Como dice el título, Nacional tuvo a Rochet, Bergessio, Orihuela y - nuevamente - a Ocampo como bases del triunfo pero el resto apenas acompañó. Y hasta por ahí nomás. Magro resultado que lo único positivo que se rescata es la actuación de los mencionados jugadores, los tres puntos y nada más.

Un jugador de Cerro resta la pelota, Orihuela, Bergessio y Carballo observan.

Los primeros 35 minutos fueron un partido en el que Nacional estuvo en el desconcierto total. Otra vez un equipo que está por descender, al igual que en la fecha previa contra Fénix - Cerro está más comprometido - nos volvió a plantar cara en un partido. Nacional parecía un equipo que "cuida los puntos porque suma y nada más" pero no, es el equipo que marcha líder en la Tabla Anual y en este Clausura - al menos hasta que juegue MC Torque - es el escolta del líder Liverpool. Y vamos primeros en la Tabla Anual porque si bien jugamos horrible tuvimos a Bergessio que terminó otra vez salvándonos y porque nuestros rivales fueron peores que nosotros. Además, hubo otros equipos que van arriba y que por varios momentos navegaron en la irregularidad.

Cerro, desde el primer minuto de esos nefastos primeros treinta y cinco, ya exigió a Sergio Rochet por medio de un tiro desde afuera del área efectuado por Tancredi, uno de los jugadores que se debía de cuidar ¿Dónde estaba su marcador?

Brian Ocampo otra vez clave en el equipo.

Cerro jugó con un 4-2-3-1 con mucha movilidad y Nacional, que volvió al 4-3-3 no tuvo precisión ni tampoco generaba nada. Trezza en el lateral derecho no aportó para nada salida ni buscó asociarse con Ocampo que otra vez volvió a ser la figura del encuentro.

Recién pasados esos minutos fatales, Giordano ordenó formar un rombo en la mitad de la cancha con el Rafa García como tapón, Felipe y Martínez a los costados y Pablo García como el enganche; dejando a Bergessio como centrodelantero y a Ocampo como segunda punta.

Se trató de mejorar un poco poniendo a García de "10", atrás de los delanteros pero lo cierto es que el volante tricolor estuvo otra vez en una mala tarde y los que jugaron por los costados no anduvieron: Emiliano Martínez no rinde lo mismo por el costado que jugando de "5" y Felipe Carballo fue totalmente inoperante. Sin mencionar que por los laterales estábamos bastante vulnerables. Trezza se preocupó por defender y nada más, Armando Méndez a pierna cambiada tuvo algún sobresalto pero en el segundo tiempo ganó algunas y perdió otras.

Para el segundo tiempo, Nacional salió nuevamente sin cambios. Capaz probar alguna variante nueva; por ejemplo poner a Monzeglio de enganche en lugar de García que no jugó nada bien o bien poner a Cartagena por Rafael García o Carballo y mandar a Emiliano Martínez de "5" que es donde más rinde.

Cerro 0 Nacional 1, gol de Gonzalo Bergessio.

A los 6 minutos del segundo tiempo, Nacional sin merecerlo, va a conseguir el gol que a la postre terminó siendo el que nos dio el triunfo y los tres puntos. Corner desde la derecha efectuado por Brian Ocampo, Felipe Carballo no llega a conectar y Gonzalo Bergessio - casi de pescador - convierte el tanto que nos dio la victoria. Levantó muy bien el centro y casi la misma receta que en el primer gol contra Fénix la pasada fecha.

Ese gol generó que Cerro - ya con un pie y medio en Segunda División - se pusiera loco y perdiera los estribos; una jugada en la que Dylan Nandín definió mal y en otras se apuraron y perdieron chances claras.

Además, hubo dos chances claras de Ocampo. Una vez más casi convierte de falta directa y otra que se la saca el arquero Rodrigo Formento que la manda al corner.

El resto del partido sobró prácticamente. Giordano - que sigue sin tener una idea clara de los partidos - volvió a demorarse con los cambios sabiendo que varios jugadores están bastante fundidos. Recién a los 82 mandó a Laborda a la cancha por Ocampo que ya no podía más y adelantó a Trezza; cinco más tarde mandó a Trasante por Rafael García - prácticamente no hizo pie - y a Thiago Vecino por Trezza que fue totalmente nulo en ofensiva. No hubo mucho más; salvo alguna contra que Vecino la resolvió muy mal y casi nos empata Cerro de contragolpe, sin mencionar un penal que se come el juez contra Maycol Cabrera.

Tres puntos, seguimos primeros en la Anual y - al menos hasta que juegue MC Torque - escoltas de Liverpool en el Clausura. Solamente eso.

Con respecto al rendimiento de Nacional en líneas generales, el mismo no fue bueno porque "se regaló" casi todo el primer tiempo; y en lo individual los destacados fueron los cuatro mencionados del título. El resto solamente acompañaron y hasta por ahí nomás.

SERGIO ROCHET (7): Respondió muy bien siempre y fue implacable las veces que le tocó intervenir. Salió con seguridad a cortar los centros.
ALFONSO TREZZA (4): Jugó de lateral y no pasó la mitad de la cancha casi. No jugó bien y eso ya no es ni siquiera noticia.
GUZMÁN CORUJO (5): Alguna pifiada aunque por arriba sacó todo.
RENZO ORIHUELA (7): El mejor de los del fondo. Salvó varias con cruces oportunos.
ARMANDO MÉNDEZ (5): Un poco mejor en el segundo tiempo, ganó y perdió.
RAFAEL GARCÍA (4): Puro coraje y no mucho más. 
FELIPE CARBALLO (4): Totalmente inofensivo.
EMILIANO MARTÍNEZ (5): No destacó pero tampoco jugó mal. Por el costado no rinde lo mismo que como volante central.
PABLO GARCÍA (4): Intrascendente y hasta desganado jugó. Muy mal partido.
BRIAN OCAMPO (7): La figura de Nacional. Cada vez está más jugador. Dio una asistencia y casi convierte de tiro libre además de otra que el arquero Rodrigo Formento se la llegó a sacar casi que con lo justo. 
GONZALO BERGESSIO (6): El gol que valió los tres puntos. Hizo la diferencia y es el "plomero" que tiene Nacional para arreglar los desperfectos.
MATHÍAS LABORDA (-): Entró para cerrar el sector defensivo y jugó pocos minutos.
JOAQUÍN TRASANTE (-): Pocos minutos. Entró para poner más marca en la mitad y porque Rafael García estaba fundido.
THIAGO VECINO (-): Pocos y malos minutos. Cero confianza, cero rebeldía. Malogró una contra que casi nos cuesta el empate.
JORGE GIORDANO (3): Mal planteado el partido. Otra vez ganó y gracias a que hubo gente que lo salvó. Otra vez repitió los mismos horrores que en otros partidos.