Algunos periodistas como Alberto Kesman comentaban con asiduidad que se estaba esperando a que el Zorrito Suarez volviera de la lesión para integrarlo  al equipo desplazando a Armando Mendez, de muy buena gestión en la última final del Uruguayo anterior marcando a Pelistri.

Lo cierto es que en las diferentes formaciones con las que aprontó Nacional de cara a este clásico, en virtud de la lesión del buen lateral tricolor no pudo participar.

No pudimos ver el partido de preparación que Nacional jugó y ganó 2x1 contra Liverpool, el Sábado 1º de Agosto, pero sabemos que en ese partido, que el tricolor ganó con goles de Gonzalo Bergessio y Santiago Rodríguez, en el equipo titular Munúa alistó a: Meijia; Mendez, Corujo, Laborda y Cougo; Yacob, Neves y Carballo; Santiago Rodríguez, Bergessio y Gonzalo Castro.

En ese partido salió Corujo lesionado y se comunicó que Nacional no podrá contar con él para el encuentro del próximo Domingo frente al clásico rival.

La prensa especula respecto a como rearmará Munúa la Línea de cuatro, proponiendo cinco integraciones defensivas posibles.

1) Mathías Suárez, Renzo Orihuela, Mathías Laborda, Agustín Oliveros. Esta alternativa está planteando la titularidad de Mathías Suarez respecto de Armando Méndez y además el reemplazo de Corujo por Orihuela, debido a la lesión. También está agregando a un jugador de experiencia y picardía como Suarez a una línea de cuatro conformada por jugadores muy jóvenes, dos de los cuales estarían debutando como titulares frente a Peñarol en el primer equipo.

Pese al aporte de la experiencia, teniendo en cuenta que por un lado Suarez viene con muy poco tiempo de futbol respecto de compañeros y fundamentalmente, rivales debido a la lesión que le impidió jugar la totalidad de los partidos de entrenamiento que hiciera Nacional preparando el clásico.

Quizás los puntos a favor de ésta formula provienen del hecho que al comienzo del Torneo Apertura, para Munúa Suarez era titular frente a Mendez y que se espera un partido muy tenso para  Nacional, que tiene como nunca la obligación de ganar por venir antepenúltimo, posición de la que debe urgentemente zafar y enviar allí a su próximo oponente.

2) Armando Méndez, Mathías Laborda, Agustín Oliveros, Mathías Suárez. En esta opción se estarían haciendo dos cambios para reemplazar a Corujo. Por un lado se está desplazando a Agustín Oliveros a una posición donde ha jugado, pero es su posición secundaria y se le está haciendo a Mathías Suarez jugar como dijimos antes, con pocos minutos de futbol y encima con el perfil cambiado. Tampoco parece la mejor opción.

3) Mathías Suárez,  Mathías Laborda, Agustín Oliveros, Ayrton Cougo. Aquí se estaría incluyendo en el equipo a dos jugadores que no venian jugando como titulares y haciendo jugar fuera de su puesto principal a un debutante absoluto en clásicos. Parece una fórmula con la que soñaría con alegría Forlán.

4) Armando Méndez, Mathías Laborda, Agustín Oliveros, Ayrton Cougo. Siendo menos de terror que la fórmula anterior, tampoco parece lógico trasladar a Oliveros al centro y poner a Cougo marcando el lateral, cuando en los partidos de preparación para el clásico se optó por otras formulas.

5) Armando Méndez, Renzo Orihuela, Mathías Laborda, Agustín Oliveros. La dejamos para el final porque para nosotros es la que tiene menos perjuicios. Nacional tiene una baja y la reemplaza haciendo un solo cambio. Entra Orihuela.

Algunos dirán que fue la fórmula que utilizó Munúa en el 2do tiempo contra Cerro Largo, partido en el cual Nacional venía ganando 2x0 y en el segundo tiempo los arachanes pasaron 3x2. Pero también hay que recodar que en ese partido también en el 2º tiempo, salió Neves por recarga muscular y entró en su lugar Amaral, con lo cual el poder de quite del tricolor bajó considerablemente y la labor de la línea de cuatro se recargó notablemente. Ojo que el comentario no va en detrimento de Rodrigo, pero realmente son jugadores muy distintos Amaral y Neves y lo es también la consecuencia de tenerlos en cancha.

De todas formas, sea cual fuera la opción que elija Munúa, que no es facil, porque obliga a elegir entre la experiencia y la juventud, el resultado puede desdramatizarse en algo por el hecho de que en los partidos que restan del Torneo Apertura se van a poder hacer cinco cambios. Así que existe la posibilidad de corregir.