Muchas veces se dice que los equipos se arman siempre de atrás para adelante y que la defensa tiene que ser implacable ante cualquier delantero rival.

Nacional tuvo, a lo largo de su historia, triángulos finales que marcaron la diferencia en las conquistas tanto locales como internacionales aunque muchas veces fueron defensas de tres zagueros en vez de dos. Pero, no solamente los zagueros sino también el arquero que es quien completa el triángulo final y el encargado de evitar los goles del rival.

Dejo, en este correspondiente post, unos ejemplos de triángulos finales que hicieron historia y que muchos hinchas recordamos con bastante cariño.

JORGE SERÉ - DANIEL FELIPE REVELÉZ - HUGO DE LEÓN

El triángulo final de las conquistas de la inolvidable gesta de 1988 y comienzos de 1989 que ganó todo internacionalmente: la Copa Libertadores, la Intercontinental, la Recopa y la Interamericana.

El arquero fue Jorge "Superman" Seré que además de sus atajadas en los partidos fue especialista en detener penales; como aquellos en la interminable serie frente al PSV en la Intercontinental y contra Racing en la Recopa.

Hugo De León, dentro de la mejor historia del club, fue el capitán de esa gesta y además aportaba su experiencia que tenía como campeón dos veces antes de la copa (en 1980 con Nacional y 1983 con Gremio) y su experiencia de haber jugado en Brasil y España. Un zaguero que fue líder y organizador además de elegante para jugar.

Daniel Reveléz fue el compañero y complemento de De León en la zaga. Un zaguero duro, con carácter, personalidad y metedor. Otro de los líderes de ese grupo junto con De León y Ostolaza.

Otro dato: este triángulo final, fue el que también obtuvo el campeonato uruguayo de 1992, aunque en los últimos partidos Reveléz le dejó el lugar a Ricardo Canals que había llegado desde Bella Vista.

LEONARDO ROMAY - DAMIÁN RODRÍGUEZ - JORGE DA COSTA

Un triángulo final que obtuvo el campeonato de 1998 que tuvo un valor especial, ya que Peñarol había ganado el quinquenio e iba con todo por el sexto campeonato consecutivo. Al principio, Damián Rodríguez comenzó siendo suplente puesto que su lugar lo ocupaba el experimentado Pedro Barrios que volvía desde Huracán de Argentina pero ante una lesión del veterano zaguero, Damián se hizo de un lugar en el equipo y se complementó perfectamente con Jorge Da Costa "Jorgeao".

El brasileño Jorgeao fue el jugador más regular en esa campaña siendo importante en la defensa e imponiendo su fuerza - al igual que Damián - en las dos áreas.

Completaba ese triángulo un muy seguro Leonardo Romay que llegaba para ser el arquero tricolor en la segunda mitad del año, donde aportaba su sobriedad y seguridad además de su experiencia. En la primera mitad del año, el arquero fue Gustavo Munúa que tampoco desentonó.

GUSTAVO MUNÚA - ALEJANDRO LEMBO - DAMIÁN RODRÍGUEZ

El triángulo final del equipo campeón de 2000 y 2001. Munúa se hacía con el puesto y desplazaba de la titularidad a Leonardo Romay en 2001 - antes había respondido - y comenzaba a cobrar mucho protagonismo. Incluso comenzaba a ser tenido en cuenta para la selección uruguaya.

Damián Rodríguez continuaba en el club y seguía siendo importante, pero ahora como uno de los referentes. Peligroso en el área rival y muy seguro en la nuestra.

Alejandro Lembo, en aquel entonces el mejor zaguero del fútbol uruguayo, llegaba para hacerse titular en el club puesto que ya era titular en la selección uruguaya. Un zaguero que aportaba buen juego y ya comenzaba a demostrar que iba a convertirse en un caudillo. Varios goles e incluso terminó siendo el capitán del equipo, con la camiseta "2" en el pecho.

GUSTAVO MUNÚA - RAFAEL GARCÍA - DIEGO POLENTA

Importantes cualquiera de ellos tres en el campeonato obtenido por el Guti, precisamente el Apertura 2014, tras el 5 a 0 en contra en el clásico.

