Lo que venía siendo un rumor en las redes sociales y que luego se extendió a las páginas deportivas y finalmente a páginas oficiales de Nacional, terminó de hacerse realidad en la jornada de ayer. El futbolista argentino ex Inter de Porto Alegre Andrés D´Alessandro se convirtió en jugador de Nacional.

D´Alessandro en su presentación como nuevo jugador del Decano.

¿Quién es Andrés D´Alessandro? Es un futbolista de una amplia trayectoria de más de 20 años como profesional. Comenzó su carrera en River Plate, durante la época que en el club estaban Javier Saviola, Ariel Ortega, Pablo Aimar, Leonardo Astrada, los colombianos Mario Yepes y Juan Pablo Ángel, Esteban Cambiasso, Fernando Cavenaghi, Roberto Bonano, y varios jugadores más que brillaban en el conjunto de Núñez.

Es un "10" que se caracterizaba por la gambeta, saber armar jugadas y además también convertía goles. Tiene en su palmarés cuatro campeonatos locales con River Plate,  varios títulos locales con el Inter de Porto Alegre, una Libertadores con el colorado gaúcho y dos Recopas Sudamericanas; una con Inter de Porto Alegre en 2011 y otra con River Plate en 2016.

D'Alessandro junto a Javier Saviola previo al mundial sub-20 de 2001 disputado en la Argentina. Fueron los mejores jugadores del mismo.

Eso a nivel de clubes, pero a nivel de selecciones fue campeón olímpico en Atenas 2004 con la selección argentina y también campeón del mundo sub -20 con la selección argentina en el 2001. Cabe destacar que en ese mundial brilló junto a Javier Saviola - que fue el mejor jugador del mundial y el goleador - su compañero en River Plate y además, en ese mundial, "se metió por la ventana" debido a la lesión del ex futbolista de Independiente Livio Prieto.

Sus comienzos en River Plate.

Este jugador nacido un 15 de abril de 1981 en La Paternal, debutó en Primera División con River Plate el 28 de mayo cuando contaba con 19 años. En el "Millo" estuvo hasta 2003. Durante ese primer pasaje, obtuvo el Clausura 2002 y el Clausura 2003. Sus buenas actuaciones atrajeron la atención de clubes poderosos para hacerse con su fichaje, entre ellos el Barcelona y la Juventus.

D'Alessandro en el Wolfsburgo de Alemania.

En julio de 2003, por 11 millones de euros mediante, fue transferido al Wolfsburgo de la Bundesliga. En el equipo alemán militó durante tres temporadas jugando 74 partidos, marcando 12 goles y dando 19 asistencias, pero nunca terminó de adaptarse del todo.

En 2006 tuvo que salir cedido del equipo alemán debido a un problema con el técnico, el ex mundialista alemán Klaus Augenthaler. El entrenador lo criticaba debido al poco compromiso del argentino con el equipo.

Jugando para el Portsmouth de Inglaterra.

Para la segunda mitad de la  temporada 2005/2006 fue cedido por el club alemán al Portsmouth que estaba luchando por la permanencia en la Premier League. En el conjunto inglés, cosechó 13 partidos y apenas un gol al Charlton teniendo una muy magra campaña. Luego de ese pasaje por el club inglés, al finalizar la temporada, retorna a Alemania pero es cedido nuevamente por el Wolfsburgo.

Andrés D'Alessandro jugando para el Zaragoza.

Su próximo destino fue el Real Zaragoza de España donde estuvo dos temporadas. En la primera, tuvo un gran destaque jugando con su compatriota Pablo Aimar en la creación de juego. Si bien no convirtió muchos goles, fue habitual titular y cuajó muy buenas actuaciones; eso hizo que los españoles compraran su ficha en tres millones y medio de euros.

En la segunda temporada en Aragón, tuvo varios problemas con su compatriota Pablo Aimar, con el técnico y terminó siendo separado del plantel.

En San Lorenzo fue compañero de Gonzalo Bergessio, nuestro actual capitán.

En 2008, a pedido de Ramón Díaz - su entrenador en River - retorna a Argentina para jugar por San Lorenzo de Almagro. Su pasaje por el equipo de Boedo no fue del todo bueno. Marcó apenas dos goles y dio cuatro asistencias en 24 partidos. Terminó en el cuarto lugar en la tabla de posiciones y en la Libertadores de 2008 llegaron a cuartos de final tras caer con Liga de Quito que fue el campeón de dicha edición.

En Inter de Porto Alegre llegó su consagración.

Desde julio de 2008 hasta diciembre de 2020 fue jugador y referente del Inter de Porto Alegre, salvo por un breve período de 2016 que retornó a River Plate, el equipo que lo vio nacer como futbolista.

En el Inter de Porto Alegre ganó 11 títulos que se reparten entre 8 locales y 3 internacionales; entre los que se incluyen la Copa Sudamericana (2008), la Copa Libertadores (2010) y la Recopa Sudamericana (2011). Tiene en el Inter de Porto Alegre más de 500 partidos y cerca de 90 goles.

En un período intermedio durante su estancia en Brasil, retorna a River Plate para ganar la Copa Argentina y la Recopa Sudamericana en 2016.

Con la selección mayor de Argentina.

Además de ser seleccionado argentino a nivel sub - 20 y sub -23 (siendo campeón del mundo y campeón olímpico respectivamente) también integró la selección mayor entre 2002 y 2010. En la selección argentina a nivel de mayores, jugó la Copa América de Perú siendo subcampeón en una recordada final ante Brasil y las eliminatorias para Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 pero no fue convocado para las respectivas citas. También disputó varios amistosos con Argentina.

Para la selección mayor jugó 24 partidos, convirtió 3 goles y dio 7 asistencias; aunque muchas veces - con Bielsa como técnico - jugaba como puntero izquierdo y con otros técnicos como Pekerman no siempre fue titular.

Hoy, a poco de cumplir los 40 años llega a defender su séptima camiseta (octava si contamos la de Argentina) y él mismo dice que es un desafío. Esto dijo de acuerdo a sus palabras: “Sabía que tenía que estar en un club lleno de glorias y así será: en
2021 seré jugador del Club Nacional de Football '' cumpliré un sueño profesional y lo daré todo, con respeto, compromiso y dedicación para hacer todavía más grande al Decano del fútbol uruguayo”.

Pero, sin polémica mediante en las páginas oficiales del Inter de Porto Alegre puesto que era muy querido y varios hinchas del colorado se ofendieron por su salida diciendo que "es un mal agradecido".