Como en la Recopa de 1989, Nacional volvió a festejar frente a Racing; con la diferencia que en aquella oportunidad se consiguió un trofeo y se empató y en la presente se ganó un partido importante como visitante para la clasificación en el Grupo F de la Copa Libertadores de América.

Una de las imágenes que nos regaló el partido.

Nacional había comenzado un primer tiempo jugando bastante replegado, con una formación de un 4-4-1-1 con Bergessio comandando el ataque y con Santiago Rodríguez atrás; Trezza por derecha y Ocampo por la izquierda fueron los encargados de hacer las bandas en esta oportunidad.

Tuvimos alguna dificultad al comienzo puesto que Racing tuvo bastante la pelota y Nacional se replegaba buscando el contragolpe. Por algunos momentos, tuvimos una vez más problemas con los laterales puesto que el equipo argentino generó problemas por los costados, pero Nacional se mostraba firme con sus zagueros Corujo y Paulo Vinicius que sacaron todas las que llegaban. Se sabe que los equipos de Beccacece son de presionar mucho arriba y de imprimir vértigo por las bandas; además se sabía que Racing al ser local iba a tomar la iniciativa.

Ocampo en duelo contra Pillud, otra vez Brian no anduvo del todo bien.

Pese a que Racing tomó la iniciativa y atacó bastante en el primer tiempo, ya comenzaba sobre el final a acusar cansancio por el parate ocasionado por la pandemia del Covid 19. Inteligente la estrategia de Gustavo Munúa de permitir que Racing hiciera el desgaste para luego salir a contragolpear. Llegábamos con rodaje y ellos con pocos entrenamientos juntos, había que hacerlo valer.

Para el segundo tiempo, Nacional salió decidido a atacar un poco más; si bien se mantuvo compacto para marcar, se paró un poco más adelante que en el primer tiempo. En una presión de Nacional, llegaría a los 53 minutos del partido el gol que habría de definir el pleito en favor de Nacional. Un desborde del juvenil Alfonso Trezza - otra vez de enorme partido - derivó en un penal que el capitán Gonzalo Bergessio cambió por gol. Uno a cero y pelota al medio.

Gol de Gonzalo Bergessio frente a la Academia.

Un minuto después, el local que acusó el golpe, se queda con diez hombres tras la expulsión a Agusto Solari.

Durante el resto del segundo tiempo, Nacional buscó conseguir el segundo y se vieron alguna que otra interesante circulación de pelota. A los 62 entraron Gonzalo Castro - por Ocampo que tuvo un partido bastante magro - y Felipe Carballo - por el argentino Yacob - para buscar dotar de piernas frescas para cuidar el resultado ya que Racing comenzaba a despertarse nuevamente.

Sobre el final, se comenzaba también a acusar el cansancio de nuestros jugadores y Pillud - el lateral derecho de Racing - comenzó a avanzar mucho siendo un atacante más por la banda derecha. Algunos centros mandó a Lisandro López - que ingresó promediando el segundo tiempo - pero totalmente controlados por nuestros zagueros. Incluso, el lateral tuvo una muy clara sobre el final en un tiro que iba a gol y fue sacado por Sergio Rochet que volvió a responder correctamente en esta nueva oportunidad.

En líneas generales, pese a algunas zozobras por las bandas, Nacional estuvo bastante firme atrás con el triángulo final formado por el arquero Sergio Rochet y los zagueros Guzmán Corujo y Paulo Vinicius; además del enorme esfuerzo de nuestro capitán Gonzalo Bergessio y otra actuación enorme de Trezza.

En cuanto a los rendimientos individuales, los mismos serían los siguientes.

SERGIO ROCHET (7): Atajó todas las que le tiraron e incluso también la más difícil que fue el remate de Pillud al final del partido. Cada vez más firme y seguro, aparte de ya entrar en consideración para la selección uruguaya.

ARMANDO MÉNDEZ (4): Muy flojo y superado atrás, aunque levantó algo en el segundo tiempo. Culminó mal todas las jugadas de ataque.

GUZMÁN CORUJO (6): Bien atento en la retaguardia y además sacó todas las que iban por elevación.

PAULO VINICIUS (8): El mejor del fondo y la figura de Nacional en el partido. Muy firme y atento atrás, sin complicarse y complementándose bien con Corujo. Un acierto la contratación de este hombre.

AGUSTÍN OLIVEROS (5): Superado bastante pero cuando entró Castro pudo acomodarse un poco. Pillud lo complicó un poco. Queda claro que donde mejor rinde es de zaguero, pero con el momento de Cougo y la entrada de Corujo, tuvo que ser corrido al lateral. Tuvo una patriada sobre el final que lo dejaron solo sus compañeros.

CLAUDIO YACOB (5): No lo ví mal distribuyendo el balón, pero sigue estando lento y a veces llega tarde a las jugadas.

GABRIEL NEVES (6): Mejor en el segundo tiempo que en el primero.

ALFONSO TREZZA (7): Otro enorme partido del pibe que de a poco se está ganando el puesto. Colaboró mucho en la marca y se desdobló muy bien en ataque. En una de sus incursiones, se generó el penal que convirtió Bergessio.

BRIAN OCAMPO (4): Otro pobre partido del delantero. En el primer tiempo poca disponibilidad para marcar dejando regalado a Oliveros. En el segundo tiempo, algo insinuó, pero muy poco.

SANTIAGO RODRÍGUEZ (6): Buscó habilitar a Bergessio y tuvo un despliegue importante. Se mostró bastante generoso al colaborar con la marca.

GONZALO BERGESSIO (7): Peleó contra los defensas de Racing, fue siempre a todas y generó bastante peligro. Pateó con mucha categoría e inteligencia el penal.

GONZALO CASTRO (6): Los minutos que jugó los jugó correctamente. Trató de colaborar con Oliveros en la marca por la punta izquierda, aunque Pillud subió bastante por ese sector.

FELIPE CARBALLO (5): Trató de darle más dinámica al medio y marca pero sin lucirse. Cumplió.

SEBASTIÁN FERNÁNDEZ (5): Marcó y corrió, se mostró bastante generoso como todo el equipo pero el déficit estuvo con la pelota.

SANTIAGO CARTAGENA (-): Pocos minutos, entró para cerrar el partido.

THIAGO VECINO (-): Pocos minutos en cancha.

GUSTAVO MUNÚA D.T. (6): Inteligente para plantear el partido, permitiendo que Racing haga el desgaste para poder contragolpear. Algunos cambios estuvieron bien hechos, ya que Ocampo no jugó para nada bien y Yacob estaba regalado por la amarilla. No se entendió el cambio que dio el ingreso a Sebastián Fernández y Cartagena debió haber entrado al menos 10 minutos antes para cerrar el partido y retener la pelota en el medio.