Si de recuerdos hablamos, pese a que muy pocos deben de haberlo visto, es inevitable hablar de el máximo goleador de la historia del Club Nacional de Football y de los clásicos; el gran juninense Atilio García.

Atilio García nació en Junín, República Argentina un 26 de agosto de 1914 y falleció en Montevideo, un 12 de diciembre de 1973. Defendió a la selección argentina y también a la selección uruguaya en la Copa América de Chile de 1945, jugando 6 partidos y convirtiendo 5 goles en el certamen.

Un 4 de julio de 1931 debutó en Platense en una derrota frente a Racing de Avellaneda y en 1937 pasó a jugar en Boca Juniors, uno de los grandes de Argentina. Al otro año, luego de anotar varios goles con la casaca azul y oro, llegó a Nacional y comenzaría a escribir su gran historia con el club.

El equipo que comenzó el Quinquenio de Oro tricolor, agachado, en el medio, el Gran Atilio.

Pese a que en 1938 Peñarol obtuvo el campeonato, Atilio García fue el goleador del equipo convirtiendo 20 goles.

En 1939, fue vital para cortar el quinquenio del tradicional rival, donde Nacional encadenaría una racha de 10 victorias clásicas consecutivas. En ese equipo tricolor de 1939, además de tener al Gran Atilio en sus filas, tenía también a Eugenio Galvalissi, Aníbal Ciocca, Roberto Porta, Aníbal Paz, Ricardo Faccio, Francisco Arispe y otros. Atilio García fue el goleador del torneo con 22 goles.

En 1940 se obtiene el segundo torneo consecutivo sacándole 10 puntos al segundo que en esta oportunidad fue Rampla Juniors. Nacional ganó los dos clásicos disputados, uno por 3 a 2 con goles de Aníbal Ciocca, Luis Volpi y Atilio García (1º de setiembre) y en el segundo (8 de diciembre) por 5 goles a 1 con 4 tantos de Atilio García; hasta ahora esa marca de goles en un partido clásico no pudo ser siquiera igualada. El que estuvo más cerca de igualarla fue Gustavo Biscayzacú en el 2009 cuando le anotó 3 goles a los carboneros.

El campeonato de 1941 - tercero del Quinquenio de Oro Tricolor - sería el más recordado de todos. Nacional lo ganaría de punta a punta, obteniendo todos los puntos posibles y consiguiendo el récord más abultado en victorias clásicas. Derrotó 6 a 0 a Peñarol y Atilio García fue autor de dos goles; el resto fueron convertidos por Bibiano Zapirain, Roberto Porta, Luis Ernesto Castro y el carbonero Piñeiro en contra.

En ese partido Nacional formó con Aníbal Paz, Dándalos Rodríguez Candales, Héctor Romero Luis Alberto Luz, Schubert Gambetta, Eugenio Galvalissi Luis Ernesto Castro, José Fabrini, Atilio García, Roberto Porta y Bibiano Zapirain.

La delantera del 42.

El 42 fue un año donde quedó grabada una de las delanteras más temibles de la historia del Club Nacional de Football: "Mandrake" Castro, Aníbal Ciocca,"Tano" Porta, Atilio García y Bibiano Zapirain.

Se alcanza el cuarto campeonato consecutivo por parte del tricolor siendo nuevamente goleador Atilio García con 19 goles.

En el otro año, Nacional alcanzaría no solamente el Quinquenio de Oro, sino que alcanzaría la décima victoria consecutiva en clásicos; en la primera rueda por 2 a 1 con goles de Bibiano Zapirain y José Fabrini y el de la segunda rueda fue una victoria por 3 a 1 con goles de Roberto Porta en dos oportunidades y el restante del verdugo Atilio García. En esta oportunidad, Atilio convertiría 18 goles.

Atilio García en acción con el uniforme de Nacional.

Pese a que Atilio García era argentino y jugó para la selección albiceleste  entre 1934 y 1944 y luego en 1947; se nacionalizó uruguayo y jugó como mencioné, para la Celeste en el Sudamericano de 1945 celebrado en Chile.

La delantera de la Selección Uruguaya de 1945; Atilio García en el medio.

Recordemos que antes un jugador podía defender mas de una selección mayor, además de Atilio García hubo otros casos como Schiaffino y Ghiggia que además de ponerse la celeste jugaron para la selección italiana y el húngaro Puskas que además de jugar para su país jugó para España.

Los goles de Atilio García fueron 5 en 6 partidos, pero el torneo sería ganado por Argentina y los goleadores serían el argentino Norberto Méndez y el brasileño Heleno de Freitas, ambos con 6 goles.

Luego de 13 años defendiendo la camiseta del tricolor, Atilio García jugaría para Liverpool (24 partidos jugados y 8 goles convertidos) y luego se retiraría de la actividad jugando para Sportivo Miramar.

Atilio García fallecería físicamente el 12 de diciembre de 1973 en Montevideo, pero quedaría inmortalizado para siempre en la memoria y en la mejor historia del Club Nacional de Football.

Quedan en la sede del club varios homenajes hechos, como el busto que se encuentra en la misma y también en el Gran Parque Central una de las tribunas lleva su nombre como homenaje al gran goleador que fue; el goleador histórico del club con más de 400 goles y también como el máximo goleador en los clásicos con 35.

Busto de Atilio García en la sede de Nacional
Tribuna "Atilio García" en el Gran Parque Central.

Otros honores de Atilio García son los siguientes: es el jugador que anotó más goles en una temporada (52 en 1938) y es uno de los 4 goleadores en convertir más de 300 goles en un mismo equipo; honor compartido con Lionel Messi (Barcelona), Alfredo Di Stéfano (Real Madrid) y Ángel Labruna (River Plate de Argentina).

Atilio García, deben de quedar pocas personas vivas que tuvieron el privilegio de haberlo visto jugar y de haber gritado sus goles; pero aún los mismos retumban y viven en la brillante historia del Club Nacional de Football.