hincha de Peñarol y jugó un año y medio para ellos entre 2018 y 2020. A comienzos de 2020 fue dejado libre por los manyas, recaló en Wanderers y - tras enfrentamiento con Larriera - fue separado del plantel y dejado libre. Nacional lo contrató por un pasaje interesante en los bohemios pero lo cierto es que Lores en Nacional no pudo demostrar nada.

Sin mencionar que al ser hincha declarado de Peñarol generó su contratación mucha resistencia entre los hinchas.

EMILIANO VILLAR: Un joven delantero que vino desde Cerro como alternativa para el puesto de "9" o para acompañar al punta. No es ningún fenómeno sino que llegaba como una apuesta. Pocos minutos y un gol a Boston River.

RAFAEL GARCÍA: Se fue este año al comienzo y retornó para jugar el Intermedio. Llegó debido a que los dirigentes querían que retornara porque era un jugador de la casa y lo consideraban un referente.

Jugó algunos minutos al principio pero, Giordano lo mandó a la cancha contra Peñarol en el clásico - salió en el entretiempo - y contra River por la Libertadores donde quedó evidenciada la inactividad de Rafa.

Si bien en el 2019 hubo algunos aciertos, hubo muchos errores; pero en 2020 todas las incorporaciones - salvo Agustín Oliveros y Ayrton Cougo en algunos partidos y no mucho más - han decepcionado.

Para 2021, cuando comience el Apertura; los directivos deben afinar la puntería, buscar jugadores que vengan y demuestren. También traer lo que se precisa y no mucho más.