Inspirado por una nota que hoy salió en Ovación, quise armar este artículo que trata sobre cuatro jugadores tricolores que pasaron de tener cierto protagonismo a ni siquiera figurar. No pienso copiar todo lo de Ovación, sino ampliar un poco más la cuestión de estos cuatro jugadores y cuál podría ser su futuro a mediano plazo.

Estos cuatro jugadores actualmente forman parte del actual plantel pero han sido bastante relegados y - salvo que pase algo raro - sus respectivas situaciones han de permanecer incambiadas, o al menos todo parece indicar que va a ser así.

El equipo que jugó frente a Wanderers en la final de la Supercopa Uruguaya, parece ser la base de los que van a ser titulares.

¿Qué jugadores son los que tuvieron bastante protagonismo y ahora no son tenidos en cuenta? Los mismos son el zaguero Renzo Orihuela, el lateral derecho Armando Méndez, el mediapunta Pablo García y el delantero Thiago Vecino.

¿A qué se debió este relegamiento del equipo titular? Uno de los factores puede ser la llegada de nuevos refuerzos y el otro factor el tema de los jugadores que el técnico parece tener preferencia. Pero, analicemos cada una de las situaciones de los jugadores.

RENZO ORIHUELA

El primero de ellos es el zaguero Renzo Orihuela que comenzó la pretemporada de 2020 jugando como titular los partidos de preparación frente a River Plate y Rafaela bajo las órdenes de Gustavo Munúa. Sus rendimientos llamaron la atención del Grupo City que hizo oficial la compra de su ficha el 13 de febrero del mencionado año pero quedó en calidad de cedido en Nacional durante dos temporadas. La compra de hizo inicialmente en 1,6 millones de dólares pero en caso de que fuera transferido a alguno de los equipos que forman parte del Grupo City, Nacional recibiría más millones; y muchos más si llega al Manchester City. Tiene 20 años y debutó profesionalmente en la victoria tricolor por 3 a 1 frente a Estudiantes de Mérida donde anotó el segundo gol tricolor. Debido a sus buenos rendimientos donde mostró velocidad y oficio para marcar, además de ser bueno por elevación se llegó a pensar que estaba llamado a ser uno de los mejores zagueros que aparecieran en los próximos diez años. Pero, tuvo después bajones en el rendimiento - tras ser titular indiscutido para Jorge Giordano - que hicieron que en los últimos partidos del Clausura quedara relegado en favor de Nico Marichal.

La pasada temporada jugó 27 partidos y convirtió dos goles, en la presente vio acción en la Supercopa Uruguaya y en cuatro partidos por la Copa Libertadores, totalizando solo 118 minutos y convirtió un autogol. De los cuatro relegados, fue el único que tuvo minutos en cancha.

Como se dijo, su ficha pertenece al Grupo City y parecía que iba a Montevideo City Torque pero se quedó en Nacional. A mitad de año, puede que pase a las filas del mencionado equipo.

ARMANDO MÉNDEZ

Armando Méndez, que fue titular casi en todos los partidos la pasada temporada, en esta ni siquiera ha estado ni un minuto en cancha. Armando debutó en Primera jugando para Fénix en el segundo semestre de 2018 estando cedido por Nacional. En el segundo semestre volvió al club tras una notable campaña en los de Capurro donde jugó de lateral por ambos costados y de volante por derecha teniendo muy buenos rendimientos.

Se trata de un jugador con una buena contextura física donde resalta su musculatura pero ha demostrado grandes carencias futbolísticas. Pasado en limpio, no alcanza solo con tener buen estado físico y músculos, hay que saber jugar al fútbol. Con respecto a la pasada temporada, tuvo 38 presencias en total y convirtió un gol; pero si bien pasaba con potencia al ataque no culminaba bien y no volvía. Eso - al igual que Christian Núñez hace años atrás - generaba espacios libres y fértiles para que el rival atacara con comodidad. En las finales no estuvo y con la llegada de Angelo Gabrielli para el puesto de lateral derecho, ha perdido su lugar en el equipo. Es más, contra Atlético Nacional en Colombia, pese a que Gabrielli presentó fiebre, Cappuccio ni siquiera lo llevó ¿Qué pasará con Méndez a mediano plazo? A fines del año pasado se decía que había un interesado de la MLS pero la oferta formal jamás llegó. A mitad de año, si esto sigue así, se buscará una salida que le sirva a todas las partes ya que actualmente no está siendo siquiera convocado.

