Una vez mas, si de extranjeros hablamos, es ineludible hablar de Julio César Dely Valdés, el mejor futbolista de la historia del fútbol de Panamá.

Julio César Dely Valdés, nació en Colón (Panamá) un 12 de marzo de 1967 y tiene dos hermanos que fueron futbolistas; su gemelo Jorge y su hermano Armando Dely Valdés quien fuera futbolista de Peñarol.

Él comenzó su carrera jugando en su Panamá natal, precisamente en el Atlético Colón para ir a probar suerte en Argentinos Juniors donde no quedaría.

Recalaría en el Deportivo Paraguayo de la Primera D de la Argentina donde se haría conocer a fuerza de goles, los cuales no pasarían desapercibidos para los directivos de Nacional en el año 1989. Las preguntas eran varias, ¿quién es ese futbolista panameño que hace varios goles en el ascenso argentino? o ¿qué chances habrá de que venga y sea un buen refuerzo? La cuestión es que Dely Valdés fue incorporado al plantel por el Presidente Roberto Recalt quien fue el primero en avalar su contratación.

Había empezado con algunos altibajos, ya que venía de jugar en una liga amateur como la Primera D del ascenso argentino a jugar en el más grande.

Su gran explosión sería en el campeonato uruguayo de 1992, donde sería campeón con Nacional y goleador del torneo, formando la delantera con el "Misionero" Antonio Vidal González y José "Pepe" García.

Fue el autor de varios goles en ese torneo, pero quizás el más importante fue el marcado ante Peñarol en el partido que nos dio el torneo de la forma más linda; dándoles la vuelta en la cara a los manyas.

Pero, también otros de muy linda factura como el que le convirtió a Danubio realizando una hermosa chilena.

En 1993, a mitad de año a Dely le tocaría despedirse del club, ya que partiría al fútbol italiano para enrolarse en el Cagliari donde militaría 2 temporadas siendo goleador y la referencia de ataque.

En el 95, cuando el liberiano George Weah fue transferido del París Saint Germain (en adelante PSG) al poderoso Milan; el panameño fue el elegido para ser su sucesor en el equipo parisino. En su debut en el PSG, le anotaría un gol al Mónaco.

La estadía de Julio Dely Valdés, en el PSG duró hasta 1997 y quedaron en su paso por el club parisino unos cuantos goles.

En el año 1997, firmaría por tres temporadas con el Real Oviedo de España, que en ese entonces militaba en la máxima categoría del fútbol español; donde coincidiría en la delantera con Juan González y sería dirigido por el Maestro Óscar Washington Tabárez.

En el Oviedo marcaría varios goles, entre ellos uno que fue de linda factura al Real Madrid de Raúl, Mijatovic y otros mas.

En el 98, a mitad de año, estuvo cerca de pegar la vuelta a Nacional pero no se dio. Primero por un tema económico y segundo porque el Oviedo no lo dejó venir. Como premio de consuelo, participó en el partido de los 100 años de Nacional en 1999 donde casi convierte un gol.

En el 2000, quedaría la última escala de Dely Valdés antes de retornar a Nacional y la misma sería el Málaga de España donde coincidió en la delantera con Darío Silva.

Con Darío Silva formaron una delantera goleadora para el equipo malagueño, donde se decía que entre ellos se hablaban en italiano en la cancha - por el pasado de ambos en el fútbol de la bota - para que los jugadores españoles no los entendieran.

Dely se quedó hasta 2003 cuando retorna a Nacional, acompañado de su gemelo Jorge.

Pero, ya con 36 años su nivel no era el mismo, y al terminar el año - el segundo ciclo del panagol duró apenas 6 meses - se iría a jugar a Árabe Unido de Panamá donde cerraría su trayectoria a los 40 años.

Luego empezaría a dirigir  - siendo asistente en el Málaga de España - y entre 2010 y 2013 sería el seleccionador de Panamá pero no llegaría la selección canalera a clasificar para el Mundial de Brasil de 2014.

Cabe aclarar que además de ser el seleccionador de Panamá entre el 2010 y 2013 y actualmente de forma interina, fue seleccionado para jugar por la selección.

Julio César Dely Valdés fue y será uno de los jugadores extranjeros más recordados de nuestra historia reciente, además de reclamado para que venga a una vez mas al tricolor, ahora desde atrás de la línea de cal.

Dely, ojalá pueda volver una vez más quizás como entrenador y la hinchada lo ovacionará como en aquellas oportunidades cuando jugaba con la blanca y metía los goles que nos hicieron gritar.