Sabemos que, desde que se alejó Gutiérrez, que Gustavo Munúa es nuestro nuevo director técnico, por eso que mejor oportunidad para un nuevo baúl de los recuerdos con nuestro nuevo entrenador.

Gustavo Munúa como arquero del club.

Gustavo Munúa nace el 27 de enero de 1979 en Montevideo, llegando a Nacional a los 8 años para jugar en la cantera del club. En las formativas, un dato que muy pocos saben, además de ser arquero jugaba de zaguero. Pero, cuando a los 16 años es cedido por el club al Albion, donde atajó un año siendo titular; volvió a Nacional para ser el arquero de la Tercera. Debutó en la primera del club en un encuentro de la Libertadores de 1997, pero ese año no vería mucha acción con el club, pero sí en la selección uruguaya juvenil que terminaría siendo subcampeona en Malasia; perdiendo la final frente a la Argentina dirigida por José Pekerman y que contaba en sus filas con futbolistas de la talla de Juan Román Riquelme, Pablo Aimar, Walter Samuel, Diego Placente y Lionel Scaloni.

Munúa fue el arquero titular en ese combinado juvenil que tenía como figuras a Nicolás Olivera, Marcelo Zalayeta, César Pellegrín, Alejandro Lembo, Fabián Coelho y Pablo García entre otros.

La celeste juvenil sub campeona en Malasia 97. Arriba desde la izquierda: Gustavo Munúa, Alejandro Lembo. Pablo García, Marcelo Zalayeta, Martín Rivas y Christian Callejas (C). Abajo desde la izquierda: Carlos Díaz, Inti Podestá, Nicolás Olivera, César Pellegrín y Fabián Coelho. Olivera y Zalayeta fueron balón de oro y balón de plata del Mundial respectivamente, superando a otros jugadores como Pablo Aimar y Riquelme.

Al otro año, cuando se realiza la limpieza post quinquenio de Peñarol, llega Hugo De León para reconstruir el equipo. Para el puesto de arquero, De León contaba con Álvaro Escames y Gustavo Munúa; pero estaba buscando un arquero para que se calce el buzo tricolor. Había pedido a Robert Siboldi, en ese momento en México pero el club lo retuvo; se llegó a hablar del retorno de Jorge Seré también pero al final en ese primer tramo del 98 De León le otorgó la titularidad a Gustavo Munúa que fue uno de los pilares de la obtención del Apertura.

Nacional campeón del Apertura, a la izquierda Gustavo Munúa.

Ya para el Clausura de ese año llegaría Leonardo Romay y Munúa casi no volvería a ver acción hasta el Clausura 99 tras el momentáneo alejamiento de Romay. Como curiosidad, hoy Leonardo Romay es el entrenador de arqueros de Nacional.

Pero tampoco tendría suerte en ese 99, puesto que se lesionó, atajó Carlos Nicola en las finales perdidas frente al tradicional rival y en la liguilla terminaría atajando el arquero de la Tercera; Jimmy Schmidt.

Durante 2000 y la primera mitad de 2001, formaría parte del plantel viendo poca acción, puesto que retornó Leonardo Romay y eso relegó a Munúa nuevamente al banco de suplentes.

Para la segunda parte de 2001, debido al bajón en el rendimiento de Romay, vuelve a ser titular en el arco tricolor y parte del bicampeonato obtenido.

El equipo bi campeón del 2000/01, arriba desde la izquierda: Gustavo Munúa, Alejandro Lembo (C), Marco Vanzini, Limberg Gutiérrez, Richard Morales y Raúl Cardozo. Abajo desde la izquierda: Jorgeao, Damián Rodríguez, Washington Sebastián Abreu, Oscar Morales y Milton "Tyson" Núñez.

Para el 2002, sin De León pero con Carreño en el banco, Gustavo Munúa pasa a ser el dueño indiscutido del arco tricolor. Además, convertiría en la Mercosur de ese año un gol de tiro libre frente a Central Español.

