Un jugador que siempre tuvo un reconocimiento a la entrega, pero tuvo la mala suerte de no poder ser campeón uruguayo, Nelson Javier Abeijón. Este posteo bien podría llamarse "de la barra a la Primera de Nacional".

El popular "Abeja", era parte de la hinchada del equipo, iba todos los fines de semana a la cancha a ver a Nacional; el típico ejemplo del jugador hincha.

Nació en Montevideo, un 21 de julio de 1973 y debutó en la primera del Club Nacional de Football a la edad de 20 años en una época donde no eran tan verdes los laureles y el tradicional rival ganaba todo.

Nacional de 1994, arriba desde la izquierda: Daniel Felipe Reveléz, Jorge Seré, Nelson Abeijón, Rubén Pereira, Ricardo Canals y Gerardo Severo. Abajo, desde la izquierda: Juan Andrés Larre, Martín Parodi, Fabián O´Neill, Antonio Vidal González y Álvaro Gutiérrez. 

El "Abeja", es jugador de la misma generación de Fabián O´Neill, Rodrigo Lemos y Martín Parodi; pero a diferencia de ellos, su fútbol era muy diferente. Era un jugador metedor, al estilo del "Vasco" Ostolaza y como él se desempeñaba de volante central y ocasionalmente de zaguero; puesto que desempeñó algunos partidos puntuales.

Era bastante aguerrido y era de esos pocos jugadores que en la época del quinquenio aurinegro que mostraba algo de amor propio; los que lo habían conocido en persona manifestaron que "no le gustaba perder ni en el truco". Dueño de más de un metro ochenta de estatura, se caracterizaba por hacer goles de cabeza y cada tanto sacaba algún "zapatazo" desde afuera del área que se colaba en el arco rival.

Nelson Abeijón en sus comienzos en Nacional.

En el 95 y 96, jugó las finales por el uruguayo frente a Peñarol pero fue derrotado. En 1995 Nacional tenía la pareja de delanteros más goleadora del torneo (Osvaldo Canobbio con 12 goles y Juan González con 16) además de contar con el talento de jugadores como Fabián O´Neill, Martín Parodi y Rodrigo Lemos. Peñarol, no llegaba mal pese a perder a los delanteros titulares a mitad de año (se marchó Marcelo Otero a Vicenza y Darío Silva al Cagliari, ambos de Italia) pero igual quedaron - y realizaron buen papel - los suplentes de ambos que eran Luis Romero y Federico Magallanes, además que tenían a Bengoechea en su mejor momento.

Arriba, desde la izquierda: Carlos Nicola, Leonardo Jara, Ricardo Canals, Fernando Kanapkis, Nelson Abeijón y Alfonso Domínguez. Abajo, desde la izquierda: Gianni Guigou, Rodrigo Lemos, Osvaldo Canobbio, Juan González y Fabián O´Neill.

En 1996, Nacional había ganado de punta a punta el Clausura contaba una vez más con la pareja goleadora del campeonato (Juan González y Juan Ravera) contaba con una defensa bastante regular, un "doble 5" firme conformado por Nelson Abeijón (en un gran momento) y Diego Tito, Parodi y Lemos que aportaban lo suyo en creación y fundamentalmente el talento de Álvaro Recoba. Peñarol, había ganado el Apertura pero llegaba con varias derrotas a cuestas, con Fossatti (entrenador) con un pie adentro y otro afuera, con el plantel dividido entre quienes estaban con el capitán Bengoechea y quienes con el entrenador y sin mencionar que ese Peñarol no le hacía un gol a casi nadie; se habían ido Luis Romero y Federico Magallanes a mitad de año, Pacheco y el "Pato" Aguilera andaban bajos y tanto Martín Rodríguez como Martín García y Andreé "Varilla" González no hilvanaban una seguidilla de goles. Además estaba el antecedente que el clásico del Clausura 1996 lo gana Nacional "de atrás" con goles de Gustavo Badell y del "Abeja".

Se saboreaba cortar el "tetra" del tradicional rival, pero contra todos los pronósticos, Nacional pierde el primer partido por uno a cero (autogol de Andrés Silva aunque se lo contabilizaron a Tais) y el segundo se salda con un empate a un tanto por bando, convirtiendo Antonio Pacheco para los aurinegros e igualando Martín Parodi para Nacional.

Nacional 1996, arriba desde la izquierda: Carlos Nicola, Jacinto Cabrera, Andrés Silva, Gustavo Badell, Nelson Abeijón y Alfonso Domínguez. Abajo, desde la izquierda: Juan González, Juan Ravera, Rodrigo Lemos, Diego Tito y Álvaro Recoba.

En la Liguilla 1996, Nacional la gana de forma invicta, coronándose en el clásico y "dándole la vuelta en la cara" a Peñarol. El "Abeja", una vez más fue figura en un clásico. Si algo tenía él era que ganando o perdiendo, jugando bien o mal, jamás se asustaba ni se borraba frente al tradicional rival.

