Partido donde Nacional volvió a mostrar poco pero se llevó los tres puntos. Si bien hubo intención de jugar como pretende Gustavo Munúa, a este equipo le faltó contundencia y definir. También de a ratos los venezolanos nos generaron algún problema pero fue desactivada la bomba gracias a las atajadas de Mejía.

Los titulares frente a Estudiantes de Mérida, arriba desde la izquierda: Mathías Suárez, Guzmán Corujo, Mathías Laborda, Luis Mejía y Agustín Oliveros. Abajo desde la izquierda: Rodrigo Amaral, Felipe Carballo, Thiago Vecino, Gabriel Neves, Santiago Rodríguez y Gonzalo Castro (C).

Nacional una vez más apeló al sistema 4-3-2-1 con Mejía en el arco; Corujo y Laborda como zagueros; Suárez y Oliveros en los laterales; Felipe Carballo y Neves como volantes de contención; tres mediapuntas que fueron Santiago Rodríguez, Rodrigo Amaral y Gonzalo Castro mientras que Thiago Vecino fue el centrodelantero.

Como se dijo, Nacional fue bastante livianito pese a que intentó triangular y jugar a los toques, pero una vez más si bien se ganó, un equipo que no es exigente como lo va a ser Racing; nos generó bastantes problemas.

Por el lado de Suárez entraron bastante los venezolanos y complicaron, pero Mejía - que fue uno de los responsables del triunfo - contuvo los ataques. Corujo y Laborda mejoraron en el segundo tiempo (a Corujo le hicieron un penal que el juez brasileño desestimó) y Oliveros si bien no subió mucho cerró correctamente el lateral. Le falta ganar un poco más de confianza y animarse a subir.

En cuanto a ofensiva, no pesó Rodrigo Amaral que abusó del pelotazo, Thiago Vecino estuvo bastante mal habilitado y Santiago Rodríguez muy peleado con el fútbol. Solamente Gonzalo Castro trató de jugar a algo pero fue poco. En el primer tiempo, casi no se pateó al arco y estuvo el penal no cobrado a favor del tricolor.

En el segundo tiempo, Gustavo Munúa realizó dos variantes para tratar de cambiar la pisada. A los 59 entró el argentino Claudio Yacob para dar oxígeno y sacó a Amaral que no rindió. Cuatro minutos más tarde ingresó Sebastián Fernández por Vecino y le dio otra cara al ataque mostrándose constantemente. También quiso habilitar a sus compañeros y una de ellas fue una chance clara que Santiago Rodríguez desaprovechó.

Felipe Carballo festejando su gol con Corujo y Suárez.

A veinte del final, vino el grito de gol. Un zurdazo de Felipe Carballo - figura pese a que venía teniendo un rendimiento bastante mediocre - se coló en el arco venezolano y a la postre liquidó el pleito en favor de Nacional que logra en lo que va de la presente edición de la Libertadores un puntaje perfecto.

Ahora, como estaba anunciado, dejo los puntajes y los juicios acerca de los jugadores que participaron del partido.

LUIS MEJÍA (7): Arquero y pico, contuvo las que tenía que atajar además de ordenar la defensa.

MATHÍAS SUÁREZ (4): Quiso salir pero fue bastante impreciso. Algunas jugadas peligrosas de Estudiantes se dieron por su sector.

GUZMÁN CORUJO (6): Bastante firme y le hicieron un penal no sancionado. Correcto.

MATHÍAS LABORDA (5): Mejoró en el segundo tiempo.

AGUSTÍN OLIVEROS (6): Controló su sector.

GABRIEL NEVES (6): Le dio el pase a Carballo para el gol y demuestra que tiene que jugar en este equipo. Correcto partido del "bigote".

FELIPE CARBALLO (7): Marcó y trató de ser salida prolija. Cuando entró Yacob se "liberó" y jugó más suelto. Zurdazo a la red, gol y tres puntos para Nacional. Buen partido del volante tricolor.

SANTIAGO RODRÍGUEZ (4): Muy pobre partido. Fue intermitente por demás y malogró una chance clara.

RODRIGO AMARAL (5): Poco, a cuentagotas trató de jugar pero a base de pelotazos.

GONZALO CASTRO (6): De los jugadores de ofensiva, uno de los pocos que tuvo un rendimiento aceptable o correcto.

THIAGO VECINO (4): Poco habilitado, es cierto, pero tampoco estuvo muy preciso que digamos.

CLAUDIO YACOB (5): Entró para oxigenar el equipo y cumplió. No jugó mal pero tampoco destacó.

SEBASTIÁN FERNÁNDEZ (6): Entró bien en el partido. En menos minutos hizo más que Vecino y complicó a los rivales. Le dejó servida una pelota a Santiago Rodríguez que la malogró.

PABLO GARCÍA (-): Pocos minutos en cancha.