Hay una segunda parte de jugadores que fueron en su momento codiciados por ambos grandes, incluso hasta hay varios casos olvidados y otros que fueron ignorados en su momento; porque se los han querido "soplar".

Uno de los que siempre se habló y de forma reciente fue Rodrigo Aguirre, que militó en Nacional en el 2017 y actualmente se encuentra en Ecuador.

Rodrigo Aguirre comenzó su carrera en Liverpool en el 2011 para luego en 2014 pasar al Udinese de Italia.

Rodrigo Aguirre en Liverpool

A mitad de 2016 y a comienzos del 2017 se hablaba de la llegada de Rodrigo Aguirre para reforzar el ataque mirasol pero lo cierto fue que - gestión de Bentancur mediante con el Udinese - Aguirre se puso la blanca.

Rodrigo Aguirre en Nacional, año 2017

Pese a no salir campeones, el paso de Rodrigo Aguirre en Nacional fue bastante positivo, ya que en 33 partidos jugados en el club marcó 14 goles y dió 7 asistencias.

Hugo Silveira en Cerro

Otro por el cual ambos grandes "mostraron interés" fue en el ex Cerro Hugo Silveira. Damiani decía que estaba interesado en el delantero pero lo cierto es que jamás concretaba y - unos cientos de miles de dólares luego - el moreno se puso la tricolor. Los números en Cerro eran bastante dudosos para la llegada del jugador a Nacional, ni siquiera fue solicitado por el DT Martín Lasarte, sino que fue más una jugada de Rodríguez y Lembo para "soplárselo" a Peñarol.

Hugo Silveira festejando un gol en Nacional

Hugo Silveira tuvo un buen Transición 2016 pero en 2017 su año fue bastante olvidable ya que tuvo un bajísimo promedio de goles. En 2018 tuvo un paso por Kazajistán y luego por Tigre. Actualmente se encuentra en Patronato de Paraná, también de la liga argentina.

Otro jugador que fue contemporáneo casi de Aguirre y Silveira fue el "Huevo" Brian Lozano, campeón con la Sub 22 Uruguaya en los Panamericanos de Toronto en el año 2015.

Brian Lozano, en sus comienzos en Defensor Sporting

Brian Lozano, actual jugador del Santos Laguna de México, comenzó en 2014 en Defensor cuando fue ascendido al plantel principal; ganó la medalla dorada en Toronto al otro año y en diciembre de 2015 fue transferido al América de México. A mitad de 2016, se hablaba de su venida a Nacional pero salieron en las redes a decir que era manya declarado y Peñarol se metió a pujar por el jugador.

Brian Lozano festejando uno de sus tres goles a Liverpool jugando para Nacional

La cuestión es que en 2016 llegó para reforzar al tricolor, con la declaración del jugador que era hincha carbonero y con ellos pujando. Lozano declararía que arregló con Nacional porque había mostrado primero su interés en contratarlo y que Peñarol tampoco mostró interés real.

Lo que se recuerda del pasaje de Lozano en Nacional fueron aquellos tres goles a Liverpool y no mucho mas.

Milton "Tyson" Núñez en Nacional

Si bien Tyson Núñez tuvo su historia grande en Nacional, lo que muy pocos saben es que mientras él entrenaba a prueba en el tricolor, directivos de Peñarol se acercaron al jugador para contratarlo. No llegó a haber más contactos, puesto que los dirigentes presididos por Dante Iocco fueron rápidos y se aseguraron el concurso del jugador hondureño...el resto es la historia que todos conocemos.

Si bien hubo varias pujas ganadas por Nacional, hubo otras mas que fueron ganadas por los carboneros. Una de ellas fue la del futbolista bohemio Nicolás Albarracín.

Nicolás Albarracín en Wanderers

Nicolás Albarracín comenzó en Wanderers por el 2011 y en 2015 hubo interés de los dos grandes en intentar contratarlo. La cuestión es que el futbolista, por el representante y porque era hincha de Peñarol, se inclinó por el carbonero. En ese año fue bastante irregular el desempeño de Albarracín.

Nicolás Albarracín con la camiseta de Peñarol

Ahora, de regreso en Wanderers, está tratando de retomar su nivel previo al pasaje por Peñarol; que lo cedió previamente al Deportivo Cali de Colombia y al Lugo de España.

Otro bohemio por el cual se interesaron ambos grandes fue el caso del zaguero Gerardo Alcoba que en la temporada 2006/07 fue el mejor en su puesto.

Gerardo Alcoba con la aurinegra

A fines de la temporada ganada por Danubio, ambos grandes se proponían reconquistar nuevamente el Uruguayo. Peñarol pensaba armarse hasta los dientes con la llegada de Matosas a la dirección técnica mientras que Carreño en Nacional había pedido jugadores que hacían falta para cubrir los puestos. La cuestión es que tanto Matosas como Carreño habían solicitado la contratación del mismo futbolista para el puesto de zaguero: Gerardo Alcoba. Incluso Carreño lo quiso convencer de firmar para Nacional ya que él lo había dirigido en Wanderers.

La cuestión es que porque Alcoba era carbonero y porque Paco Casal había entrado en conflicto con el entonces presidente tricolor Alarcón, llevó al futbolista a Peñarol.

Carlos Camejo

Otra que muy pocos recuerdan es que a fines del 97 y principios del 98, Gregorio Pérez luego de lograr el quinquenio con el carbonero, pensaba reforzar el equipo no solamente para lograr el sexto campeonato uruguayo consecutivo, sino para ganar la Libertadores. Uno de los futbolistas que pretendió sumar fue a Carlos Camejo, que había logrado en dos años el ascenso de Villa Española de la C a la A. Pero, la cuestión es que Carlos Camejo era hincha de Nacional y los tricolores se movieron más rápido; sin tomar en cuenta que el carbonero quería lograr el retorno de Diego Dorta y además tenían varias alternativas para el puesto de 5.

Este último es quizás el más sorprendente de todos, puesto que ambos se interesaron pero no llegaron casi a pujar.

Gabriel Álvez

Gabriel Álvez surgió en Defensor Sporting en 1994 y luego pasó a jugar en Independiente en 1995, pero no tuvo mucha continuidad. Fue dirigido en el rojo por Gregorio Pérez y cuando retornó en el 97 para dirigir a Peñarol, Álvez fue uno de los pedidos para luchar por el quinquenio. La cuestión es que Independiente no lo quiso ceder ya que quedaba un año de contrato y pretendían "recuperar la inversión hecha en su momento".

A comienzos del 98, volvió a manejarse como posibilidad Álvez para el carbonero pero no se cristalizó. Se quedó Luis Romero y además habían llegado desde Basañez y Central Español respectivamente Walter Pandiani y José María Franco.

Cuando surgió la posibilidad de Nacional, Álvez fue fichado porque iba a tener más chances de pelear un lugar; debido a que Peñarol tenía el equipo armado y Nacional, a comienzos del 98; comenzaba su reconstrucción e iba a tener más oportunidades de pelear un lugar.

Al principio no era titular pero a veces entraba y aportaba algún gol o jugada importante. A la segunda mitad del 98 logró ser el delantero titular pero en el 99, pese a que Nacional no salió campeón, se coronó como el goleador de la temporada. Se fue a mitad del 2000 a Grecia y retornó en el 2003 por primera vez; pero sólo fueron 6 meses. En 2005 tuvo su último pasaje por el tricolor que no fue tan bueno como los dos anteriores.