Es cierto que Nacional tiene una buena cantera que muchas veces no fue explotada debidamente y muchos de sus "productos" terminaron yéndose sin jugar en Primera y terminaron destacando en otros clubes.

Luis Suárez, producto genuino de la "Cantera Inagotable".

El principal abanderado, hablando de los jugadores que han surgido desde las inferiores del club en los últimos 20 años es sin duda Luis Suárez.

El actual delantero del Barcelona de España - donde se codea con Messi - es hoy uno de los referentes de la Selección Uruguaya y su goleador histórico. Debutó en Nacional en 2005 y a mitad de 2006 fue vendido al Groningen de Holanda por apenas un millón de dólares. Si bien era criticado Suárez, se sabía que tenía condiciones para ser lo que es hoy.

Luis Suárez en el Groningen, al comienzo de su aventura en Europa.

Después de un año de gran suceso en Holanda, fue transferido al Ayax, uno de los grandes (donde fue goleador y capitán), después al Liverpool inglés y actualmente se encuentra en el Barcelona.

Otros productos que tuvieron gran suceso jugando para Nacional en Primera fueron Santiago García, Nicolás Lodeiro, Facundo Píriz, Sebastián Coates, Gastón Pereiro y ahora Matías Viña. Hay otros más actualmente de los que están depositadas grandes esperanzas como con Emiliano Martínez, Brian Ocampo, Thiago Vecino y Alfonso Trezza.

Pero, así como estuvieron los nombrados jugadores, también hubo otros que no llegaron, o no rindieron a la altura y terminaron yéndose. Otros quizás, porque no tuvieron oportunidades o prefirieron la "carrera rápida", irse a Europa sin debutar en Nacional y al no tener oportunidades y quemar etapas, terminaron arruinando su carrera.

Tengamos en cuenta que chicos en las formativas son cientos, a Primera llegan algunos, se consolidan unos pocos, menos son los que triunfan pero Suárez hay uno solo nomás.

Maximiliano Calzada

Un caso claro es el de Maximiliano Calzada, campeón uruguayo con el tricolor en 2008/09, 2010/11 y 2011/12. Pochola era un volante de marca con mucho temperamento y personalidad. Había habido algún problema con el contrato ya que ganaba como juvenil y aspiraba a tener sueldo de titular en Primera cuando era suplente. Si bien al principio había rendido, una lesión que lo mantuvo al márgen hizo que perdiera pie y fuese considerado prescindible. Actualmente se encuentra en el darsenero tratando de reconstruir su carrera.

Agustín Rogel

Uno de los casos más recientes fue el del joven zaguero Agustín Rogel, actualmente en el fútbol ruso. Campeón juvenil sudamericano en 2017, pegó ese año el salto a Primera División. Al principio tuvo partidos buenos, lo cual hizo que se ganara la titularidad pero después en la segunda mitad del año, una serie de rendimientos malos hizo que perdiera su lugar en el equipo titular.

Para 2018, era el quinto zaguero del plantel, rescinde su contrato y su representante lo coloca en Rusia. Fue uno de los fracasos más contundentes por el nivel que mostró en la Tercera de Nacional y en la selección juvenil campeona en Ecuador.

Federico Laens, ex jugador tricolor.

Otro que pasó muy desapercibido en el club fue el delantero Federico Laens, del cual se hablaban maravillas y se decía que podía llegar a ser mejor que Suárez. Decían que era potente, buen cabeceador y que le pegaba con las dos piernas; descripciones típicas de un fuera de serie. Pero la carrera de Laens distó mucho de ser la de un jugador fuera de serie.

Lo cierto es que Laens se fue del club casi sin jugar, deambulando por varios equipos de nuestro país y sin mayor destaque (entre ellos Peñarol, Defensor Sporting y Wanderers) y pasajes por el ascenso o equipos de mitad de tabla de España, Corea del Sur, Chile, Italia y Colombia.

Actualmente integra el plantel de Progreso, pero aún no ha logrado hacerse de un lugar en el equipo titular. Un caso similar al de Federico Laens fue el del "Pajarito" Márquez que fue ascendido a Primera junto con Luis Suárez.

Guillermo Méndez, con la selección juvenil.

