Hugo De León, una de las grandes leyendas del Club Nacional de Football nació en Rivera un 27 de febrero de 1958 y comenzó su carrera jugando para el club en el año 1977.

Además de jugador del club fue entrenador del mismo en dos ciclos, el primero entre 1998 y 2001 y el segundo durante el segundo semestre de 2004. También fue político integrando la fórmula con Pedro Bordaberry en el Partido Colorado durante las elecciones nacionales de 2009.

Zaguero alto y fuerte que además tenía buena técnica lo que hacía que varias veces los técnicos lo ubicaran como volante central para dar una salida clara.

Primer partido de De León en Nacional, un 30 de julio de 1977. En ese partido, ocupó el lateral derecho.

Esa técnica depurada quizás fue influencia del fútbol brasileño, ya que Rivera al ser una ciudad fronteriza con Brasil, se ve mucho el fútbol de dicho país. Además de esa elegancia para jugar, demostraba también desde muy joven dotes de caudillo.

El primer momento de gloria para Hugo De León llegaría con la obtención de la segunda Copa Libertadores para Nacional, en 1980. Un equipo dirigido por Juan Martín Mujica, con Esteban Gesto como PF y que contaba con De León y también con figuras como Waldemar Victorino, "Cacho" Blanco, Rodolfo Rodríguez y  "Cascarilla" Morales entre otros.

Nacional de 1980. Hugo De León es el que se encuentra arriba a la derecha.

Fue una de las figuras en esa segunda Libertadores obtenida por Nacional y la primera de su cosecha personal.

Después de la obtención de la Libertadores de 1980, Hugo De León - que había sido titular en la selección uruguaya y haber obtenido el "Mundialito" - es transferido al Gremio de Porto Alegre donde en 1983 ganaría nuevamente la Copa Libertadores con el "Tricolor Gaúcho".

Hugo De León, capitán de Gremio en la final de la Libertadores frente a Peñarol en 1983.

La final obtenida por Gremio - segunda para Hugo De León - fue nada menos que contra su viejo rival, Peñarol que defendía el título obtenido en la edición pasada. Esas finales tuvieron como resultado un empate a uno en Montevideo y una victoria de Gremio en Porto Alegre por 2 goles a 1. Cuenta la leyenda que De León, por una promesa, se afeitó por única vez como jugador su intocable y tupida barba.

Después vinieron dos equipos grandes más en el fútbol brasileño, primero el Corinthians entre 1984 y 1985 y luego el Santos entre 1986 y 1987 donde fue titular indiscutido para el "Peixe".

Hugo De León con la camiseta del Santos.

De Santos, le llegaría la oportunidad de jugar en el viejo continente, precisamente el Logroñés de España. Allí estuvo apenas una temporada volviendo a Nacional a mitad de 1988 para jugar la segunda mitad del año y las fases finales de la Copa Libertadores. En la misma fue inscripto con el número "19" y fue determinante por su liderazgo en el equipo y su calidad. Convirtió el último gol en la final, en el 3 a 0 frente a Newell´s en el Centenario. Nacional conseguía así su tercera copa y De León la tercera de su cosecha personal.

Vendrían también otras conquistas para Nacional y De León: la Intercontinental frente a PSV, la Copa de Oro Mar del Plata, la Recopa frente a Racing de Avellaneda y la Interamericana frente a Olimpia de Honduras. Después de un año glorioso para Nacional y también en lo personal para el Hugo, vendría un pasaje por River Plate de Argentina, Botafogo de Brasil y el fútbol japonés hasta retornar en la segunda mitad de 1992 a ganar el campeonato uruguayo.

Hugo De León en River Plate.

En 1992 Hugo De León termina siendo clave para obtener el Campeonato Uruguayo tras 9 años de sequía liderando un equipo que contaba con varios campeones del 88 como Yubert Lemos, Tony Gómez, Soca, Pintos Saldaña, Seré y su compañero de zaga y amigo, Daniel Felipe Reveléz.

Hugo De León con la selección uruguaya donde jugó 48 partidos.

Además de su carrera como jugador de Nacional, Gremio y otros equipos, también tuvo participaciones como internacional por Uruguay. Con la celeste jugó un total de 48 partidos sin convertir goles.

Con la celeste fue campeón sudamericano en 1977 y del Mundialito de 1980. En la Copa América de Brasil de 1989 obtuvo con Uruguay el subcampeonato al caer en la final frente a Brasil por mínima diferencia. La última participación de Hugo De León con la celeste fue en el Mundial de Italia 90 donde fuimos eliminados por los dueños de casa por 2 goles contra 0.

Hugo De León como entrenador de Nacional.

