Todos sabemos que el Clásico es el partido del año, no importa como vengan ambos equipos, hay que ganarlo como sea. A veces a tocado ganar holgado, otros de atrás, otros de pura suerte así como también a tocado que perdemos "porque nos robaron" o perder en la hora o perder feo.

En este post, hay una recopilación de victorias tricolores en clásicos que muchos recordamos y que se vivieron intensamente. Algunos otros si bien no hubo vencedor, se recuerdan por hechos extra deportivos que se dieron en la cancha.

URUGUAYO 1992, PRIMERA RUEDA: "EL CLÁSICO DE LA CADENITA".

Si bien no hubo ganador en esta oportunidad, el mismo quedó en el recuerdo por un tema extra fútbol. En un momento del partido, el jugador de Peñarol Carlos Sánchez le arrebató - para provocar - una cadenita de oro al goleador panameño Dely Valdéz. Cuando terminó el partido (terminó en un empate a cero goles y con 5 expulsados) los jugadores de Nacional se fueron arriba de los de Peñarol para reclamarle a Sánchez la cadenita. El jugador carbonero, afirmaba no tenerla lo cual hizo que Dely Valdéz lo denunciara y terminara con ambos jugadores en la justicia. Al final, la cadenita fue devuelta.

CLAUSURA 2000, NACIONAL 1 - PEÑAROL 1: CHENGUE VS RIBAS.

Otro clásico donde no hubo ganador pero terminó también con otro episodio de violencia. Un gol de Mario Regueiro para Nacional y el empate de Gabriel Cedrés para Peñarol que quedaron para la estadística.

Al final del partido, Vanzini no pudo ir al vestuario tricolor puesto que en la puerta estaba esperándolo Fabián Césaro (expulsado y debió abandonar el campo) y luego las provocaciones terminaron en una batalla campal. Cuando "se estaba picando", el DT carbonero Julio Ribas le propina de atrás y muy cobardemente un golpe a Richard "Chengue" Morales que terminó de desatar el descontrol. Todos los jugadores participantes, los suplentes y el DT de Peñarol participaron de la riña; el brasileño Adalto, Hugo De León y Ruben Sosa de Nacional además de Pablo Bengoechea y Gabriel Cedrés de Peñarol fueron los únicos que se mantuvieron al margen de la pelea.

Este hecho se saldó con varios procesados con prisión por varios días; Marco Vanzini, Mario Regueiro y Richard Morales de Nacional y Julio Ribas, Marcelo De Souza, José De los Santos, Darío Rodríguez, Martín García, Federico Elduayen y Fabián Césaro de Peñarol. Además, quedaron procesados sin prisión Alejandro Lembo y Luciano "Cafú" Barbosa de Nacional y Peñarol respectivamente.

Sin mencionar que ambas instituciones fueron multadas con 400 Unidades Reajustables.

CLAUSURA 2004, NACIONAL 3 - PEÑAROL 2: "EL CLÁSICO DEL LUCHO ROMERO"

Pese a no salir campeones, que a la postre fue Danubio, ese año quedó marcado como el "año de las remontadas clásicas". Tanto en el Apertura como en el Clausura, Nacional ganó los dos clásicos tras ir inicialmente en desventaja. En el Apertura comenzó perdiendo tras un gol de Sergio Leal pero Alexander Medina con dos goles hace que Nacional de vuelta el resultado y termine ganando el partido.

Para el Clausura, Peñarol con dos goles de Carlos Bueno comienza ganando el partido pero, Hugo De León, sacó una carta de la manga. Mandó al "Lucho" Romero a la cancha y con dos goles suyos Nacional empata el partido. Después, vino un tercer gol del "Loco" Abreu tras una habilitación del "Lucho".

Si bien fueron dos remontadas monumentales, ésta fue mucho más gozada porque primero íbamos perdiendo por dos goles y después porque tuvo incidencia el "Lucho" Romero, que tantas veces con la amarilla y negra puesta nos amargó varias tardes, que llegó a Nacional ese año siendo resistido y que en este partido fue ovacionado, gritó los goles y besó el escudo de Nacional. Siempre se supo que el "Lucho" era bolso.

Como dato anecdótico, Peñarol puso en como titulares a Daniel Pereira, Nicolás Rotundo y Fabián Césaro en la mitad de la cancha y los tres fueron expulsados.

FINAL URUGUAYO 2014/15: NACIONAL 3 PEÑAROL 2

Se venía la final del torneo, Nacional había conquistado el Apertura y la Anual mientras que Peñarol había conquistado el Clausura. Si bien fue victoria para el tricolor y se ganó el campeonato dándoles la vuelta en la cara, el mismo quedó en la Historia por un hecho bochornoso generado por la hinchada de Peñarol.