A mitad de 1997, luego de ganar el Apertura con Nacional, se marcharía el "Abeja" del club, junto con Álvaro Recoba (Inter de Milán, Italia) y Juan González (Real Oviedo de España). El destino del "Abeja" sería el fútbol español, precisamente el Racing de Santander. En Nacional tuvo 81 presencias y convirtió 9 goles.

En el equipo español, coincidió con otros tres uruguayos: Diego López, Fernando Correa y Washington Tais. Su estadía por "El Sardinero" duró apenas un año y luego, su destino sería el fútbol italiano; el Cagliari. En el Racing tuvo 30 presencias en la temporada y marcó dos goles.

Allí marchó junto a Diego López y lo esperaba su amigo y compañero en Nacional: Fabián O´Neill. En el Cagliari, además de O´Neill y Diego López, fue también compañero de Darío Silva.

Nelson Abeijón, festejando un gol en el Cagliari de Italia.

En el Cagliari tuvo dos ciclos, entre la Serie A del Calcio y la Serie B. El primero duró entre 1998 y 2003 donde jugó 77 partidos y marcó 3 goles; en el segundo ciclo que duró entre 2004 y 2006, se cuentan otras 77 presencias y 8 gritos con la camiseta del equipo de Cerdeña. En el medio, estuvo una temporada en el Como donde tuvo apenas 10 presencias y un gol convertido.

Su última temporada en Italia, no fue la mejor. Tuvo un pasaje por el Atalanta de Bérgamo durante la temporada 2006/07 donde apenas contó con 5 presencias. A comienzos de 2008, pegaría la vuelta a Uruguay...¿Sería Nacional nuevamente su destino? No, porque si bien el jugador quería volver y no habría problemas con sus pretensiones económicas, los dirigentes tenían serias dudas. El popular "Abeja" ya contaba con casi 35 primaveras y con una inactividad bastante importante. Los puestos para jugar de "5" estaban cubiertos por Oscar Morales, Mathías Cardaccio, Diego Arismendi y Roberto Brum; mientras que para la zaga estaban Mauricio Victorino, Deivis Barone, Adrián Romero y Pablo Melo. Al final, quien terminó de "bajarle el pulgar" al "Abeja" fue el DT Gerardo Pelusso por lo anteriormente expuesto, contando que también estaban para subir al primer equipo tricolor los juveniles Facundo Píriz, Rafael García y Maximiliano Calzada para el medio y para la defensa estaba también Sebastián Coates esperando.

Las declaraciones del "Abeja" no se hicieron esperar; dijo que "me dolió que Nacional me cerrara las puertas" y que "no soy Maradona, pero algo les puedo aportar aún". Esos últimos seis meses como profesional, los tuvo en el darsenero; donde apenas contó dos presencias. Así terminó el ciclo de Nelson Abeijón como futbolista profesional.

Uruguay campeón de América 1995 donde el "Abeja" fue parte del plantel.

También, además de Nacional, River Plate y Europa; Abeijón tuvo participaciones en la selección uruguaya. Su logro más grande fue integrar el plantel campeón de 1995 donde tuvo poca participación. Compartió el plantel con otro compañero suyo de Nacional en ese entonces, Gustavo Méndez. También estaban en el plantel jugadores como Gustavo Poyet, Enzo Francéscoli, Daniel Fonseca, Marcelo Otero y otros.

Nelson Abeijón en la selección.

En 1996 participó del preolímpico para Atlanta (Estados Unidos) donde Uruguay no clasificó, quedando detrás de Brasil y Argentina. Algunos jugadores integrantes de ese plantel Sub 23 fueron - además de Abeijón - fueron Tabaré Silva, Edgardo Adinolfi, Marcelo Tejera, Marcelo Romero, Gabriel Álvez y Federico Magallanes entre otros.

También estuvo en varios partidos por la Eliminatoria Sudamericana que era la correspondiente para el Mundial de Francia 1998 donde Uruguay no se pudo clasificar, quedando apenas por encima de Venezuela y Bolivia. Abeijón fue titular en los partidos frente a Perú, Argentina y Colombia en Montevideo y contra Ecuador en la derrota por 4 a 0 en Guayaquil.

Para las Eliminatorias del Mundial de Corea y Japón que se iba a celebrar en 2002, no fue tenido en cuenta, pero durante la Eliminatoria para el Mundial de Alemania 2006 - mientras fue Carrasco el técnico - era parte del plantel. Marcó un gol en el primer partido frente a Bolivia, en la victoria de la celeste por 5 a 0 en Montevideo.

Tuvo presencias frente a Bolivia, Paraguay y Brasil; después de que fue cesado Carrasco, asumió Fossatti y nunca más fue tenido en cuenta. Fossatti optó para el mediocampo por Pablo García, Marcelo Sosa (era el titular con JR y Abeijón era su suplente), Javier Delgado, Omar Pouso y Gonzalo de los Santos.

Nelson Abeijón...fue símbolo de la entrega, de no bajar los brazos, de no darse por vencido y además trataba de influir con eso mismo. No tuvo tanta suerte puesto que le tocó integrar una época que era bastante negra, pero cuando le tocó volver no tenía lugar. Capaz debió haberlo hecho antes y no demorarse; pero por lo anteriormente expuesto, si alguien merecía ser campeón con Nacional, era él.