A veces uno olvida ciertas cosas, pero en esos momentos, quizás cuando menos se espera, vuelven a la mente. En NACIONAL a veces uno se acuerda de jugadores que eran virtuosos, pero ... de los otros alguien se acuerda?

Carlos Camejo

Carlos Enrique Camejo. Él había llegado a los comienzos de 1998, luego, a lustro negro para los BOLSOS, con la misión de ser uno, a los jugadores, a la vez, al rival de la historia del devaluado, Fútbol uruguayo: CORTAR EL SEXENIO.

¿Quién fue Carlos Carlos Camejo? Fue un futbolista uruguayo que nació el 6 de junio de 1973 en Montevideo que jugaba de volante central, "5" que están ligados a grandes hazañas en nuestro fútbol. De origen humilde, tuvo su debut en el club Villa Española en 1995 cuando se encontraban jugando en la vieja división "C" (hoy segunda amateur) donde, luego, dos campañas ascendieron hasta la Primera División.

Carlos Camejo en el Gran Parque Central

NACIONAL en esa época se puede volver a armar su planta y se ha dado la razón de ser un año anterior y se ha considerado como "responsables" del rival del Quinquenio del tradicional.

Hugo de León, la gloria de nuestra institución que ha llegado para reverdecer los laureles, el pedido y el rearme del equipo en todas las líneas y el puesto de "5" no fue la excepción.

Haban sonado varios posibles refuerzos como los brasileños Dunga (ex capitán del scratch) y Pintado (campeón de todo en el San Pablo de Telé Santana) además de la permanencia en el club Danilo Baltierra y ha llegado a ser otro héroe: Marco Vanzini.

En un entrenamiento nacional contra la selección de la ciudad, Hugo de León observa a Carlos Camejo y asegura su contratación. Carlos Camejo debutó con la tricolor oficialmente en la derrota ante el tradicional rival por la Libertadores de 1998 pero la historia cambiaría. Con el equipo en la mano y la mano con los rivales de todas las horas en la definición del campeonato de apertura 98, los rivales aún no se han convertido en favoritos Decidió que el aurinegro tiene más y mejor plantel, que tiene dos pilares en el Bengoechea y Ruben Pereira siempre jugaba bien en los clásicos que siempre con un gol de pelota nos arruinaban las tardes.

Llegó el día del partido y el destino de ese día fuera de la humilde número "5" brillase y que fuera el héroe de la jornada: Rubén Sosa y ninguno de los nombres más nombrados del tricolor. El siempre desequilibrante Bengoechea fue anulado por Carlos Camejo; pelota que recibía el "10" aurinegro era robada por nuestro número "5". No lo dejes jugar tranquilamente. Pero había más. Mucho más. Faltando pocos minutos, hay un tiro libre a favor de tricolor que iba a funcionar el brasileño Jorgeao desde la izquierda - no estaba Ruben Sosa en cancha - para abrir el marcador que se debe cerrar. Centro para el segundo palo y cabezazo impresionante de Carlos Camejo (sí,

Primer Gol de Carlos Camejo

Pero eso no fue todo porque se reservó algo más ... roba una pelota en la mitad de la cancha, elude a 3 jugadores aurinegros (al mejor estilo de Oliver Atom) para quedar mano a mano con Claudio Flores que le tapó lo que Era El segundo gol de camamejo. Pero el arquero rival da rebote y Gianni Guigou captura el balón para decretar el 2 a 0 final. El segundo gol fue de Guigou, pero dos tercios del mismo es mérito de Carlos Camejo.

Ahí este muchacho, que se portó en esa inolvidable campaña de 1998 el número 5, que se ha convertido en un héroe para muchos y otros en un símbolo de esa época que la historia de los clásicos.

Carlos Camejo

Camejo estuvo hasta el 2003 en el tricolor, si bien no había tenido el mismo protagonismo, pero en los clásicos para muchos, ya sea que esté aunque sea unos minutos; cuando Daniel Carreño el entonces DT del club le dijo que no se iba a tener más en cuenta y se marchó a Huracán.Volvió fugazmente en el 2004 pero no llegó a tener minutos y al no jugar se puso un negocio de frutas y verduras; en 2005 volvió a jugar para Deportivo Colonia, 2006 en el ascenso para Basañez y en 2007 se retiraría de la actividad jugando para La Luz.

Carlos Camejo ... Un jugador que sin ser virtuoso.