Tanto se habla de los rendimientos actuales de Matías Viña, lateral izquierdo tricolor recientemente citado a la selección uruguaya que muchos dicen que hacía tiempo no se veía un lateral tan completo y de rendimiento tan parejo.

Lo que me hizo recordar lo siguiente: ¿Qué habrá sido de la vida de Matías Rodríguez? Ese lateral derecho que sin lugar en Boca Juniors vino a hacerse un nombre aquí en Uruguay a mediados del 2008, más precisamente al Club Nacional de Football.

Matías Rodríguez en acción frente a Palmeiras en la Libertadores de 2009.

Nacional, en 2008, había quedado fuera de la discusión en la definición del Uruguayo 2007/08 ganado por Defensor Sporting en una recordada final frente a Peñarol. Recordada porque Defensor mostró que solamente con nombres no se ganan los campeonatos, sino que había que tener una base con un equipo ensamblado.

Los jugadores de Defensor se conocían muchos de las inferiores como Viudez, Álvaro González, Pablo Pintos y otros; mientras que a Peñarol le "habían armado un cuadro como para pelear una Libertadores"; con la llegada de Carlos Bueno, Estoyanoff, el "Pollo" Olivera y Darío Rodríguez que se sumaron a otros como Antonio Pacheco, Gerardo Alcoba y demás que estaban en el club.

Luego de terminado ese torneo, era imperativo ganar el Apertura y el Uruguayo de la temporada 2008/09 ya que veníamos de dos años de sequía.

Llegaron algunos refuerzos como "Matute" Morales, Ligüera, y demás; pero uno de los primeros que llegó fue este "ilustre desconocido" como Matías Rodríguez.

Matías Rodríguez con la camiseta del Club Nacional de Football.

Este argentino nació en San Luis, un 14 de abril de 1986 llegando a Nacional a mitad de 2008 con la idea de hacerse con el puesto de lateral derecho; muchos nos preguntábamos de donde había salido.

El comenzó su carrera en Boca Juniors, pero al no tener continuidad en los xeneises tuvo un paso por el Aucas de Ecuador y otro paso anecdótico por el fútbol austríaco. Al volver y ver que en Boca no tenía lugar, fue cedido a Nacional.

Si bien él era considerado lateral derecho, en Nacional tuvo rendimientos parejos no sólo jugando en su posición, sino que también lo hizo de forma muy correcta en el puesto de lateral izquierdo, volante por derecha y en algunos partidos conformó también la zaga central y el doble 5. Muchos decían que si a Matías Rodríguez le tiraban los guantes, iba al arco sin decir nada.

Llamaba la atención por su vocación ofensiva, que tiraba muy buenos centros y su orden táctico ya que hacía muy bien todos los relevos. Su estadística en la temporada 2008/09 fueron 29 partidos jugados y un gol. Clave para la obtención del Uruguayo 2008/09 y la campaña en la Libertadores de 2009.

Matías Rodríguez, abajo a la derecha, en el recordado clásico de los tres goles del "Grillito" Biscayzacú.

En esa temporada, Matías fue uno de los titulares indiscutidos y parte clave en el esquema de Gerardo Pelusso tanto en el lateral derecho, como en el lateral izquierdo y de volante por derecha en algunos partidos.

Esa campaña también es recordada por el "clásico del Grillito", la llegada de Nacional a las semifinales de la Libertadores donde Estudiantes - a la postre campeón - nos eliminó y también por las 5 finales ganadas a Defensor Sporting en la lucha por el campeonato.

Además de Matías Rodríguez como titular indiscutido y como figura, el equipo contaba con otras figuras destacadas como Rodrigo Muñoz, Adrián Romero, Sebastián Coates, Mauricio Victorino, OJ Morales, Lodeiro, el "Cacique" Medina y comenzaban a dar sus primeros pasos Facundo Píriz, Calzada, Santiago García y Mauricio Pereyra.

Terminado de conquistar el Uruguayo 2008/09, ahora había que ir por el Apertura y armar una base para ir por la Libertadores 2010. Lógicamente hubo bastantes bajas en el equipo; Adrián Romero, Federico Domínguez, Alexander Medina, Diego Arismendi y otros dejaron el club; pero Alarcón "peló la billetera" y llegaron numerosas incorporaciones que se sumaron a los que se quedaron como Santiago García, Sergio Blanco, OJ, Lodeiro, Coates y el mismo Matías Rodríguez.

