En 2018 se sumó Gonzalo Bergessio a Nacional luego de tener poca continuidad en Vélez Sarsfield por una lesión. El cordobés, en el equipo de Liniers había convertido 2 goles en 4 partidos jugados. A comienzos de dicho año se buscaba un delantero centro que hiciera goles y hubo dos rebotes: el argentino José Sand (37 años en ese momento y venía de ser goleador de la Libertadores) y el uruguayo Pablo Granoche que tenía bastante experiencia por jugar en México y en Italia.

José Sand fue anunciado pero no llegó.

Ninguno de los dos llegó puesto que en el caso de Sand - se había anunciado en las pagínas oficiales - cuando estaba todo arreglado, apareció Deportivo Cali, ofreció más dinero y se lo llevó. En el caso de Pablo Granoche pasó que su equipo no lo quiso liberar. Unos días después, se anunciaba la llegada de Gonzalo Bergessio al DECANO y muchos no estaban convencidos de ello.

"Que estaba viejo, que era un muerto y que hacía tiempo que no tenía continuidad" pero, hoy, a mas de tres años de su fichaje es el capitán y goleador tricolor del Siglo XXI con 75 goles oficiales.

Bergessio festejando el Campeonato Uruguayo de 2019.

Además de ser el goleador de Nacional en estos últimos tres años y goleador en lo que va del siglo, fue importante en el Bicampeonato 2019/20.

Para el 2021 se renueva su contrato pero también se pensaba incorporar otro punta para que lo acompañe arriba o sea su relevo. Quiso el destino que el punta fuese otro argentino y el elegido fue Leandro Fernández que fue cedido hasta fin de año por el Inter de Porto Alegre.

En lo que va de esta presente temporada, Leandro Fernández - 30 años - ya lleva anotados cuatro goles en siete partidos: dos por la Libertadores, uno por la Supercopa Uruguaya 2021 y el restante ayer ante Progreso en el debut tricolor por el Campeonato Uruguayo.

El argentino Atilio García, goleador histórico del Club Nacional de Football.

El cariño por los goleadores argentinos viene por las leyendas Atilio García - nuestro goleador histórico cuya cifra es inalcanzable - y Luis Artime, goleador de la Copa Libertadores de 1971; un delantero que en todo el partido tocaba una pelota y era gol.

¿Qué delanteros argentinos han llegado a Nacional durante el siglo XXI o que militaron en las primeras décadas del siglo? Hubo varios, pero analizaremos sus números.

Pablo Islas.

Llegó en la segunda parte del 2000 y estuvo hasta mitad de 2001, se puede contar como el primer delantero argentino que jugó en Nacional en el siglo. Apenas hizo unos pocos goles - no llegó a diez en total - y a mitad de año terminó su contrato con el club y se marchó a jugar a Tigre. Se retiró en 2007 jugando para San Miguel en el ascenso argentino.

Pedro Enrique González

Tras la salida de Pablo Islas, Nacional fue a buscar un delantero que se moviera por la punta izquierda - se había ido Vicente Sánchez a México - y que manejase el perfil izquierdo. Quien llegó fue el argentino Pedro Enrique González que venía desde el Badajoz del ascenso de España. Tuvo pasos por España, México, Chile y, por supuesto por el fútbol de su país. Formó parte del "Dream Team" de Boca Juniors cuando lo dirigió Carlos Salvador Bilardo. Su paso por Nacional fue muy anecdótico puesto que solamente jugó 45 minutos y a los dos meses de haber arribado a Nacional, rescindieron su contrato y pasó a Palestino de Chile donde se retiró en 2003.

Carlos Juárez, un argentino que tuvo dos pasajes por Nacional

A comienzos de 2003 Daniel Carreño pidió la contratación de Carlos Juárez, un corpulento delantero argentino que se nacionalizó ecuatoriano y jugó para la selección de Ecuador. Era conocido en el fútbol uruguayo puesto que había jugado años atrás para Wanderers. En 2001 fue el goleador del campeonato en Ecuador pero no fue tenido en cuenta para el Mundial de Corea y Japón de 2002.

