Siguen los ruidos por la no renovación de algunos contratos de los jugadores de Nacional que culminaron los mismos en la jornada del 31 de diciembre.

Algunos pertenecían al club y otros estaban a préstamo, la directiva resolvió no renovar por diferentes motivos.

¿Qué dicen los hinchas al respecto? En algunos casos se genera unanimidad, como en el caso de Mathías Suárez que nunca conformó y en otros hay mucha división.

En el caso de Sebastián Fernández y Gonzalo Castro, muchos hinchas coinciden - en varias redes sociales - que los contratos debieron habérseles renovado porque "son hinchas del club y sienten la camiseta"; pero muchos dicen que estuvo bien la no renovación puesto que "eran ciclos que estaban cumplidos". En el caso particular del "Chory", muchos sostienen que deportivamente - pese a cumplir ya los 36 años - podría dar una mano y que se lo debió dejar al menos hasta que finalice el Clausura; pero también hay otros que señalan su conducta poco profesional que es de conocimiento público. Lo cierto es que tanto Gonzalo Castro como Sebastián Fernández no jugarán más con la camiseta tricolor y estarían buscando otro destino deportivo o bien pensando en poner punto final a sus carreras.

En este presente post, se hablará de los aportes de los futbolistas que terminaron contrato y no se renovaron; dejo claro los motivos que son de acuerdo a fuentes relevadas y sus actuaciones en el tricolor desde que llegaron.

Hasta ahora, son las salidas confirmadas, no así la del volante Felipe Carballo que terminó el préstamo desde Sevilla y se negocia una extensión del mismo.

LUIS MEJÍA, ARQUERO.

Llegó desde Fénix en 2015 y siempre le tocó estar a la sombra de Esteban Conde tras el retiro de Gustavo Munúa. Las veces que le tocó entrar, siempre demostró que era arquero de cuadro grande. En 2019, tras los malos rendimientos de Conde y sus actuaciones; se ganó en buena ley la titularidad siendo pieza clave del equipo campeón.

En este 2020 que se fue, tuvo algunos bajones como la mala salida en el clásico del Apertura que posibilitó el empate de Peñarol. Cuando se lesionó o fue convocado con su selección,  fue reemplazado por Sergio Rochet que cumplió con creces hasta quedar como titular. Mejía se molestó y tuvo una actitud mala al retirarse de Los Céspedes al enterarse que iba a ser suplente. Creo que esto fue determinante para su salida, sin mencionar que iba a ser convocado por Panamá y que iba a estar mucho tiempo afuera.

Nacional pierde un referente y un gran arquero; ahora deberá buscar un suplente y pueden ser Darío Denis o Sebastián Fuentes.

MIGUEL JACQUET, ZAGUERO CENTRAL.

Llegó a comienzos del año pasado como "la incorporación" para la defensa de Nacional tras la salida de Felipe Carvalho. Lo cierto es que lo poco que jugó, decepcionó. Salió de titular frente a Liverpool en la final de la Supercopa y contra Wanderers en el Apertura mostrando malas actuaciones y muchas falencias. Después, vio acción unos minutos contra Estudiantes de Mérida cuando Munúa para cuidar jugadores, decidió colocar una línea de cinco hombres. Lo cierto, es que nunca más jugó, se buscó rescisión de contrato e incluso nuestro presidente salió a declarar que "no era lo que realmente se precisaba".

No se renovó justificadamente su contrato y quedó libre; al parecer volvería a Paraguay a enrolarse en un equipo.

MATHÍAS SUÁREZ, LATERAL

Esta incorporación fue quizás la más decepcionante puesto que llegaba con cierto cartel de haber jugado en Francia y en la selección mayor. Apriori una contratación que era bastante interesante puesto que se desempeñaba como lateral por ambos costados pero llegaba con recelo por haber declarado públicamente ser hincha de Peñarol y en el pasado tuvo actitudes deplorables jugando en Defensor Sporting frente a Nacional.

Con Munúa fue asiduo como titular y nunca pudo lograr un nivel aceptable, hasta que Giordano lo terminó borrando del todo.

Al no tener la consideración del técnico y que su rendimiento jamás haya conformado, es obvia y hasta totalmente justificada la no renovación de su vínculo. Termina su contrato y volverá al Montpellier que es el dueño de su ficha.

AYRTON COUGO, LATERAL.

Fue el primero en llegar el año pasado, a préstamo desde Libertad de Paraguay puesto que el técnico (el argentino Ramón Díaz) no pensaba tenerlo en cuenta en el plantel del "gumarelo".

Apriori, por lo visto en Defensor Sporting, era una incorporación muy buena y se le consideraba el reemplazante de Matías Viña. Comenzó mal los rendimientos, pero en el último semestre había comenzado a levantar algo pero alternando malas con buenas.

Termina su préstamo y no se renovará, puesto que Daniel Garnero - nuevo técnico de Libertad - anunció que lo quiere en el plantel y lo tendrá en cuenta.

CLAUDIO YACOB, VOLANTE

Otro que llegó como estrella y terminó estrellado. El argentino llegaba desde el fútbol inglés y si bien al principio mostró algo, fue solamente en los primeros partidos. Después fue apagándose y sus rendimientos fueron cada vez peores. Con Munúa era titular seguido, con Giordano fue teniendo cada vez menos minutos hasta casi no ser considerado siquiera.