Si hay una especie en extinción en el fútbol, es el "10" clásico. Hace varios años se hablaba mucho de Guillermo Méndez, un "10" que andaba bien en las juveniles. Daba buenos pases, metía goles y muchos decían que era el jugador que podría llegar a ser el heredero de Diego Forlán en la selección.

En 2011, por un "error" administrativo o por instancias de su representante, Méndez se va a Bélgica libre y sin tener minutos en Nacional.

En Bélgica no fue siquiera tenido en cuenta, luego vino el trajinar por varios equipos del mapa futbolero (Alcorocón del ascenso de España, Paysandú Bella Vista y Unión de Santa Fe) y actualmente con 25 años se encuentra sin equipo. Una lástima, condiciones tenía y por querer hacer la "carrera rápida" es prácticamente un ex jugador en la actualidad.

Se dice que muchos presidentes tienen un "jugador mimado". Así como el Chino Recoba era el "mimado" de Moratti en el Inter de Milán, el mimado de Ache en Nacional era Alberto Silva. Dejo un video suyo.

Alberto Silva era un volante de armado que antes de ser reclutado por Nacional jugaba de líbero. Wilmar Cabrera, su técnico en las juveniles de Nacional, lo comparó con Manicera (por como salía jugando) y en el club se formó como "10" o volante por izquierda. Debutó en 2004 en Nacional.

Trancaba, jugaba, pegaba zancazos con las piernas, tenía buen pase y una pegada excepcional. Todo lo necesario para triunfar no solamente en la Primera del club sino en el fútbol.

Pero, al igual que Horacio Peralta, no era muy profesional y eso le pasó factura. Le costó no solo la salida de Nacional por la puerta trasera sino poder rearmar su carrera. La noche, el alcohol y principalmente las adicciones a la droga, sumados a su poco profesionalismo, destruyeron su carrera. Alberto Silva tuvo pasajes por Indonesia, Deportivo Maldonado, Cerro Largo y Central Español pero sin destacar. Su último equipo fue Huracán del Paso en 2014.

Sergio Cortelezzi

Si bien en los últimos años muchos "juveniles" debutan en Nacional con 20 o 21, hubo un caso bastante precoz pero no fue en un partido oficial.

En 2011, en un partido clásico amistoso, Juan Ramón Carrasco mandó a la cancha a Sergio Cortelezzi que en aquel entonces contaba con 16 años. Peñarol nos derrotó por 2 goles a 1 pero el tanto tricolor lo marcó el juvenil. Ese mismo año fue subcampeón mundial Sub 17 con Uruguay.

Fue uno de los que optó por la rápida y casi nunca tuvo oportunidades; Renato César, Gonzalo Bueno e incluso el "Diente" López tuvieron mucha más participación. En 2012 fue fichado por el Lecce de Italia y luego vino una trayectoria por el fútbol suizo. Actualmente se encuentra en el fútbol helvético defendiendo los colores del Bellinzona.

Renato César

Renato César, un mediapunta o delantero surgido en el tricolor debutó en 2011 en Primera. Fue en el clásico del penal del Chino en la hora donde él y Gonzalo Bueno enloquecieron a los defensas carboneros.

Otro que una lesión y luego la falta de oportunidades terminaron con su ciclo en el tricolor. Con respecto a lo último lo sacaron del equipo cuando estaba haciendo goles y después nunca más; lo cual terminó por destruirle la confianza. Después de no tener más chances en Nacional pasó al Lugano de Suiza, Liverpool, Villa Española, Palestino de Chile, Playa del Carmen de México y actualmente, con 26 años; está jugando en Rentistas, uno de los ascendidos este año.

Si bien hay, hubo y habrá más casos como los que he mencionado, los mismos son algunos que sorprendió un poco su fracaso. Eran jugadores que tenían o mostraban condiciones en las formativas e incluso varios en la selección juvenil; pero no revalidaron, no tuvieron oportunidades, no fueron profesionales o quisieron hacer la rápida.

Bien podría nombrar otros casos más como Cauteruccio, uno de los goleadores históricos de las formativas, pero él pudo triunfar en el fútbol argentino siendo goleador, titular y campeón de la Libertadores con San Lorenzo; o bien Rodrigo Amaral que está reconstruyendo su carrera actualmente en Nacional y no terminó de escribir su final.