Nacional iba ganando por dos goles a cero por tantos convertidos por "Papelito" e Iván Alonso (tiro penal) pero luego Peñarol por intermedio de Luis Aguiar logra empatar el partido forzando un alargue. A los 109 minutos, el "Colo" Romero pone cifras definitivas pero cuando iba a haber un penal para Nacional que iba a rematarlo Álvaro Recoba, los hinchas de Peñarol comienzan a lanzar proyectiles a la cancha haciendo que el partido se paralice con el fin de que el juez lo termine. Cuando se puede reanudar, Migliore le ataja el penal al "Chino" y luego comienzan nuevamente los hinchas de Peñarol a tirar proyectiles lo cual hace que la ambulancia se movilice a la cancha. El juez dio por terminado el partido faltando siete minutos.

Unos días más tarde, se da por ganado el partido y Nacional campeón. Peñarol quería jugar a puertas cerradas el pico restante.

APERTURA 2014: "5 MINUTOS Y NADA MÁS"

Muchos hinchas tricolores seguramente dirán que fue el clásico que más gozaron. En primer lugar porque estaba el antecedente del 5 a 0 y segundo porque fue como a muchos les gusta: de atrás, con un gol con la mano y en la hora.

Comenzó ganando el carbonero - injustamente porque Nacional dominó - con un gol de penal convertido por Antonio Pacheco y el partido se iba. El juez determinó que se iban a jugar cinco minutos de descuento, como dice la canción de Lucas Sugo; "solo cinco minutos y nada más".

Tras una jugada confusa, la pelota rebota en la mano de "Papelito" Fernández y se introduce en el arco. El gol se lo contabilizaron a Iván Alonso pero nunca la tocó. Peñarol reclamó, pero el árbitro central y el juez de línea dijeron que mano nunca hubo. Nacional empataba el partido. Pero había algo más, el partido no había terminado. Falta de Carlos Valdéz y tiro libre a favor de Nacional. Estaba todo en la prodigiosa zurda de Recoba. Faltaba nada y con la ejecución del tiro libre se daba por finalizado el partido. Pero, el "Chino", que la magia estaba intacta, patea con precisión haciendo inútil el intento del arquero Migliore y la pelota se introduce en el arco de Peñarol. Nacional, una vez más, remontaba un clásico y lo ganaba como más le gusta a la hinchada.

APERTURA 1998, NACIONAL 2 PEÑAROL 0: "EL CLÁSICO DE CARLITOS CAMEJO".

Para muchos tricolores este fue un clásico bisagra puesto que cambió la pisada tras un lustro oscuro para Nacional.

Peñarol venía de obtener el quinquenio el año anterior y además nos había vencido en los dos clásicos por la Copa Libertadores. El Clásico del Apertura era clave para que Nacional campeonase y para cambiar la pisada.

Siempre Bengoechea - con alguna jugada de pelota quieta - nos amargó las tardes durante el quinquenio pero en este partido el destino quiso que la figura fuese un humilde "5" que llegó a Nacional desde Villa Española; Carlos Enrique Camejo.

El "5" tricolor anuló totalmente a Bengoechea no dejándolo jugar, además que Peñarol apenas generaba algo de peligro y Nacional lo tenía controlado. Cuando el DT de Peñarol Gregorio Pérez saca a Bengoechea de la cancha, allí Camejo se sintió más liberado.

Viene una falta desde la izquierda para Nacional cuando el partido se estaba terminando, la misma iba a ser ejecutada por el brasileño Jorgeao - Ruben Sosa ya no estaba en cancha - y había una sensación de gol. Centro pasado y por el segundo palo apareció Carlos Camejo que con un cabezazo decretó el primer gol del partido. Un gol que fue gritado con ganas y además con la receta que ellos nos amargaron varios partidos; una pelota quieta y un cabezazo.

Pero faltaría algo más, para ponerle la frutilla a la torta y para coronar una tarde de gloria no solo para Nacional sino para Carlos Camejo. El "5" roba una pelota y elude a tres jugadores de Peñarol quedando mano a mano con el arquero Claudio Flores, pero tapa justo. En esa oportunidad Flores da rebote y Gianni Guigou que venía de atrás pone cifras definitivas al pleito. Fue de Guigou el gol, pero la mitad de ese gol - o más - es mérito de Carlos Camejo.

Otro dato anecdótico de ese partido fue que antes de comenzar el mismo se pelearon las mascotas antes de que comience a jugarse.

Bueno, siempre habrá historias clásicas para recordar ya sea por hechos particulares o por victorias dulces...¿Qué otros clásicos recuerdan o son dignos de recordar en otro post?