Otro partido clave donde está prohibido siquiera empatar si Nacional quiere realmente ser campeón. El rival en esta oportunidad es un Danubio que viene de una situación que no atravesaba desde 1998, cuando estaba amenazado por el fantasma del descenso. En cuanto a los antecedentes más próximos, Nacional viene de empatar - tras jugar mal y en la noche inspirada de su arquero Sergio Rochet - a un tanto por bando frente a Defensor Sporting en el Franzini y Danubio viene de caer por dos tantos contra uno frente a Liverpool como visitante.

Si bien ninguno de los dos técnicos ha confirmado el equipo, tanto Gustavo Munúa como Leonardo Ramos buscarán variantes para mejorar el funcionamiento colectivo y pensando en la seguidilla que se viene. Nacional tiene, además, que afrontar compromisos internacionales ya que va a reanudarse la Copa Libertadores de América.

¿Qué podemos esperar del partido? Por el lado de Nacional, Munúa estudia variantes en el juego ya que otra vez el mediocampo estuvo flojo y faltó elaboración de juego. Por el lado de Danubio, Ramos si bien hace poco que está, ha buscado la firmeza necesaria y el vértigo por las bandas; por lo tanto es algo que tiene en común con Gustavo Munúa. La acción se centrará mucho en la verticalidad y además, históricamente; tanto Danubio como Nacional han sido equipos que siempre se caracterizaron por tratar de jugar al fútbol.

Nacional festejando el gol de Rafael García en el último partido disputado entre ambos en 2019.

En cuanto al historial entre Nacional y Danubio, tenemos que hasta la fecha hubo 152 enfrentamientos con 90 victorias tricolores, 26 empates y 36 victorias de los de la Curva de Maroñas. Nacional marcó a su rival de turno 278 goles mientras que Danubio nos convirtió 156.

El primer partido entre ambos equipos data del 29 de agosto de 1948 donde Nacional derrotó 4 a 0 a Danubio en el Estadio Centenario. En aquella oportunidad los goleadores tricolores fueron Atilio García (3) y Juan Ramón Orlandi.

En cuanto al último encuentro entre tricolores y franjeados, el mismo fue disputado en el Gran Parque Central por la 5ª Fecha del Clausura de 2019 y hubo victoria tricolor por mínima diferencia. El gol fue anotado por Rafael García que actualmente no está en el club.

En lo que respecta a la última victoria del franjeado frente a Nacional, casualmente fue ese mismo año 2019 pero en el Torneo Apertura, en la 5ª Fecha jugando en Jardines del Hipódromo. Los goles de Danubio fueron convertidos por Carlos Grossmüller por duplicado; ambos de pelota quieta.

JUGADORES TRICOLORES QUE PUEDEN SER CLAVES

SANTIAGO RODRÍGUEZ: El mediapunta viene teniendo buenos rendimientos jugando detrás del delantero, pese a que contra Defensor Sporting no repitió lo hecho frente a Cerro y no encontró socios. Si alguien se le arrima y saben aprovecharlo, va a ser una de las llaves para abrir el partido.
GONZALO BERGESSIO: De carambola o como sea, el capitán es un goleador nato y siempre está al acecho. La defensa de Danubio es bastante frágil y si le hacen el juego al capitán seguramente termine inclinando la balanza a favor del tricolor.
SERGIO ROCHET: El arquero viene invicto y contra Defensor Sporting cumplió una casi excelente actuación. Viene teniendo buenos rendimientos y es una pieza fundamental.
GABRIEL NEVES: Es titular indiscutido y si bien en el último partido no repitió, es indudable que el "bigote" es el relojito del mediocampo. Marca, juega y hace jugar. Debemos encontrar un socio porque no puede hacer él todo el trabajo solo.

OJO CON ESTOS...

JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ: Si bien la defensa de Danubio muestra cierta vulnerabilidad, el lateral derecho está firme en la marca y se proyecta con criterio al ataque. Debemos cuidar las subidas y Cougo debe mejorar lo mostrado para ganarle el duelo al franjeado.
JUAN MANUEL GUTIÉRREZ: El joven jugador danubiano aporta bastante velocidad por las bandas, algo que pregona mucho Leo Ramos. Puede ser peligroso si no es correctamente controlado.
CARLOS GROSSMÜLLER: Pese a no ser titular, puede ser importante su ingreso para los franjeados. El veterano volante puede aportar su experiencia y visión de juego.
BRIAM ACOSTA: Un volante mixto con gol que puede jugar por adentro y por afuera. Puede ser peligroso si no lo cuidan y pisa el área.