Quedan apenas nueve puntos para disputar al tricolor y tres rivales; el líder Liverpool en la próxima fecha, Deportivo Maldonado y Boston River. La parada contra los negriazules, que vienen primeros y demostrando ser uno de los mejores equipos del certamen; va a ser sin dudas la más difícil.

Partido bisagra contra Liverpool el domingo a las 21:45 en el Gran Parque Central.

Nacional, para asegurarse la Anual depende de sí mismo, pero no para ser el campeón del Torneo Clausura que todo parece indicar que se lo llevará Liverpool.

El equipo que dirige Marcelo Méndez es un hueso bastante duro de roer y se verá para que está Nacional a partir de que finalice el encuentro contra el equipo de La Cuchilla.

En las redes sociales vienen corriendo comentarios de que fue un error dejar ir a tantos jugadores y las carencias del equipo tricolor se han ido viendo a lo largo de todo el Clausura. Algunos señalan que Gonzalo Castro podía aportar mucho en lo deportivo, algunos señalaron que hasta el mismo Rodrigo Amaral podría darnos una mano en este momento e incluso hasta hay varios que están abogando de que "Papelito" Fernández debió haberse quedado.

Castro y Fernández, dos que ya no están.

Sacando de lado el tema archiconocido de la disciplina, de la fiesta con las "señoritas" y del tema de la ruptura de la burbuja sanitaria la pregunta es nada menos que si dichos jugadores que se fueron podían aportar algo diferente de cara a esta recta final del Clausura. Muchos en su momento apoyaron la decisión del club de no renovar a los que participaron de la fiesta y otros también dijeron que al menos hasta el final del Campeonato Uruguayo 2020 permitieran quedarse a los jugadores. Hoy, a más de tres meses del acontecimiento, muchos señalan que los que se fueron podrían aportar algo que los que se quedaron.

Dejando de lado lo disciplinario, pasemos a lo estrictamente deportivo respecto a lo que podían haber dado los que ya no están. No voy a nombrar a los jugadores que volvieron a sus equipos de origen, sino a los que quedaron libres.

GONZALO CASTRO

El más vapuleado en su momento por el tema de la fiesta y ahora por el que más abogan, es Gonzalo Castro. Es cierto que el "Chory" estaba veterano, que tenía panza y que ya venía en declive, pero si miramos el rendimiento; él venía cumpliendo por encima de los otros que jugaban por las bandas: ni Trezza, ni Pablo García, ni Lores han logrado dar con la talla. De hecho, salvo por algunos momentos de Pablo García ninguno de ellos ha logrado cuajar alguna actuación aceptable en los últimos meses. Trezza corre y no mucho más, Pablo García ha sido la intermitencia absoluta y Lores aún estamos esperando que demuestre por que estuvo tanto tiempo en Europa y algo de lo que mostró en Wanderers. No nombro a Ocampo que al menos - pese a que algún partido no jugó bien - viene mejorando. Castro además de la experiencia, podía haber aportado mejor rendimiento que los otros; al menos pensaba, metía algún gol y trataba de aportar en ofensiva. Capaz pudo haber aportado algo más que los otros, porque fue tan nulo que ahora más de muchos extrañan al "Chory".

Actualmente el "Chory" está libre y con ofertas del mercado local; Wanderers puede ser su destino y Daniel Carreño lo quiere en el equipo.

LUIS MEJÍA

Estuvo cinco años en el club, pero le tocó irse por la puerta trasera. Si bien Rochet hoy es el arquero titular indiscutido y Mejía iba a tener que ser suplente, algo que a "Manotas" no le gustó; no hay que olvidarse de que esperó mucho tiempo para ser titular y el Campeonato Uruguayo 2019 en parte lo ganamos gracias a la seguridad que mostró bajo los tres palos. Capaz hoy Mejía siendo suplente no hubiese estado cómodo y la baja era cantada: tiene 28 años y es entendible que quiera jugar; además Nacional tiene tres arqueros esperando su momento.

