Bueno, mientras se espera por la llegada de los restantes jugadores a incorporar al plantel por parte del Club Nacional de Football, hay que recordar la incorporación de Alex Castro que sería el séptimo colombiano en jugar en el club.

Flavio Córdoba, Efraín Cortés y Carlos Valdés, tres que antecedieron a Castro.

No fueron muchos los jugadores colombianos que jugaron en el Club Nacional de Football y la mayoría de ellos jugaban como defensores, pero ¿Cómo le fue a Nacional con la contratación de futbolistas cafeteros?

La cuestión es que fueron bastante pocos y que casi ninguno de ellos llegó a completar un año en el club.

Repasemos entonces como fueron los pasajes de los futbolistas colombianos en el Club Nacional de Football.

Jorge "Gallegol" Ramírez.

El primero en llegar al club fue Jorge Ramírez Quesada a comienzos del año 1998 cuando Nacional tenía la misión de cortar el sexenio de Peñarol. Llegó desde el Cúcuta dirigido por Sergio Santín que logró el ascenso a la Primera División de Colombia en el cual se decía que "Gallegol" había sido uno de los pilares.

El ex directivo de Nacional, ex presidente de Cerrito y representante de jugadores Walter Audifred quiso traer otro goleador colombiano (Walter Escobar) pero se optó por Ramírez.

El primer partido del colombiano en el club fue un amistoso en el Campus ante el Sol de América de Paraguay que terminó cero a cero, pero hubo un toque a Sosa que lo habilitó bien y un remate que reventó el travesaño.

El primer partido oficial de Ramírez fue contra Peñarol en la Libertadores de 1998 y anotó el gol del empate pero el partido fue favorable al carbonero por dos a uno.

En el segundo clásico por la serie Nacional fue goleado y quedó la lesión seria que el colombiano le propinó a Nelson Olveira. La prensa lo mató y le dieron cerca de 5 partidos de suspensión.

Las malas actuaciones de Ramírez lo relegaron al banco de suplentes y contra Huracán Buceo en el último partido del Apertura 98 anotó su primer gol por el Campeonato Uruguayo.

Se decía que Ramírez "la rompía en las prácticas" pero en los partidos estaba siempre perdido. Se fue a comienzos de 1999 cuando rescindió su contrato. El paso de Ramírez por Nacional fue con mucha pena y poca gloria, pero podrá decir que jugó en un gigante de América y que fue campeón uruguayo.

Oscar Velazco, un delantero cuyo paso por el club fue anecdótico.

Un delantero que llegó bastante joven para jugar en las formativas del club pero se fue casi sin jugar. Solamente participó en un partido con la Primera de Nacional y se marchó del club.

Su carrera después se repartió entre el fútbol de Trinidad y Tobago y el ascenso de la Argentina hasta que se retiró.

Flavio Córdoba, del darsenero a Nacional.

En 2011 llegó desde River Plate el zaguero colombiano Flavio Córdoba pero él ya tenía un trajinar por el fútbol uruguayo donde comenzó jugando para Huracán Buceo. En el darsenero cuando dirigía JR no era titular indiscutido pero entraba seguido.

A comienzos del 2011, cuando JR dirigía a Nacional, fue uno de los pedidos del entrenador para reforzar la defensa de Nacional. La cuestión es que Córdoba no tuvo muchas oportunidades y cuando le tocó jugar lo hizo mal.

Salió campeón uruguayo con Nacional y a mitad de 2011, tras no tener chances de jugar en el club, vino una oferta de Millonarios de su país y se marchó.

El pasaje de Córdoba por el tricolor apenas duró unos meses y se fue con mucha pena, aunque quedará en su currículum haber jugado y haber sido campeón con el Club Nacional de Football.

Efraín Cortés, un zaguero zurdo de breve pasaje.

A comienzos de 2013 Nacional fue a buscar un zaguero rápido y el elegido fue este jugador cafetero. Al principio por una vieja lesión se había desestimado su fichaje pero terminó fichando por Nacional.

Si bien en ese pasaje anduvo bien en lo personal y Nacional llegó a cuartos de final de la Libertadores, el Bolso quedó con las manos vacías puesto que el campeón de la temporada terminó siendo el tradicional rival.

No obstante, quedaron conformes con el rendimiento del colombiano y se lo quiso retener, pero a mitad de año estuvo la oferta del Pachuca mexicano y fue imposible.

Carlos Valdés jugando para la selección de Colombia.

Este había llegado en 2015 con un cartel impresionante y se pensaba que era la gran contratación de Nacional para el primer semestre de cara al Clausura y la Copa Libertadores: había ganado el año anterior la copa con San Lorenzo y había jugado para su selección siendo mundialista en Brasil.

Lo cierto es que el "Tiburón" Carlos Valdés se demoró en llegar, demoró en ponerse en forma y cuando le tocó jugar no lo hizo bien; al punto de que en la final por el Campeonato Uruguayo ante Peñarol terminó siendo relegado por Sebastián Gorga que jugó un partido notable.

El pasaje del "Tiburón" por Nacional apenas duró unos pocos meses en los cuales jugó apenas 8 partidos; fue un fracaso rotundo teniendo en cuenta el cartel del jugador y lo mal que jugó.

Sergio Otálvaro fue el último colombiano que estuvo.

En la segunda mitad de 2016 y cuando se iba a jugar el Uruguayo Especial, llegó desde Independiente de Santa Fé Sergio Otálvaro para ser el lateral derecho del glorioso tricolor.

De todos los colombianos que llegaron a Nacional fue el que mas jugó, ya que participó en 24 partidos con la casaca tricolor. El rendimiento de Otálvaro fue bueno y fue parte de los habituales titulares del equipo campeón del Uruguayo Especial 2016.

A mitad del 2017, tras no tener la continuidad deseada por el colombiano ya que Lasarte apenas lo tenía en cuenta, decidió marcharse al Olimpia de Paraguay.

Actualmente terminó su contrato con el decano paraguayo y se encuentra en condición de agente libre.

A resumidas cuentas, de los 6 anteriores colombianos que jugaron en Nacional apenas dos tuvieron un rendimiento por encima del aceptable y apenas Ramírez y Otálvaro duraron mas de seis meses en el plantel principal.

Veremos ahora que ocurre con Alex Castro, a ver si puede superar los rendimientos de Otálvaro y Cortés y si queda en la estadística como un colombiano que tuvo un buen pasaje por el club.