Bueno, siempre en todas las partes del mapa futbolero los mejores jugadores son codificados por los grandes equipos y el Uruguay no fue la excepción. Varios futbolistas fueron, por tanto, muchos de ellos, y varios casos, se guardaron, a veces, terminamos, nos pusimos de acuerdo, y nos pusimos de acuerdo. sin decir que varias veces quedamos engolosinados porque "se lo sacamos del buche". Dejo aquí algunos futbolistas por el cual ambos grandes en algún momento pujaron.

Pablo islas

Allá por el año 2000, Racing de Montevideo anuncia las siguientes 3 futbolistas argentinos para mejorar su planta, ambos cedidos por Daniel Lalín, ex presidente de su homónimo argentino: los veteranos Juan Kopriva y Jorge Reinoso y el delantero de Boca y Argentinos Juvenil Pablo Islas .

El delantero, durante el Apertura 2000 fue uno de los goleadores junto a Chevantón, lo cual llamó la atención de ambos grandes por el goleador argentino; Peñarol por la falta de gol y Nacional porque perdía a Gabriel Álvez y se buscaba un reemplazo.

Cuando el futbolista, de cara al Clausura de ese año llegaba a Montevideo para firmar con Nacional y era esperado por Balbi en el aeropuerto de Carrasco; había un dirigente de Peñarol que "de pesado" se lo quiso llevar. Eso generó una discusión en la cual "volaron algunos manotazos" (se dijo también que el dirigente mirasol había ido armado) que terminó con todos en la AUF donde se determinó que Islas tenía todo arreglado con Nacional y firmó para nosotros. El Contador Damiani tiró la siguiente frase: "Islas es carilindo y se pone caravanita, no es jugador para Peñarol".

Marcelo Zalayeta

En el 96 fue la revelación del torneo jugando para Danubio contando con apenas 17 años y, como pasaba en la época del Quinquenio, "se destacaba y al otro año su destino seguro era Peñarol".

La cuestión es que Nacional comunicó a Casal que pretendía contar con Zalayeta como refuerzo para intentar cortar el Quinquenio pero se encontró que Casal le comunicaba que "Danubio no va a vender a Zalayeta por este año"; algo que resultaba poco creíble puesto que en ese entonces los de la Curva estaban fundidos y precisaban vender urgente. Sin mencionar que era parte importante y figura de la Sub 20.

A los pocos días, Paco le entregó a Danubio un millón y medio de dólares y el jugador fue cedido a Peñarol. En ese año, Zalayeta fue figura en el mundial Sub 20 y tuvo destacados rendimientos en el carbonero. Se fue al terminar el campeonato a la Juventus de Italia y retornó en 2011 a Peñarol.

Vicente Sánchez

En el 2000 tuvo un destacado pasaje por Tacuarembó este puntero izquierdo y Hugo De León, a comienzos de 2001 lo pidió como refuerzo porque se iba Mario Regueiro.

Cuando estaba casi encaminado el pase, el mismo se dilató puesto que aparecieron los manyas en escena a interferir diciendo que estaban interesados en contar con el jugador. Los dirigentes de Nacional, en una avivada, "secuestraron" a Sánchez y cuando todo se calmó, fue a pedir pase para Nacional. Estuvo 6 meses en 2001 y en 2012 retornó para jugar dos años en Nacional.

Álex Silva jugando para Wanderers antes de ir a Peñarol

En el 2016 fue el mejor lateral derecho del campeonato y eso llamó la atención de ambos grandes por el futbolista bohemio.

Había chances para los dos puesto que la plata ofrecida era prácticamente la misma pero la balanza se inclinó hacia el carbonero puesto que le ofrecían ser titular mientras que en Nacional iba a llegar para ser suplente de Fucile y pelear el puesto. En Peñarol tuvo altibajos hasta que perdió la titularidad.