Actualmente Mejía no tiene equipo y se rumoreó que ante una salida al exterior de Kevin Dawson, podría recalar en Peñarol; pero se corre el rumor que si no le sale nada desde el extranjero, podría recalar en Fénix nuevamente.

MIGUEL JACQUET

El paraguayo es quizás al que menos se extraña. Jugó muy poco en el año y las pocas veces que tuvo chances de jugar no rindió ni siquiera en un nivel aceptable. Incluso se trajo otro zaguero a mitad de año - Paulo Vinicius - y se le dio cabida a Renzo Orihuela que se ganó el puesto en ley. Sin mencionar que Marichal y Sosa, juveniles del club con proyección; vienen pidiendo cancha. Sin chances de jugar, era otra baja cantada en el equipo. Actualmente volvió a su país y está en el 12 de octubre.

PAULO VINICIUS

Este brasileño se sumó tras la reanudación del campeonato para reforzar la zaga tricolor. Al principio había mostrado rendimientos bastante buenos e incluso quien escribe llegó a pensar que la contratación de este zaguero fue un acierto. Tenía como pergaminos haber sido seleccionado nacional por Hungría. Lo cierto es que Vinicius se fue quedando y sus rendimientos bajaron notoriamente. Quedó rezagado - mismos motivos que el paraguayo Jacquet - y a fin de año viajó "por temas particulares" a Brasil, no volviendo para la pretemporada. Se rescindió de común acuerdo su contrato y se enroló en el fútbol de Chipre. Vinicius no iba a ser titular, incluso había quedado como cuarto zaguero detrás de Guzmán Corujo, Renzo Orihuela y Mathías Laborda.

CLAUDIO YACOB

Otro extranjero por el cual la directiva apostó y salió mal. El argentino llegó a comienzos del 2020 y lo cierto que tuvo más verdes que maduras. Era bastante lento y no pesaba tanto en la marca. Tanto que se fue a buscar nuevamente a Rafael García para el Intermedio y luego quedó detrás en la consideración de Giordano: estaban Neves, Trasante, Carballo y Emiliano Martínez delante suyo. Con antecedentes de haber jugado en el fútbol inglés, no marcó diferencia aquí y cuando volvió a Argentina a sumarse a Huracán; salió a decir que el fútbol uruguayo está atrasado 50 años ¿Qué quiso decir? Una declaración bastante molesta para un jugador que - capaz el se lo creyó - llegaba como Xavi Hernández y no pudo trascender acá.

RODRIGO AMARAL

Otro por el cual se tenía confianza en recuperarlo - por su edad, 23 años actualmente - y que no pudo volver a relanzar su carrera. Volvió en 2019 y si bien con Gutiérrez había comenzado bastante bien, tuvo la mala suerte de lesionarse. En 2020 muchos pensamos que era el año de Amaral pero, volvió a repetirse la historia de su anterior pasaje: sobrepeso, fuera de forma, poca conducta y demás. Terminó su contrato y el mismo no se renovó, ya en los últimos tiempos ni siquiera entraba en los partidos.

Amaral pudo haber sido el jugador desequilibrante si se lo hubiese propuesto, si se hubiese mentalizado. Tenía calidad, habilidad y pegada formidable en la zurda; pero prefirió seguir en la indisciplina. Capaz pudo haber sido un buen revulsivo, el jugador que entra en el partido para cambiar la pisada por sus cualidades pero ni eso pudo. Actualmente se encuentra sin equipo y fue ofrecido a Peñarol.