En ese período llegaron al club Christian Núñez, Gonzalo Godoy, Matías Cabrera, Sebastián Balsas, Álvaro González y además retornaron históricos como Mario Regueiro, Gustavo Varela, Gianni Guigou y Alejandro Lembo.

También se dio el alejamiento del entrenador Gerardo Pelusso y la llegada de Eduardo Acevedo; de muy buena campaña en Cerro siendo campeón de la liguilla.

Muchos nos ilusionamos con la Libertadores de 2010 luego de ganar "sobrados" el Apertura; mostrando un "fútbol champagne", empezando con tres puntos abajo y goleando a Peñarol en el clásico con autoridad por 3 goles a 0.

Pero, tuvimos algo que no esperábamos: la venta de Lodeiro - apurada y desprolija - y la salida de Matías Rodríguez a la Universidad de Chile. Había terminado el préstamo y Nacional debía abonar U$S 300 mil para quedarse con el pase del lateral pero aparecieron los trasandinos con el dinero y con un contrato mejor del que ganaba aquí. Llegó Ernesto Goñi desde Racing para reemplazarlo y no fue lo mismo. Nacional sintió la ausencia de Rodríguez ya que hacía todos los relevos.

Quedamos eliminados por Cruzeiro en octavos de final y Peñarol fue el campeón del Uruguayo 2009/10; sin mencionar que Nacional no repitió el rendimiento del Apertura.

Matías Rodríguez festejando un gol de la U de Chile..

En la Universidad de Chile su rendimiento fue superlativo, marcando en su primer pasaje por los azules 31 goles, ganando campeonatos chilenos y la Copa Sudamericana de 2011.

Ya se comenzaba a hablar de un pase a Europa para Matías Rodríguez y de su convocatoria a la selección argentina.

Ambos llegaron en 2012; para el comienzo de la temporada italiana en la Serie A, la Sampdoria se hizo con sus servicios y en la disputa de las Eliminatorias para el mundial de Brasil 2014 fue convocado por el entrenador Alejandro Sabella en la 5ta. fecha para jugar frente a Ecuador, para un amistoso frente a Brasil y también para jugar frente a Chile; esta última de emergencia ya que Gino Peruzzi (jugador de Nacional en 2018) se lesionó y Matías Rodríguez fue su reemplazo.

Su paso por la Sampdoria fue bastante magro, ya que en dos temporadas con los genoveses apenas disputó 5 partidos. Se habló de un retorno a Nacional, pero no se dio por factores económicos y porque el jugador quiso quedarse en Europa.

Una de las pocas imágenes de Matías Rodríguez con la camiseta de Sampdoria.

Luego de no tener continuidad en el club italiano, Rodríguez retorna a Sudamérica para enrolarse en el Gremio de Brasil, donde en dos temporadas jugaría 29 partidos y marcaría un tanto.

En 2015 se producirá el retorno de Matías a la Universidad de Chile donde actualmente milita; pero no se daría - por una cuestión de edad y porque los laterales momentáneamente están cubiertos - su regreso a Nacional.

Matías Rodríguez, uno de los tantos "ilustres desconocidos" que llegó para hacerse un nombre en Nacional, desde el mismo equipo que llegó el GRAN ATILIO GARCÍA y que muchos en su momento nos ilusionamos con su retorno. En esta época que es difícil conseguir buenos laterales, él fue oro en su momento. Hoy con Matías Viña y Armando Méndez (de buenas actuaciones) tenemos cubierto bien el puesto; pero había que remontarse a la época de Matías Rodríguez para recordar buenos laterales; después a cuando estaban Del Campo y Bergara; más atrás Pintos Saldaña, Tony Gómez y Carlos Soca; mucho más en el tiempo con Washington González...

Un lindo recuerdo de Matías Rodríguez, pensando en el presente de Matías Viña y lo difícil que va a ser reemplazarlo ya que hoy los buenos laterales en Uruguay no abundan.