Gustavo Munúa volvía para jugar su último campeonato con Nacional, donde aportó su experiencia europea y también liderazgo. Si bien en el Clausura bajó un poco su rendimiento por una lesión, fue importante a lo largo de toda la temporada.

Rafael García es un volante central que fue convertido en zaguero para ese torneo y con el Guti rindió bastante bien. De repente era bastante tosco, duro pero nunca jamás bajaba los brazos. En el clásico de los goles en los descuentos, le "bajó los humos" a Migliore, el arquero de Peñarol. Para el Clausura fue transferido al fútbol mexicano y el equipo lo extrañó bastante.

Diego Polenta...un zaguero joven que llegaba desde Italia donde en la Serie B había tenido bastante continuidad aunque cuando llegó tuvo que ponerse a punto para jugar. Cuando volvió, el equipo se volvió más fuerte con su presencia en la zaga. De a ratos impasable, ordenaba al equipo y fue convirtiéndose en un caudillo. Fue uno de los puntales de ese campeonato obtenido por el club.

RODRIGO MUÑOZ - MAURICIO VICTORINO - SEBASTIÁN COATES

Los tres fueron importantes en la conquista del uruguayo 2009 y también en la buena campaña de la Libertadores.

El arquero había llegado a comienzos de ese año desde Cerro y se hizo enseguida con el puesto más ingrato. Mostró bastante seguridad y sobriedad, tanto en la Libertadores como en el campeonato local. Un arquero que llegó a ser capitán del equipo y campeón varias veces. Se fue en 2012 y se extrañó bastante la seguridad que el "Popi" daba al equipo.

Mauricio Victorino había retornado desde México dos años atrás y fue bastante importante en la campaña. Un zaguero que aportaba bastante buen pie, seguridad en la zaga, peso en las dos áreas y además goles de pelota quieta. Luego de esa campaña, se fue a la Universidad de Chile.

Por último y no menos importante estuvo Sebastián Coates, un juvenil que ese año debutaba en Primera y tras su muy buen desempeño en el sudamericano Sub-20 se hizo luego de la titularidad en el tricolor. Un zaguero espigado, elegante para jugar y metedor que hacía pesar su envergadura. Pese al error en el partido que nos dejó afuera de la Libertadores frente a Estudiantes de La Plata - a la postre el campeón - fue uno de los jugadores que mejor estuvo en esa campaña.

LUIS MEJÍA - GUZMÁN CORUJO - FELIPE CARVALHO

Uno de los triángulos finales más recientes, que el año pasado fueron claves en la campaña que cortó el tricampeonato de los carboneros. Con el Guti comenzaron a jugar y su rendimiento fue tan parejo que Nacional - además de ser el campeón y el mejor equipo de la temporada - fue el equipo que recibió menos goles. Un dato curioso: los tres tuvieron que esperar su oportunidad y no la desaprovecharon.

Luis Mejía, el arquero panameño de Nacional, estuvo 3 años siendo suplente de Esteban Conde. Tras los errores del titular, el Guti comenzó a ponerlo como titular y luego de la salida del "Coco" se terminó de quedar con el puesto. Atajadas fundamentales, seguridad para salir y personalidad fueron los principales argumentos del arquero que fue un pilar de ese equipo campeón uruguayo.

Guzmán Corujo venía de una lesión, estaba recuperado pero tuvo que esperar su turno puesto que el titular en su puesto era el argentino Marcos Angeleri. Cuando vino el Guti, se jugó por Corujo y respondió bien. Incluso hasta anotó un gol en las victorias clásicas frente al rival de todas las horas.

Por último, estaba Felipe Carvalho, que llegaba desde Noruega para jugar en el club. Este zaguero zurdo y riverense, sólo jugó en Tacuarembó y era casi un desconocido. Tuvo que esperar su chance - jugaba Rafa García en su lugar - pero fue otro que con el Guti empezó a jugar y con Corujo formaron una pareja de backs que con Mejía en el arco se complementaban bien y daban seguridad. Si bien fue regular todo el año, en la final estuvo relegado al banco por el nivel que mostró Mathías Laborda en los partidos que él estuvo ausente.

Bueno, esto ha sido todo por ahora. Si alguien recuerda algunos triángulos finales de los últimos años o de otras épocas, estaría bueno que los comentaran.