Ayer jueves asumió la flamante directiva que estará en funciones hasta diciembre de 2024 con José Fuentes a la cabeza. Además se aprovechó la oportunidad para presentar a Pablo Repetto como nuevo entrenador y también a su cuerpo técnico.

José Fuentes en su asunción presentando a Pablo Repetto y su cuerpo técnico.

Hubo varios elementos a considerar, por ejemplo de que Pablo Repetto buscará armar un equipo competitivo y van a ponerle a disposición todos los recursos posibles para que arme el plantel a su gusto. También se habló de que Repetto usaría como esquema base el 4-2-3-1 y que pretende un fútbol dinámico. El entrenador habría manifestado que jugar bien es "atacar bien y defender bien", algo que resume su filosofía.

Ya posó con la tricolor el nuevo entrenador.

Pero, mas allá de como jugaría Repetto, hay algunas cuestiones respecto al armado del plantel que dejaron en claro que va a haber dos despedidas de jugadores que son referentes en el plantel actual.

Estamos hablando de los casos puntuales del delantero argentino Gonzalo Bergessio y del zaguero Diego Polenta.

Al goleador tricolor en lo que va de este siglo, se le ofreció renovar.

Respecto a Gonzalo Bergessio estaba clara la intención de renovarle por un tema de reconocimiento y porque unos días antes del resultado de la elección, sin importar quien gane, el DT iba a ser Álvaro Gutiérrez. Al "Guti" se le había consultado por la renovación de Gonzalo Bergessio y había puesto el pulgar hacia arriba; pero cuando Gutiérrez comunicó que no iba a volver, las cosas cambiaron.

De todas formas a Gonzalo Bergessio se le ofreció renovar una temporada mas con ajuste del sueldo pero el jugador rechazó la propuesta. Gonzalo Bergessio acepta la rebaja en su salario pero quiere dos años de contrato. Por un tema de edad y también monetario van a tratar de limar asperezas aunque hoy todo parece indicar que el cordobés está mas afuera que adentro del plantel de 2022.

En caso de no aceptar la oferta de Nacional, Platense, equipo que milita en la Superliga Argentina y en el cual el delantero debutó en 2001; buscará su retorno para tenerlo en sus filas.

Diego Polenta en los clásicos de su primer pasaje.

En lo referente a Diego Polenta, el zaguero volvió a mitad del año pasado firmando hasta el final de la temporada y no tuvo el rendimiento esperado. Mas para un jugador que volvía en la madurez y la plenitud de sus 29 años; pero no fue así.

A Diego Polenta se le reconoce que cuando vino en la segunda mitad de 2014 fue uno de los jugadores que "le cambió la cara a Nacional" tras comerse una goleada brutal en el clásico del Clausura 2014.

En ese primer pasaje entre la segunda mitad del 2014 y la primera mitad de 2018, se obtuvieron los campeonatos uruguayos de la temporada 2014/15 y el especial 2016 con el zaguero como titular indiscutido, figura y capitán del equipo; sin mencionar que entre esa segunda mitad de 2014 y la primera de 2017, estuvimos tres años sin conocer la derrota en la cancha frente al rival de todas las horas en clásicos oficiales.

Si bien Polenta volvió con 29 años lo hizo en un estado físico que no era el mejor y tuvo a Nacional como última opción, sin mencionar que a principios de 2020 pasó diciendo que "Nacional era lo mas grande y que iba a volver" nos dejó por irse al Olimpia de Paraguay donde jugó poco y encima gratis; literalmente.

En lo que respecta al rendimiento de Diego Polenta en partidos oficiales con Nacional en su segundo ciclo, lejos estuvo de ser la versión anterior.

José Fuentes le pasó la decisión a Pablo Repetto.

Esto quedó en evidencia en las palabras del presidente José Fuentes en su presentación cuando señaló que la decisión de que se queden o no en el plantel estos dos pesos pesados, es puramente del entrenador.

El entrenador va a tener libertad en armar el plantel y que el papel de la directiva será apoyarlo en todo.

Repetto en las posibles renovaciones de Bergessio y Polenta, manifestó que aún no hay una postura tomada, pero se va a evaluar si los van a utilizar, si van a tener minutos y demás. También dijo que "los jugadores que tienen historia en el club están en la misma línea de evaluación".

Otra declaración del nuevo entrenador es que muchos preguntan cuantos cupos para extranjeros hay y el dijo que se desconoce, que primero hay que resolver ciertas situaciones y que los primeros en enterarse van a ser los jugadores.

Dicho esto, parece ser que Gonzalo Bergessio habría tenido frente a River Plate en la última jornada del Clausura sus últimos minutos en Nacional y Diego Polenta en la jornada anterior.

De todas formas, no se irá Gonzalo Bergessio por la puerta trasera.

¿Por qué es el final de una era? Porque ambos jugadores fueron importantes para Nacional en determinados momentos y son dos referentes dentro del plantel.

Diego Polenta fue importante en las obtenciones del Campeonato Uruguayo 2014/15 y el especial 2016, tuvo varios clásicos buenos - incluyendo cinco goles de los cuales tres les fueron adjudicados tras un fallo en los escritorios - y, como se dijo, fue uno de los jugadores que le cambió la cara a Nacional ante Peñarol tras el clásico del cinco a cero.

En el debe tiene Diego Polenta varias expulsiones innecesarias que costaron caras al club en partidos decisivos como en la previa a la fase de grupos de la Copa Libertadores de 2015  y la eliminación de la Copa Libertadores de 2018 cuando en vez de reventarla contra Estudiantes quiso salir jugando cuando tenía tres jugadores contrarior marcándolo.

A Gonzalo Bergessio se le podrá achacar que apenas tiene dos goles oficiales frente a Peñarol, pero entre 2018 y la actualidad fue importante en el bicampeonato; sin mencionar que muchas veces que Nacional sumó puntos fue gracias a él.

Capaz un año mas para tenerlo como referente del equipo y con un sueldo acorde se podría quedar, para que tenga la chance de no irse perdedor; pero dos años de contrato como pretende, es demasiado.