AGUSTÍN GONZÁLEZ

En lo personal un jugador que me resultaba interesante; un zurdo que puede jugar como volante ofensivo o en el doble 5 o por la izquierda en un 4-4-2. Lo cierto es que nunca vamos a saber si Agustín González nos pudo dar una mano o no. Tuvo buenos pasajes en la IASA, Torque y Progreso cuando fue cedido a préstamo pero acá nunca tuvo las oportunidades que tuvieron otros. Unos pocos minutos frente a Progreso y otro partido que lo hicieron jugar casi que de carrilero, una posición en la cual no se sintió nada cómodo. Capaz, en una línea de cuatro volantes pudo haber sido de utilidad.

Actualmente el "Tato" González se encuentra libre y podría volver a recalar en Progreso donde en 2020 si Nacional no iba a tenerlo en cuenta lo pidieron.

FELIPE GEDOZ

Vino a pedido de Munúa y después Giordano casi no lo tuvo en cuenta. Terminó siendo cedido a un club del ascenso de su país el mediapunta brasileño. Llegó con sobrepeso, fuera de forma, sin actividad y cuando lo mandaron a la cancha; mostró lo que todos esperaban de él...NADA.

Terminó en febrero el préstamo y - pese a que no puede jugar ahora - será dado de baja; otra contratación inentendible.

SEBASTIÁN FERNÁNDEZ

Seis años en el club y tres veces campeón uruguayo. "Papelito" era el hincha en la cancha y su contrato fue renovado a principio de 2020 a pedido de Munúa. Hasta 2018 había rendido, ha metido goles en clásicos y en los mismos siempre tiraba para adelante; pero ya no rendía siquiera y a veces hasta ni siquiera estaba convocado. Baja cantada también, pero muchos señalan que capaz podía aportar entrega y experiencia en la cancha y capaz hasta sacaba algún pase gol.

"Papelito" actualmente está en jugando fútbol amateur en la Liga Universitaria - para el Yacht Club - donde en su primer partido convirtió dos goles y a la espera de alguna oferta que le convenza. Se dijo que puede retornar a Defensor Sporting - donde fue campeón uruguayo en 2008 - o se dice que podría sumarse a Rentistas ya que el entrenador Alejandro Capuccio quiere contar con sus servicios.

SANTIAGO RODRÍGUEZ

Bien podríamos nombrar a otros que fueron transferidos o que culminaron sus cesiones en Nacional como Santiago Rodríguez. El delantero o mediapunta fue adquirido por el Grupo City en una operación que le dejó 3,5 millones de dólares a Nacional y va a jugar para MC Torque en el Apertura 2021. Más allá de la irregularidad, fue el segundo goleador de Nacional en la temporada detrás de Bergessio. Capaz nos podía aportar algunos goles o bien más presencia ofensiva en el ataque en 3/4 de cancha en adelante.

Los laterales son el punto débil de Nacional puesto que solo está Armando Méndez. Un jugador que alternó muchas malas esta última temporada jugando tanto por derecha como por izquierda ocasionalmente. Por izquierda está Oliveros que es zaguero y no ha rendido como lateral. Alternó malas con buenas. Como alternativa para la derecha jugó el zaguero Laborda y los otros laterales que son los juveniles Pertusatti y Velázquez se los considera que están verdes.

En ese puesto llegaron a préstamo en la temporada Suárez (desde Francia) y Cougo (desde Paraguay) que tuvieron rendimientos dispares. Suárez apenas tuvo un partido aceptable, no estaba siendo tenido en cuenta y su baja era prevista. No hubiese mejorado lo mostrado por Méndez o Laborda. Cougo alternó malas con buenas, venía levantando pero el nuevo entrenador de su equipo pidió su retorno y no se lo pudo retener. Capaz Cougo por izquierda pudo haber dado una mano.

En resumen, Nacional se quedó con poco plantel y de los que se fueron hubo algunos que pudieron darnos una buena mano, y los mismos son Santiago Rodríguez, Gonzalo Castro y Ayrton Cougo; el resto eran todos prescindibles. Lo único bueno es que al no haber período de pases y que no había libres en la vuelta que pudieran jugar el Clausura y ser potables, no se trajo a nadie.