PABLO GARCÍA

Este volante ofensivo tuvo su formación en Liverpool pero tempranamente Daniel Fonseca que era su representante lo retiró del club y se lo vendió a River Plate de Argentina donde estuvo integrando el equipo de reserva. En 2019 fue uno de los primeros refuerzos de Nacional pero debutó pasando la mitad del año. Mostraba varias cosas: habilidad, gambeta, picardía y ciertas nociones, pero también era bastante egoísta con la pelota.

La temporada pasada tuvo varias presencias y durante los mandatos de Munúa y Giordano fue titular, pero nunca terminó de asentarse del todo debido a las continuas lesiones y su constante irregularidad que lo hacía entrar y salir del equipo. Jugó un total de 27 partidos la temporada pasada - siendo titular en 21 de ellos - y convirtió dos goles. Ahora, debido a que llegaron varios refuerzos para su puesto, no ha tenido lugar en la consideración de Alejandro Cappuccio. Ni siquiera fue convocado para ninguno de los partidos que jugó Nacional en lo que va del 2021.

¿Qué podría augurarse para el volante de 22 años? En principio el contrato de García culmina el 31 de diciembre de este año pero, es otro que podría salir a mitad de año. Tiene antes de él en su puesto a Ocampo, D'Alessandro, Vega y Trezza lo que hace muy difícil que se le haga un hueco.

THIAGO VECINO

Otro producto de la Cantera Inagotable del cual se hablaron maravillas y que no ha logrado siquiera mostrar algo. Durante 2019 comenzó a tener minutos tras debutar y dichos minutos los coronó con buenas actuaciones - como la del clásico del Torneo Intermedio 2019 - y con goles. El tema es que con Gonzalo Bergessio se le hace muy difícil entrar.

En 2020 se pensaba que iba a ser el sustituto natural de Gonzalo Bergessio, pero lo cierto es que cada vez tenía menos peso y cada vez se le daban menos minutos en la cancha. En su defensa, podríamos decir que Vecino cada vez que le tocó entrar como titular cumplió con goles, pero tampoco fue que ganaba los partidos él solo ni se ponía el equipo al hombro como el capitán. A mitad de la temporada pasada se trajo a Emiliano Villar desde Cerro y él terminó siendo desplazado en favor del recién llegado.

Tras la conquista del Campeonato Uruguayo 2020 - y ya desde antes - se hablaba de traer un acompañante para Bergessio - llegó en febrero el argentino Leandro Fernández desde el Inter de Porto Alegre - y de traer otro delantero que pueda ser su reemplazo y que aportara juego por elevación (se habló de Facundo Batista de Deportivo Maldonado ya que reunía dichas características) cuando por abajo las cosas no salieran; algo que Vecino no podía aportar. Comenzó a hablarse de una cesión de Thiago Vecino a algún otro club de Primera División e incluso de la Segunda puesto a que estarían Danubio, Defensor Sporting, Cerro, Rampla Juniors y Racing, además de otros clubes como Central Español, Juventud de Las Piedras y Atenas de San Carlos armándose bien; pero la misma no se dio por dos motivos. El primero fue que el delantero de 22 años - autor de 9 goles en la Primera de Nacional - quiso quedarse a pelear un lugar y que además Alejandro Cappuccio quería tenerlo en cuenta. La cuestión es que nada de ello ocurrió porque Leandro Fernández sigue siendo el compañero en ataque de Bergessio y el técnico optó como primer suplente de los argentinos a Guillermo May, que retornó para esta temporada desde Cerro Largo y que tiene características diferentes a las de Vecino. Vecino es más un "9 de área" sin ser corpulento y Guillermo May es más un "segunda punta".

¿Qué pasaría con Vecino a mediano plazo? Salvo que pase algo raro, no la veo para que pueda ser titular; lo más seguro es que a mitad de año se busque otro club para que pueda mostrarse.