Ganó Peñarol a Nacional en su propia cancha, pero la verdad es que el partido tuvo un protagonista que fue el que definió el partido a favor del local: el juez Pablo Giménez.

Si el juez del partido, que en teoría debe administrar justicia, decide inclinar la cancha a favor de un equipo...es casi titánica la tarea.

En primer lugar, hubo una falta de Urretavizcaya que ni siquiera tuvo una tarjeta amarilla cuando recién estaba comenzando el partido...no creo que haya algo en el reglamento que diga que antes de tal minuto no puede sacarse tarjeta.

Pero, también pasaba que cada falta que cometíamos nosotros era para cortar el juego en favor de ellos.

Por errores defensivos nuestros, vinieron dos goles de Peñarol. El primero fue tras un centro de pelota quieta de Urretavizcaya que cabecea - sin que nadie siquiera lo moleste - Fabricio Formiliano para decretar la apertura del marcador.

El segundo gol de los locales vino a los 36 minutos tras un saque lateral que el Cebolla Rodríguez primerea con un centro atrás y David Terans - que estaba casi solo - decreta el segundo gol.

Sobre los 41 minutos, Nacional por intermedio de Gabriel Neves, logra recortar la diferencia. Un tiro desde afuera del área que rebota en un jugador de Peñarol y descoloca a Kevin Dawson.

Para el segundo tiempo, a los 10 segundos de iniciado, tras una jugada del Chory Castro, Santiago Rodríguez logra empatar el partido. Pase largo, corrida del Chory que con un centro atrás entra Santiago Rodríguez y empata el partido.

Todo parecía que Nacional se iba en camino a una nueva remontada clásica pero, apareció el juez Pablo Giménez para inclinar el partido en favor de los locales.

Primero un codazo - que no era para expulsión sino para mandarlo en cana - del Cebolla Rodríguez a Joaquín Trasante que el juez no solamente no le saca ni una amarilla sino que dice "siga, siga". Después dos penales - uno dudoso - en favor de Nacional que se desestimaron totalmente y faltaba la "frutillita" de la torta para que Giménez sea la figura del partido: penal para Peñarol que no dudó ni medio segundo en cobrarlo. El mismo es detenido por Sergio Rochet, pero tras el rebote convierte el gol del triunfo el delantero argentino Nahuelpan. El mismo debió ser anulado puesto que el delantero argentino había invadido el área cuando hasta el que nunca mira fútbol sabe que cuando se cobra una pena máxima solamente pueden estar en el área el ejecutante y el arquero. El juez terminó validando el gol de los manyas sin dudar.

Ahora, convengamos algo. Giordano se equivocó no en el sistema sino en la elección de los titulares y nuevamente en los cambios. No se entendió la inclusión en la zaga de Rafael García y dejar a Oliveros en el banco de suplentes y la inclusión de Renzo Orihuela que había salido lastimado del anterior compromiso frente a River Plate por la Libertadores. Tampoco se entendió la salida de Bergessio cuando se logra empatar el partido y poner a Sebastián Fernández antes de Ignacio Lores que en varios partidos cuando Nacional se iba al ataque generó algo.

Sin más nada que agregar ahora, dejo los rendimientos de los jugadores de Nacional que participaron en el clásico.

SERGIO ROCHET (6): Sin responsabilidad en los goles. Le tapó un tiro libre a Urretavizcaya y contuvo un penal.

MATHÍAS LABORDA (4): Desatenciones varias y perdido totalmente en el lateral derecho y en la zaga. Partido olvidable.

RAFAEL GARCÍA (3): Lento, muy lento. Jugó muy mal y fue responsable en el segundo gol.

RENZO ORIHUELA (6): Pese a que venía recuperándose del golpe sentido frente a River Plate en Buenos Aires, fue el mejor de la defensa. Lástima que sus compañeros complicaron su gestión.

AYRTON COUGO (5): En el primer tiempo no tuvo mucho, en el segundo trató de mostrarse como opción por la izquierda. Aceptable partido y no mucho más.

EMILIANO MARTÍNEZ (4): Seguramente le pasó factura el cansancio del partido frente a River Plate, pero lo cierto es que no jugó bien y no repitió los partidos anteriores en cuanto al desempeño.

GABRIEL NEVES (6): La verdad que fue el mejor jugador que Nacional mostró en cancha. Fue la manija y uno de los pocos que sacó la cara. Capaz estuvo bien expulsado, pero antes debió haberse ido el Cebolla Rodríguez por aquel codazo criminal a Joaquín Trasante. 

JOAQUÍN TRASANTE (4): Metió y corrió, pero no jugó bien. Estuvo bajo su rendimiento en el partido.

SANTIAGO RODRÍGUEZ (5): El gol del empate transitorio, no mucho más.

GONZALO BERGESSIO (5): Peleó, empujó y mostró la entrega de siempre. Pero, inexplicablemente fue sustituido. Debió seguir un poco más al menos.

GONZALO CASTRO (6): No anduvo mal, pero terminó fundido.

ALFONSO TREZZA (3): Mal, pésimo partido. Jugó como lateral derecho y Facundo Torres lo paseó durante todo el tiempo que estuvo en la cancha.

EMILIANO VILLAR (-): Pocos minutos en la cancha, pero buscó presionar.

CLAUDIO YACOB (-): Entró para controlar la pelota, pero no anduvo bien.

PABLO GARCÍA (-): Pocos minutos.

SEBASTIÁN FERNÁNDEZ (-): Pocos minutos y erró un gol increíble. Su ciclo en Nacional, hoy quedó en evidencia que está terminado.

JORGE GIORDANO D.T. (4): Mala elección de algunos titulares y peor elección en los cambios. Cuando termine el Torneo Intermedio, debe volver a su puesto y dejar la dirección técnica.