En su primer pasaje, Juárez hizo algunos goles en Nacional pero a los seis meses rescindió contrato para volver a Emelec. Pero, a comienzos de 2006 pega la vuelta a Nacional a pedido de Martín Lasarte y se queda hasta comienzos de 2007. En sus dos pasajes su rendimiento no fue bueno y convirtió 15 goles en 39 partidos.

Adrián Malvárez

Su padre era Luis Malvárez, representante de futbolistas y a comienzos de 2004 llegó a Nacional. Fue una de las tantas extrañas incorporaciones que llegaron al club cuando Santiago Ostolaza fue el entrenador. Estuvo hasta mitad de año y no convirtió goles. Antes de Nacional había jugado para Fénix en nuestro fútbol.

Juan Pablo "El tigre" Pereyra

Llegó desde Tigre en la segunda mitad del 2007 y su representante era Alejandro Menotti, hijo del "Flaco"; entrenador campeón del mundo con Argentina en 1978 y durante 1991 fue entrenador de Peñarol. Medía 1,93 metros y tuvo un pasaje de un año por el club. En el mencionado pasaje el "tigre" jugó 22 partidos (18 por el torneo local y cuatro por Libertadores) y apenas anotó tres goles. Después de Nacional volvió a su país y fue seleccionado por Argentina cuando el entrenador era Diego Armando Maradona.

Marcos "el diablo" Mondaini.

A comienzos de 2009 llegaba cedido por Boca Juniors el delantero argentino Marcos Mondaini. Era el cuarto que tenía ese plantel de Nacional junto a los laterales Matías Rodríguez y Federico Domínguez y el mediapunta Ángel "Matute" Morales. El "diablo" venía de jugar 21 partidos en el Barcelona de Ecuador donde gritó 3 goles. En Nacional jugó durante el primer semestre pero nunca fue aceptado por la hinchada; dijo presente en 18 partidos y convirtió 5 goles, fue campeón uruguayo y semifinalista en la Libertadores de 2009.

Alejandro Barbaro

Tras conseguir el Campeonato Uruguayo 2014/15 de la mano de Álvaro Gutiérrez y tras asumir el cargo de D.T. el ex arquero Gustavo Munúa, llegó a mitad de año el "piojo" Alejandro Barbaro. Se trataba de un delantero que jugaba por afuera y que llegaba como posible sustituto ante la transferencia de Carlos De Pena. No era un goleador como tal y eso quedó visto, puesto que en Nacional jugó pocos partidos en un año y convirtió 3 goles. Jugaba más como mediapunta izquierdo que como delantero y a mitad de 2016 fue dejado en libertad de acción.

Cristian Duma

Otro delantero argentino que tuvo un paso casi anecdótico en el tricolor. Llegó a mitad de 2020 desde Douglas Haig del ascenso argentino donde anotó 14 goles en 46 partidos. Llegaba para jugar en la Tercera División pero se decía que era demasiado un jugador de 22 años que llegara para jugar en Tercera. En esa Tercera se destacó convirtiendo 13 goles en 15 partidos y se auguraba que en 2020 iba a tener la chance de jugar en el primer equipo ¿Qué pasó con Duma y dónde está ahora? Con Munúa solamente jugó unos minutos en un amistoso frente a un equipo del interior. Estuvo en el banco de suplentes en dos partidos de la edición 2020 de la Copa Libertadores (Alianza Lima y Estudiantes de Mérida) pero no entró a la cancha. A mitad de año no se renueva su vínculo y parte a jugar en la Segunda B de España, precisamente en el Salamanca. Actualmente está en el Santa Cruz del ascenso de Chile.

A resumidas cuentas: juntando a todos los delanteros argentinos que llegaron en los últimos 20 años (sin tomar en cuenta a Leandro Fernández) entre todos llegan a 33 goles, menos de la mitad de los que lleva convertidos Gonzalo Bergessio. Pero, tomemos en cuenta que ninguno de ellos llegó a jugar más de dos años en Nacional; quien estuvo más tiempo fue Carlos Juárez que estuvo un año y medio en el club pero repartido entre dos pasajes.