Hace tiempo que pasa la misma historia pero en diferentes años...En 2018 teníamos todo para quedarnos con la Anual y no pudimos con Atenas de San Carlos que a la postre terminó descendiendo. Ahora, si bien podemos quedar primeros en la Tabla Anual, tuvimos todo para alejarnos ante un Danubio que no levantaba para nada la cabeza y que hoy, en caso de haberles ganado, descendían y acompañaban a Cerro a Segunda División.

Danubio pegó más fuerte y se salvó por ahora.

¿Qué tuvo Danubio a diferencia de Nacional? Más allá de que jugaban de locales - y en Jardines siempre nos cuesta - y del penal no cobrado por el juez Álvarez de Ichazo sobre Thiago Vecino cuando el partido estaba 1 a 1; lo cierto es que Nacional jugó muy mal y Leo Ramos se notó que nos tenía bien estudiados. El franjeado jugó mucho y bien por las bandas que fue durante toda la temporada nuestro talón de Aquiles. Además de pegar en los momentos oportunos.

¿Quiénes fueron los pilares de la victoria danubiana sobre Nacional? Planteó Leo Ramos un 4-1-4-1 con el argentino Fritzler delante de la defensa y cuatro volantes adelante suyo que destruyeron el circuito tricolor formado por Emiliano Martínez, Gabriel Neves y Felipe Carballo.

José Luis Rodríguez fue una de las figuras que tuvo Danubio en la victoria ante Nacional.

Los volantes que jugaron delante de Fritzler - salvo Mederos - tuvieron un rendimiento muy bueno; Siles y Javier Méndez - autor del gol del triunfo - presionando en campo rival y achicando los espacios y un partido enorme del "Pumita" Rodríguez que mostró un despliegue espectacular primero jugando por la derecha y después por la izquierda. Jugando por las bandas y con el "Pumita" y Leandro Sosa, Danubio lastimó y mucho; Méndez y Oliveros no la vieron nunca.

Nicolás Siri, con 16 años enloqueció a los defensas tricolores.

Pero, también fue enorme el rendimiento de Nicolás Siri, un botija de 16 años por el cual Leo Ramos se la jugó y fue el autor del empate. Luchó a brazo partido con los defensas de Nacional y apenas pudieron con él. Fue el autor del gol del empate transitorio de Danubio a cinco minutos del final de la primera mitad.

Brian Ocampo, casi el único argumento que tuvo Nacional.

Por el lado de Nacional, no hubo mucho destaque. Brian Ocampo una vez más fue el principal argumento liderando la ofensiva y tratando de desequilibrar a velocidad pero esta vez no alcanzó. Salvo por Thiago Vecino que las peleó todas, no tuvo socios. De un tiro libre suyo que el arquero Salvador Ichazo dio rebote, llegó el gol de la apertura por intermedio de Thiago Vecino a los 23 minutos.

Thiago Vecino festeja el gol tricolor.

Pero, lejos de quedarse, el equipo de La Curva no bajó los brazos sino que siguió en su búsqueda para lograr un triunfo para poder seguir teniendo vida en Primera.

Trece minutos después y a cinco de finalizar el complemento, el botija Nicolás Siri convierte el gol del empate para los locales lo que le dio cierto aire.

En el complemento, el partido lo ganó el que buscó ganarlo; lamentablemente ese equipo fue Danubio. Presionaba, Nacional no se econtraba cómodo, Orihuela no repitió rendimientos anteriores, los laterales tricolores no encontraban a los jugadores franjeados y tanto Méndez como Oliveros fueron una invitación a encararlos y en ofensiva, no pesó nada Pablo García que otra vez no desequilibró y además fue como jugar con uno menos. A los 67 se vienen dos cambios; salen Orihuela y Pablo García y se le da el ingreso a Mathías Laborda y a Ignacio Lores, pero nada cambió. Lores fue igual de inofensivo que García y Laborda no pudo arreglar todos los desajustes defensivos.

Nacional, que no la pasaba nada bien, buscó el partido cuando a los 72 Giordano manda a la cancha a Santiago Ramírez por Neves; delantero por volante para generar más presencia en el área y sin lograrlo.

Los jugadores de Danubio festejan el gol del triunfo.

Para colmo de males, al minuto de haber terminado el tiempo reglamentario - el árbitro dio cerca de ocho minutos de descuento - el volante Javier Méndez con la complicidad de Sergio Rochet; convierte el gol que por el momento dejó a Danubio con vida. El cambio de Emiliano Villar por Méndez - delantero por defensor - fue anecdótico puesto que no llegó a tocarla. Otra vez Giordano no supo leer el partido, hizo los cambios tarde y muy mal hechos.

Danubio por el momento sale del CTI a cuidados intermedios, Nacional dejó pasar una chance valiosa de quedarse con la Tabla Anual - puede descontar MC Torque que está a nueve puntos, juega mañana contra Peñarol y puede quedar a seis cuando restarían nueve puntos por jugar - y de meterle presión a Liverpool para allanarse el camino al Clausura. Dicho sea de paso, nuestro próximo rival es justamente el negriazul.

SERGIO ROCHET (5):Salvó varias, pero dio rebote en el gol del empate y el segundo fue otro error suyo. No repitió rendimientos anteriores. 
ARMANDO MÉNDEZ (3): Horrible partido. Entraron por su sector muy fácilmente.
GUZMÁN CORUJO (5): Había empezado bien pero luego entró en el desorden del fondo.
RENZO ORIHUELA (4): Mal partido. Jugó regalado y eso le valió la salida.
AGUSTÍN OLIVEROS (4): Mal partido. No fue salida en ofensiva y fue bastante superado.
EMILIANO MARTÍNEZ (5): Aceptable en contención pero no repitió sus buenos rendimientos.
GABRIEL NEVES (4): Incómodo por la presión de los rivales y erró más pases de los que acertó. Tampoco estuvo firme en la marca.
FELIPE CARBALLO (4): Otro que no pesó ni en la marca ni en el armado de juego.
AGUSTÍN OCAMPO (7): El único que quiso jugar pero no encontró socios.
THIAGO VECINO (6): Otra vez titular y respondió con un gol. 
PABLO GARCÍA (3): Nada de nada.
MATHÍAS LABORDA (4): Entró y se contagió del descontrol de la defensa.
IGNACIO LORES (3): Inoperante e inofensivo.
SANTIAGO RAMÍREZ (4): No fue asistido y apenas pudo hacer algo.
EMILIANO VILLAR (-): Apenas minutos en la cancha.
JORGE GIORDANO (2): Sin calificativo lo mal que plantea y lo pésimo que lee los partidos.