Bueno, varios jugadores ha contratado Nacional a lo largo de su historia, algunos con buen suceso y otros no tanto.

Muchas veces ha ocurrido que algunos jugadores llegaron con bombos y platillos pero después su rendimiento no ha sido el esperado. Lesiones importantes, bajo rendimiento, faltos de forma y varias causas más fueron las que ciertos refuerzos no hayan rendido lo esperado; o quizás, no eran jugadores para Nacional. Dejo algunos de ellos que han llegado y su rendimiento no fue del todo bueno.

PABLO ISLAS - 2000

Este delantero argentino, que tenía pasado jugando en Boca Juniors, llegó al fútbol uruguayo a comienzos del 2000 para jugar en Racing de Montevideo acompañado por dos compatriotas suyos; el volante Juan Kopriva (ex Tigre) y el lateral Jorge Reinoso (ex Independiente y Racing). Los tres arrimados por el ex presidente de Racing de Argentina Daniel Lalín.

El rendimiento de este delantero jugando para "La Escuelita" fue bastante notorio puesto que convirtió 13 goles en 14 partidos, lo que hizo que tanto Nacional como Peñarol se lo disputaran.

Como todos sabemos, el pase se hizo para Nacional, pero el rendimiento del rubio delantero no fue el esperado. Apenas 1 año en el club, 11 partidos en lo local y solo tres goles; demasiado poco para el goleador de un equipo grande. En lo internacional se recuerdan los goles a Boca por la Mercosur 2000 en el Centenario.

La puja ganada a Peñarol por el pase del delantero, fue festejada como un gol clásico en la hora, se anunció el pase con bombos y platillos pero su rendimiento terminó siendo un fiasco.

RUBEN DA SILVA - 2000

Si había un jugador que en lo personal me encantaba verlo jugar y que definía como los dioses fue justamente "Polillita". Llegó al club con 31 años procedente desde el fútbol mexicano y con una trayectoria muy buena en el fútbol argentino que lo avalaba. Se anunció, a comienzos del 2000, su llegada como "el pase del año", días antes de que arribara al club el zaguero Alejandro Lembo que fue quien terminó siendo el mejor refuerzo de la temporada.

De "Polillita" se puede decir que hubo algunos goles que hizo donde mostró su calidad para definir como aquellos dos que le hizo al Corinthians en Brasil donde les ganamos por dos tantos contra uno, pero fueron más los partidos mediocres que los buenos. A mitad del 2001, pasó a Danubio - club donde se inició y fue campeón uruguayo en 1988 - fue el goleador del equipo y se retiró en 2004.

Una lástima que no haya rendido lo esperado, porque en los goles que "Polillita" marcó en el club mostró calidad y elegancia para definir y después en Danubio era el jugador diferente del equipo.

JUAN ÁNGEL ALBÍN - 2013

Un "10" zurdo y habilidoso que surgió de nuestras inferiores y que debutó con 16 o 17 años en Primera División. En 2006 fue transferido al fútbol español tras coronarse campeón uruguayo con Nacional donde si bien no era titular indiscutido, aportó bastante en esa campaña.

En 2013, volvió al club tras una gestión de Ache con el equipo español dueño de su ficha que no lo tenía en cuenta. Albín ilusionó puesto que venía con una buena edad (27 años), una trayectoria buena en España y con un antecedente fresco de haberle convertido un gol al Real Madrid semanas antes de volver.

Lo cierto es que Albín estuvo muy lejos de mostrar algo de lo que mostró en España y los seis meses que estuvo en su segundo pasaje apenas convirtió un gol y sus partidos fueron muy malos. Él aseveró que era "una depresión" lo que le impedía jugar bien pero en los partidos pasaba escondido entre los volantes y defensas contrarios; aunque tengamos en cuenta que tampoco el equipo jugaba a nada. Una lástima, porque Albín no es mal jugador.

El año anterior, jugó en un nivel bastante bueno en Rampla pese a que su equipo descendió y a mitad de ese año sonó para retornar a Nacional. Actualmente está en Defensor Sporting.

SEBASTIÁN ABREU - 2013

Un caso bastante peculiar, ya que fue su cuarto pasaje por el club. Los tres anteriores, fueron muy buenos con muchos goles y siendo importante en la obtención de campeonatos uruguayos. Hay que aclarar que vino en la plenitud física y en algún momento hasta rechazó otras ofertas y que no tenía lugar en el club dueño de la ficha que era Deportivo La Coruña.

Pudo haber venido antes, pero prefirió quedarse en Brasil donde apenas tenía continuidad y en 2013 fue arrimado al club nuevamente por medio de Eduardo Ache. La cuestión que en esta oportunidad vino tras una fea lesión y sin jugar hacía meses, lo cual hizo que su rendimiento no fuera para nada bueno. Eso fue criticado por la hinchada y además del mal rendimiento era que cobraba "un sueldo europeo". Fue cedido tres veces - Nacional pagaba parte de su salario -  y después retornó de los préstamos para jugar los últimos seis meses de su contrato. Una lástima, porque habiendo venido antes hubiese sido recordado como un ídolo con suerte.

JULIO DELY VALDÉZ - 2003

Figura nominal del campeón en 1992 y goleador del torneo. A mitad de 1993 fue vendido al fútbol italiano y después al fútbol francés - al PSG para reemplazar a George Weah - y después a España donde militó en el Oviedo y el Málaga. En el 98 estuvo cerca de venir, pero no se dio la llegada que la misma se daría recién cinco años después.

La cuestión es que el Dely que volvía ya tenía 36 años y su rendimiento, pese a que hizo varios goles, no fue el mismo. Muchos le critican que también "metió" a su hermano gemelo Jorge.

SEBASTIÁN EGUREN Y CLAUDIO DADOMO - 2003

Dos jugadores que eran piezas claves del Wanderers dirigido por Carreño que fue sensación en 2001 y que ganó la Liguilla de ese año. En 2002, pese a que Carreño pasó a dirigir a Nacional, Wanderers siguió en la buena racha con ellos como jugadores pilares; Eguren en el medio como "5" y Dadomo como lateral izquierdo, siendo catalogados por la prensa como los mejores en su puesto en el fútbol uruguayo.

A comienzos del 2003, tras "sacárselo del buche" Peñarol, Eguren pasó a Nacional al igual que Claudio Dadomo. Ambos fueron anunciados en todos los medios, la prensa decía que Nacional había obtenido dos de los mejores jugadores del fútbol uruguayo y con esto se acercaba a obtener un tricampeonato. La cuestión es que ni Eguren ni Dadomo rindieron lo esperado: malos rendimientos, mala forma física y Dadomo - que llegaba como la "solución" para el lateral izquierdo - perdió el puesto y la consideración del DT. Para la mitad de año llegó el brasileño Wesley Fernándes que no rindió y hasta terminó jugando OJ en el lateral izquierdo; sin mencionar una fractura que lo tuvo sin jugar mucho tiempo. Eguren, que se quedó otro año más, no tuvo mejor suerte: críticas de la hinchada, jugaba cada vez peor, un positivo de cocaína y un retorno a Wanderers sin pena ni gloria. Por último, Eguren volvió en 2015 - luego de unas cuantas temporadas en el exterior - y su rendimiento fue igual de malo que en el pasaje anterior. En 2016 se retiró y pasó a formar parte del CT de Martín Lasarte.

Bueno, hubo y habrá varios que llegaron anunciados con mucho ruido, con bombos y platillos pero después su rendimiento fue un fracaso. Espero que se comente algunos que hayan llegado con mucho estruendo pero, después el rendimiento no fue el que se esperaba.