Actualmente, Álex Silva está jugando para Racing de Montevideo luego de un breve pasaje por el fútbol argentino.

Junior Arias

En esa segunda mitad de 2016 Peñarol afirmó haber armado "una selección local", puesto que los más destacados del torneo en su gran mayoría pasaron a jugar en Peñarol.

Uno de los goleadores del torneo fue Junior Arias de Wanderers por el cual Nacional estaba negociando con Liverpool para comprar un porcentaje del pase. La negociación se alargó como un mes puesto que Palma - presidente negriazul - no se terminaba de convencer con el pase del futbolista a Nacional. Entonces, apareció Peñarol en escena, ofreció más sueldo (luego de una charla entre los presidentes aurinegro y negriazul) y se llevó al futbolista.

Pablo Lima

El bolita Lima, campeón uruguayo en dos oportunidades con Danubio siempre dijo que en Uruguay solamente jugaba en la franja; pero a las palabras se las llevó el viento a comienzos de 2014.

A mitad del 2013 volvió a Danubio (había sido ofrecido o sonó en varias oportunidades para los grandes) con un contrato a rendimiento y durante el Apertura 2013 ganado por la franja fue figura convirtiendo varios goles de pelota quieta.

A comienzos de 2014, ambos grandes fueron a contratar al futbolista que quedaba con el pase en su poder, pero las intenciones de Lima eran quedarse en Danubio. Nacional le ofreció 25 mil dólares de sueldo en un año de contrato; Peñarol le ofrecía 15 mil pero un contrato de dos años. Lima, pese a todo, quería quedarse en Danubio si le hacían 2 años de contrato con un sueldo de 10 mil pero le dijeron que no.

Al final, el bolita se decidió por la oferta de Peñarol que si bien era menos sueldo era un contrato más largo. El paso de Pablo Lima por Peñarol fue sin pena ni gloria.

Ruben Paz

Pero, si vamos a una de las grandes peleas entre los grandes por jugadores, ninguna como la del pase de Ruben Paz.

En el 77 venía desde Artigas en ómnibus junto con Venancio Ramos y Mario Saralegui para firmar con Nacional, pero a mitad del camino, como si se tratase de un operativo policial, dirigentes de Peñarol frenaron el vehículo y "secuestraron" a los futbolistas para llevarlos a la sede a firmar con los aurinegros.

Venancio Ramos y Mario Saralegui firmaron, pero Ruben Paz había estado en Los Céspedes y tenía sus pertenencias allá. Los dirigentes de Peñarol, llamaron a su padre, lo trajeron a Montevideo, lo invitaron unas copas y cuando le hablaron de plata, fue a retirar de Los Céspedes las pertenencias de su hijo.

Nacional reclamó en la AUF por el pase del 10, pero ya había firmado para Peñarol y el contrato acababa de ser registrado.

Fernando Morena

El "potrillo", goleador histórico de Peñarol y con el récord de goles convertidos en una temporada, como todos sabemos surgió de River Plate y de niño era hincha de Nacional.

El presidente tricolor en aquel entonces, Restuccia, quiso traer a Morena pero le dijo que iba a jugar de puntero izquierdo y Morena pretendía jugar de 9.

El que tomó nota fue el presidente mirasol Cataldi, que su hijo era amigo de Morena y lo convenció de firmar para Peñarol.

Cristian Tabó con la camiseta de Racing

Un delantero que se disputaron los grandes en 2015 fue Tabó. Era un puntero derecho rápido que desequilibraba a velocidad pese a que tenía poco gol pero varias asistencias.

Peñarol estaba negociando con Racing y el pase era inminente, pero Eduardo Ache llamó a su par de Racing y en un par de días "Se lo sopló a Peñarol" y ese año Tabó fue campeón uruguayo con Nacional.

Bueno, si bien hubo y habrá más códigos en los dos grandes, estos fueron algunos en los que hubo "avivadas" y "secuestros"; Dándose una novela por los pases.