Si bien hubo más jugadores argentinos que ninguno de otro país (exceptuando a Uruguay) en Nacional, también hubo varios jugadores brasileños que tuvieron su reconocimiento, algunos fueron considerados ídolos y otros hasta leyendas. Pero, también están los otros que cuyo paso por el club se consideró un error que jamás debió haber ocurrido.

Celio Taveira, fallecido por Covid 19, una gloria del pasado tricolor.

Podríamos nombrar como leyendas a Celio Taveira, un delantero brasileño que defendió a Nacional entre 1967 y 1970 (foto de portada de este artículo) bicampeón uruguayo en 1969 y 1970 y es el segundo goleador histórico de Nacional en la Copa Libertadores marcando 21 goles.

Manga, arquero campeón de América y del mundo con Nacional en 1971.

Pero, es inevitable no mencionar si hablamos de brasileños en el club a Haílton Corrêa de Arruda, mejor conocido como Manga. El arquero llegó al tricolor luego de ser mundialista con Brasil en 1966 y fue para muchos el mejor arquero de la gran historia tricolor. Multi campeón y leyenda en el arco junto a Rodolfo Rodríguez.

¿Qué jugadores norteños jugaron en Nacional a lo largo del siglo XXI? Dejo acá la lista y una pequeña reseña de su pasaje por Nacional.

Nacional de 1998, podemos ver dos brasileños integrando el equipo titular.

Si bien ambos llegaron a fines del siglo XX a Nacional, ambos llegaron a jugar en el club a comienzos del presente siglo. El primero fue Jorge Da Costa "Jorgeao" que fue un zaguero central que antes de llegar a Nacional tuvo un pasaje por Defensor Sporting y el fútbol colombiano. Se caracterizaba por ser bastante aguerrido y por su fiereza en la marca. Jorgeao llegó a Nacional en 1998 y se fue a fines del 2001. Fue campeón uruguayo en tres oportunidades.

El otro brasileño que integró el equipo fue Damián Rodríguez. Sí,  Damián es considerado uruguayo y si bien vivió toda su vida en Rivera, él nació en Porto Alegre. Damián Rodríguez en sus comienzos jugaba como delantero pero después pasó a ser zaguero. Estuvo varias veces a préstamo y a fines de 1997 comenzó a ser titular; justo en la peor época. Para 1998, fue uno de los pocos jugadores que llegó a "sobrevivir" la limpieza del plantel. Hizo goles a Peñarol, fue clave en los clásicos, campeón uruguayo en cinco ocasiones (1998, 2000, 2001, 2002 y 2005/06) y además formó parte de la selección uruguaya durante la época de Daniel Pasarella y Víctor Púa.

Adalto Batista

Otro que llegó en el 2000 y hasta la segunda mitad de 2001 formó parte del plantel de Nacional durante la época de Hugo De León. Llegó con 21 años y se decía que era uno de los laterales izquierdos con mayor proyección y potencial de Brasil. Su ficha era de Palmeiras y hasta se había dicho que Luiz Felipe Scolari se lo había recomendado a Hugo De León.

Adalto tuvo algunos partidos medianamente buenos, pero muchos de los otros. Eso hizo que en 2000 volviese en su momento Federico Bergara a la titularidad y que en 2001 se improvisara primero con Jorgeao de lateral izquierdo (zaguero y diestro) y que se contratase a mitad de año al argentino Raúl Cardozo. Adalto a mitad de 2001, rescindió su contrato y volvió a Brasil. Hasta no hace mucho estaba jugando en el Vitoria Setubal de Portugal y como delantero.

Flavio Barros, en la foto, detrás de Marco Vanzini.

A comienzos del 2002, como reemplazo del "Loco" Abreu y a pedido de Daniel Carreño, llegaba desde Ecuador este delantero brasileño que era Flavio Barros. Venía del Barcelona de Guayaquil y había convertido 21 goles con el amarillo. Lo cierto que en Nacional era suplente del "Chengue" Morales y de Gustavo Varela. Jugó pocos partidos y no demostró mucho, apenas cuatro goles con la camiseta tricolor: uno a Tacuarembó, dos a River Plate y uno a Danubio. A mitad de año se fue a jugar al Necaxa de México pero nunca pudo terminar de confirmar en ningún equipo.

Cassiano Méndes, un "10" que llegó a mitad de 2002.

Para la segunda mitad de 2002, Nacional buscaba un "10" para sumar a su equipo. El "Palomo" Julio Rodríguez no terminaba de confirmar y se buscó contratar al hondureño Amado Guevara que había tenido un buen rendimiento en su selección. El hondureño jamás llegó y vino Cassiano Méndes desde el Toros Neza de México. Cassiano no mostraba mucha dinámica, pero si buena técnica, inteligencia para jugar y un buen remate. Jugó varios partidos, dio bastantes asistencias y convirtió seis goles: dos a Deportivo Maldonado, a Defensor Sporting, Danubio, Plaza Colonia y Villa Española. Apenas duró seis meses su pasaje por el club pero se lo recuerda como un buen jugador. Actualmente es representante de jugadores.

Wesley Fernándes

En la segunda mitad llegó otro lateral brasileño, Wesley Fernándes procedente del Paraná. Llegaba para ganarle el puesto a Dadomo que no había respondido y fue tan malo lo de los dos que durante varios partidos jugó OJ Morales en esa posición...¿Qué decir de Wesley? Era tan malo que lo desbordaban siempre y cuando no, le cabeceaban todos; subía rápido pero sus centros siempre terminaban en las gradas. Al final terminó jugando en la Tercera y a fin de año rescindieron su contrato.