Pero, también tuvo su ciclo exitoso en Nacional como entrenador y en un momento muy especial para el club: había que cortar el sexenio de Peñarol (algo inédito en el fútbol uruguayo) y se venían los festejos por los 100 años de Nacional.

Se apostó por el riverense para inculcar la mentalidad ganadora a un equipo que venía seriamente golpeado y levantarlo.

Realizó una limpieza de plantel quitando a los que no rindieron - ya sea con rescisión de contrato, no renovando los que vencieron o buscándoles otro club - y trayendo gente nueva y con hambre de gloria. También se apostó a darle cabida a algunos juveniles como el arquero Gustavo Munúa y el polifuncional Gustavo Varela. Aunque también hubo jugadores que no le convencían del todo pero luego terminaron siendo importantes en el equipo como Gianni Guigou y otros que tuvieron bastante participación con algunos rendimientos interesantes como Jorge "Chispa" Delgado y Walter Fabián Coelho.

Plantel de 1998, armado por Hugo De León. 

También llegaron a ser importantes como incorporaciones ese mismo año Carlos Camejo, Marco Vanzini, Federico Bergara, "Tyson" Núñez y otros más como Martín Del Campo, el paraguayo Luis Monzón y Leonardo Romay que reforzaron el plantel a mitad de año. Aunque también hubo algunos que no pudieron llegar como Julio Dely Valdéz (que el dijo que estuvo cerca pero el Oviedo no quiso liberarlo) y el brasileño Pintado, un "5" campeón en el San Pablo de Telé Santana de 1992 y 1993.

Como dato adicional, Nacional logró el Apertura y el Clausura coronándose así campeón sin que haya necesidad de finales. En 1999 se festejaron los 100 años del club en un partido contra el PSV Eindovhen donde Nacional se reforzó con ex jugadores como Álvaro Recoba, Dely Valdéz y Fabián O´Neill y hubo una previa de un partido entre viejas glorias del club. También, Hugo De León entró a jugar unos minutos y se ubicó como "5". Si bien hacía años que estaba retirado se notaba que la calidad estaba intacta ya que mandaba varios pases acertados a sus jugadores.

Hugo De León en el partido de los 100 años.

Ese año 1999 no pudo conseguirse el campeonato uruguayo porque - decisiones turbias mediante de los jueces y la pésima actuación del arquero Carlos Nicola - perdimos las finales contra Peñarol. En 2000 y 20001 De León consigue dos nuevos campeonatos uruguayos para el tricolor para luego alejarse de la dirección técnica.

Volvería a dirigir a Nacional tras un paso no tan fructífero dirigiendo en México en la segunda mitad de 2004, tras ser destituido Santiago Ostolaza. Para acompañar al goleador Alexander Medina con De León llegaron Martín Ligüera - regresaba tras un paso exitoso por Fénix y la selección y uno no tan bueno en el fútbol español - y el "Loco" Abreu. Pero no pudo conseguir el campeonato a pesar de las dos remontadas clásicas perdiendo las finales frente a Danubio.

Ese segundo paso de De León como DT de Nacional estuvo también marcado por los conflictos con la Mutual de DTs debido a que se negaba a revalidar el curso de técnico realizado en Brasil, lo cual llevó a que no pueda dirigir el equipo en la cancha y que muchos clubes no aceptaran partidos de entrenamiento frente a Nacional.

De León se marchó y se fue a dirigir a Gremio de Porto Alegre pero sin suceso. Fue la última vez que dirigió. Pudo haber retornado en 2012 pero el presidente de Nacional Alarcón - en conflicto con él - fue a contratar a Gustavo Díaz para que el Hugo no volviera.

Si bien De León estaba dispuesto a retornar y dejar de lado las diferencias con Alarcón, no aceptaba que no pudiera entrar con el equipo a la cancha como ocurrió en el pasaje anterior.

De León como dirigente tricolor.

Como no hay dos sin tres, vino otro ciclo del "Patriarca" pero esta vez como dirigente. Cuando gana las elecciones 1N traen al antiguo caudillo como manager y él se encargaba de las negociaciones por jugadores. Incluso, hubo un fuerte choque entre De León con el presidente de River Plate argentino por el pase que no fue de Polenta al club millonario.

Pero ese ciclo como dirigente duró poco puesto que De León vio irregularidades que 1N le criticó a Ache y se alejó. Incluso le achacaron a él la llegada de Leo Gamalho - delantero brasileño - cuando fueron los directivos quienes lo contrataron sin que él que era el manager diese el visto bueno.

Hugo De León, un ganador y líder innato. Varios títulos como jugador y como DT que quedaron marcados a fuego en la gloriosa historia tricolor. Si bien en este momento no le interesa dirigir...¿Podría reconsiderarlo? Siempre las puertas del club van a estar abiertas para él mientras viva y pueda dirigir al club.