Al no renovar, Nacional se ahorra de pagar uno de los sueldos más altos para un jugador que no rindió y que no iba a ser titular.

AGUSTÍN GONZÁLEZ, VOLANTE.

Un jugador producto de nuestras inferiores que estuvo varias veces a préstamo y que en los clubes que estuvo (IASA, Torque y Progreso) mostró un buen rendimiento.

En Nacional, que volvió a comienzos del año pasado, apenas pudo jugar unos minutos en los amistosos de verano, unos minutos contra Progreso en el Apertura y unos minutos durante el Intermedio; sin tiempo para destacar.

Se lo deja libre porque ya tiene 24 años casi y hay juveniles que piden cancha; sin mencionar que delante suyo tiene a Neves, Trasante, Emiliano Martínez, Cartagena y se busca renovar con Felipe Carballo.

SANTIAGO RODRÍGUEZ, MEDIAPUNTA

Un caso que es bastante raro. Fue subido por Domínguez a comienzos de 2019 donde arrancó "para comerse a todos crudos" y llegó a estar valorado en "una cifra de ocho dígitos" sin mencionar de que se corrió el rumor de que el Chelsea en 2019 iba a poner arriba de la mesa 12 millones de libras esterlinas por él. Después del gran Apertura 2019 de Santiago, fue a la selección juvenil y no anduvo. Allí se pinchó y además se lesionó. Cuando volvió no era el mismo ya que su rendimiento no era el que había mostrado previamente.

En 2020 mostró mucha irregularidad, su representante salió a decir públicamente que Nacional lo perjudicaba y si bien hizo algunos goles, lejos estuvo de ser un jugador gravitante. Fue vendido al Grupo City dejándole 3,5 millones de euros a Nacional.

No daba para que siguiera y con respecto a la venta, fue lo mejor que se pudo sacar con un jugador que no estaba rindiendo.

RODRIGO AMARAL, MEDIAPUNTA

Genio incomprendido...Eterna promesa...En fin, un jugador que tiene condiciones pero que demostró no ser nada profesional. En su primer pasaje, varios problemas con él y los entrenadores, se fue a Racing de Avellaneda y a comienzos de 2019 fue el primer refuerzo de Nacional para el Campeonato Uruguayo y la Libertadores.

Había mostrado algunos chispazos pero, cuando venía repuntando, se lesionó feo y recién iba a volver en 2020. Cuando retornó, volvió a ganar peso - no precisamente en masa muscular - y no era tan tenido en cuenta. Entraba y después de 30 minutos o menos, se notaba que estaba cansado por el sobre peso. En el Intermedio Giordano le volvió a dar chances, mostrando solamente algún chispazo y nada más. Giordano terminó borrándolo porque era más de lo mismo y porque si cumplía tantos partidos en el año, renovaba automáticamente por una cláusula.

En cuanto a la no renovación de Rodrigo Amaral, considero que estuvo bien puesto que tuvo su segunda oportunidad y no supo aprovecharla. Además, no se puede seguir perdiendo el tiempo con un jugador que tiene todas las condiciones pero que no es nada profesional.

GONZALO CASTRO, MEDIAPUNTA

Volvió en 2018 al club que lo vio nacer y si bien al comienzo se mostraba fuera de forma, en 2019 fue uno de los jugadores claves del campeón junto con Mejía, Viña, Neves, García y Bergessio. Sin mencionar los goles clásicos del Chory.

Este último año, las lesiones lo tuvieron apartado pero se notaba que en el equipo era clave. La cuestión de la salida del Chory fue algo extra deportivo y que es de conocimiento público.

Capaz, al ser un jugador que mostraba buenas cosas en la cancha y que en los clásicos rindió, se lo debió haber dejado hasta terminar el Clausura tomando en cuenta lo deportivo; pero al estar en actitudes poco profesionales, los directivos tuvieron acierto en la no renovación.

SEBASTIÁN FERNÁNDEZ, DELANTERO.

Un hincha en la cancha y que en su momento resignó dinero para cumplir el sueño del hincha. Vino en 2014 con 29 años y se retira hoy, seis años después.

Con respecto a "Papelito" hay diferencias entre los hinchas en las redes sociales; algunos dicen que debía quedarse porque "es un líder positivo y referente" y otros que consideran que el ciclo estaba terminado hacía dos años.

Con respecto a "Papelito", es cierto que ya no le daba, que cada vez jugaba menos y que era un sueldo alto (de los que más ganaba) para no ser suplente ni siquiera en los últimos tiempos. Lo cierto es que le hizo varios goles a Peñarol, nunca se achicó en los clásicos y que tuvo sus buenos momentos en el campeonato del año 2019. El gol de taco frente a Rampla en la victoria de Nacional por 4 a 3 y el pase a Zunino en la final por el Uruguayo frente a Peñarol. Se renovó por ello el contrato para 2020 y porque Munúa lo consideraba un referente.

En este 2020, como se dijo, su participación era cada vez menor. Capaz, si él hubiese optado irse tras la obtención del Campeonato Uruguayo 2019, se hubiera ido por la puerta grande y con otra imágen.