Giancarlo Da Silva.

Pasaron cuatro años - salvo por un pasaje de Damián Rodríguez en 2006 que apenas jugó - sin que hubiese brasileños en el plantel hasta que a comienzos del 2007 llega Giancarlo Da Silva. Vino con 24 y poco cartel, pero se decía que era un buen goleador. Nada mas lejos de eso: en seis meses hizo dos goles, uno a Cerrito en Jardines del Hipódromo (se recuerda su festejo sin camiseta) y otro a Danubio en el Centenario que fue el gol de Nacional en la derrota frente a Danubio.

Bruno Coutinho, un zurdo que llegó a mitad de 2007.

A mitad de año, llega desde Gremio de Porto Alegre a préstamo el zurdo Bruno Coutinho. Nunca nadie supo de que jugaba (si era lateral izquierdo o volante central o mediapunta) pero se decía que fue el capitán de las inferiores del club de origen. Pocos partidos jugados, ningún gol y no pudo demostrar por que llegó a un equipo como Nacional. Fue arrimado en su momento por el grupo empresarial que formaron Gustavo Méndez, Ricardo Canals y Paolo Montero.

Jadson Viera
Anderson Silva
Carlao
Gabriel Márques

El 2011 estuvo marcado por la llegada de brasileños ya que en la primera mitad hubo cuatro norteños en el plantel: el zaguero Jadson Viera, el polifuncional jugador Gabriel Márques, el volante Anderson Silva - que tuvo un pasaje por nuestras inferiores - y el lateral izquierdo Carlao.

Anderson Silva venía con el cartel de haber jugado en Europa y si bien se quedó todo el año, tuvo suerte dispar: con Carrasco entraba seguido pero no demostró nada y Gallardo lo borró directamente.

Gabriel Márques jugaba en River Plate antes de llegar a Nacional y fue uno de los pedidos de Juan Ramón Carrasco que lo había dirigido. Jugó como zaguero, como lateral derecho, como lateral izquierdo y hasta como volante central; pero lo cierto es que no rindió. En 2012 volvió a River Plate.

Jadson Viera fue el único de los brasileños de 2011 que rindió en Nacional. Fue bicampeón uruguayo y estuvo hasta finales de 2012 cuando lo dejaron libre. Después volvió a ser campeón nuevamente con Danubio en 2013/14.

Carlao tuvo un pasaje bastante breve y jugó muy poco. Había sido finalista con Brasil en la Sub-20 de 2009 y llegó a comienzos de año. Carrasco nunca lo usó como lateral izquierdo que era su posición natural sino como delantero. Lógicamente no rindió y a mitad de año fue dejado libre. Sigue a Nacional y participa en las redes sociales tricolores.

Caué Fernándes, un paso anecdótico por Nacional.

Este brasileño fue nacionalizado uruguayo - nació en Santana do Livramento - e hizo toda su carrera en Uruguay. Jugó en Juventud de Las Piedras, ETS donde clasificó a la Copa Sudamericana y a mitad de 2013 pasó a Nacional a pedido de Rodolfo Arruabarrena. Solo jugó un amistoso de pretemporada frente al Atlético Madrid pero no pisó la cancha oficialmente con Nacional. Caué Fernándes volvió en 2014 a ETS y después jugó para Liverpool.

Leo Gamalho, jugó en 2016 para Nacional.

A comienzos de 2016 se iba Iván Alonso a River Plate de Argentina y llegaba - además de retornar el "Diente" López - el brasileño Leo Gamalho para reforzar la delantera tricolor. Antes de llegar a Nacional, jugó en su país, Portugal y China. En Nacional hizo apenas dos goles y en junio fue rescindido su contrato puesto que su rendimiento no conformó. Fue objeto de burlas en las redes sociales, con apodos dedicados como "Paquetao" o "LG20".

Felipe Gedoz
Paulo Vinicius

Los últimos dos brasileños que usaron la casaca tricolor en el presente siglo fueron el volante ofensivo Felipe Gedoz y el zaguero Paulo Vinicius.

El volante ofensivo inició su carrera en Defensor Sporting donde tuvo un buen rendimiento, jugó en las juveniles de Brasil pero cuando vino a Nacional, parecía un ex jugador: gordo, fuera de forma y sin actividad. Pocos partidos, sin destaque y a los pocos meses se lo prestó a un equipo de la C de Brasil.

El zaguero había jugado en River Plate de Uruguay y en Hungría, país que lo nacionalizó y que defendió internacionalmente. Los primeros partidos de este zaguero brasileño nacionalizado húngaro habían sido buenos, pero después su rendimiento fue bajando hasta ni siquiera ser considerado. A comienzos de 2021, cuando iba a jugarse la final del Intermedio, viajó a Brasil y no podía retornar por motivos familiares. Su contrato fue rescindido de común acuerdo y luego firmó para un equipo de Chipre.

En conclusión, durante el siglo XXI formaron parte del plantel tricolor 16 futbolistas brasileños, pero quitemos a Jorgeao, Damián Rodríguez y Adalto que llegaron finalizando el siglo XX. Por lo tanto se incorporaron 13.

De esos 13 jugadores brasileños, solamente Jadson Viera y Cassiano se puede decir que cumplieron de acuerdo a lo que se esperaba. Convengamos que varios se fueron a los seis meses y hubo uno de ellos que no llegó a jugar de forma oficial con Nacional como Caué Fernándes.