El 2002 se cerraría con el tricampeonato tricolor, con Munúa siendo indiscutido y también en varias ocasiones capitán del equipo; pero el ciclo de Gustavo Munúa terminaría a mitad de 2003 cuando es vendido a Deportivo La Coruña, en un pase que trajo mucha polémica y un conflicto entre el presidente Ache con Paco Casal ya que era el representante del arquero y Nacional lo negoció directamente sin la intervención del representante. Lo cual hizo que se llevara varios jugadores titulares y reforzara a Peñarol; incluso fue quien hizo mas fuerza para la llegada del arquero paraguayo Chilavert a los carboneros.

Gustavo Munúa como arquero del Deportivo La Coruña.

También, durante 2003 y 2004, precisamente durante el ciclo de Juan Ramón Carrasco y los primeros partidos de Jorge Fossatti; fue el arquero titular de la selección uruguaya. Vale aclarar que su primer partido en la mayor fue en un amistoso frente a Chile en el 98 previo al mundial, pero no era el arquero titular, sino suplente de quien fuera su relevo en Malasia; Fabián Carini.

Su último partido en la selección uruguaya fue frente a Colombia de visitante donde Uruguay salió derrotado por 5 tantos contra 0. Allí se terminó el ciclo de nuestro actual entrenador en la celeste.

Último partido de Munúa en la selección uruguaya, arriba desde la izquierda: Gustavo Munúa, Alejandro Lembo, Pablo García, Marcelo De Souza, Adrián Romero y Christian González. Abajo desde la izquierda: Marcelo Romero, Javier Delgado, Fabián Canobbio, Álvaro Recoba (C) y Javier Chevantón.

Pasarían 11 años para que Munúa volviera a Nacional, y en ese trajinar por el mapa futbolero militó en el Deportivo La Coruña (hasta 2008 donde tuvo un altercado con el arquero israelí Dudú Aouate), Málaga y Levante de España; además de la Fiorentina en el fútbol italiano.

En la Fiorentina de Italia, último destino europeo previo a su retorno al tricolor.

A comienzos de 2014, tras una gestión de Eduardo Ache, Munúa volvió al tricolor para ponerse a las órdenes de Gerardo Pelusso. Ese retorno estuvo manchado por actuaciones nefastas de Nacional; incluidas la goleada por 5 a 0 en el clásico y también por la pésima Libertadores realizada (1 punto sobre 18 posibles)

Para la segunda mitad, ya con Pelusso afuera y con Álvaro Gutiérrez en el banco, se consigue el Apertura 2014 con Munúa como titular y capitán del equipo. Pero, el Clausura 2015 es conquistado por Peñarol pero Nacional sale airoso en las finales y se produce el retiro de Gustavo Munúa. Pero no su alejamiento de Nacional puesto que cuando se va Gutiérrez, queda el ahora ex arquero como entrenador.

Gustavo Munúa como DT en su primer ciclo.

Su primer ciclo como entrenador tuvo un sabor agridulce, puesto que nos quedamos con las manos vacías ya que no se pudo conquistar el Campeonato Uruguayo - ganado por Peñarol - pero hubo algo que había ilusionado a los hinchas. Nacional, con Gustavo Munúa al frente, jugaba un fútbol bastante vistoso, a ras del suelo, presionando y con mucha dinámica. El tema fue que él tuvo errores, nada de autocrítica y además tenía un plantel corto. Para empeorar, se lesionaron varios jugadores - entre ellos el "Diente" López - lo cual no hizo mas que degastar el equipo tras una seguidilla importante de partidos. En esa Libertadores, se le jugó de igual a igual a todos; sin importar donde fuera. Se estuvo a solamente un penal de jugar las semifinales. Después de perdido ese campeonato, Munúa presentó renuncia y se alejó del club.

Su siguiente destino fue Ecuador, precisamente a Liga de Quito donde al no obtener los resultados pretendidos por el club, fue cesado de su cargo.

Después, vinieron 3 años dirigiendo en España, el Deportivo Fabril - filial del Deportivo La Coruña - y el Cartagena; último club previo a su retorno a Nacional tras un nuevo alejamiento de Álvaro Gutiérrez luego de haber obtenido el campeonato uruguayo.

Gustavo Munúa, uno de los productos de nuestra "cantera inagotable", cinco veces campeón con Nacional...¿Se volverá a repetir un campeonato uruguayo con Munúa presente? ¿Hacer un papel decoroso en la Libertadores? Solo el tiempo lo dirá, pero por el momento es otra historia guardada en "el baúl de los recuerdos".