Soy conciente de que el posteo anterior de "Pujas en el recuerdo" entre Nacional y Peñarol por jugadores fue bastante largo, pero, quedaron algunas pujas en el tintero y ahora se viene una segunda parte que no es tan larga como la anterior. Fueron jugadores que, al igual que en el anterior, interesaron a los dos grandes. Algunos decidieron ir a Peñarol pero otros optaron por ponerse la gloriosa tricolor. Aquí viene esta segunda parte.

UN HABILIDOSO DESDE EL BOHEMIO.

Jorge "Malaka" Martínez en acción.

En Wanderers debutaba en el 2000 - logrando el ascenso con el bohemio - un flaco habilidoso que los hinchas de Wanderers comparaban con Enzo Francéscoli. Estuvo cinco años en los bohemios donde logró el ascenso en el 2000 y en 2001 fue campeón de la Liguilla Pre Libertadores con Wanderers. En 2003, por primera vez estuvo en la órbita tricolor junto con Eguren y Dadomo pero Wanderers no lo quiso ceder. Pretendían una venta de su jugador con más proyección. A mitad del 2005 lo quiso fichar Peñarol pero no hubo acuerdo entre los clubes. A comienzos del 2006 ambos grandes fueron "a todo o nada" por el jugador que allí ya era representado por Casal. Las ofertas eran similares, pero Nacional iba a jugar la Copa Libertadores, algo que pesó puesto que el carbonero solamente iba a jugar el Torneo Local; sin mencionar que en ese entonces Casal estaba enemistado con el Contador José Pedro Damiani. El "Malaka" salió campeón uruguayo con Nacional en la temporada 2005/06 y tuvo una buena participación en la Copa Libertadores del 2007 jugando como enganche o segundo delantero. A mitad de 2007 partió hacia el fútbol italiano.

UN "CHANCHO" TRICOLOR.

Claudio "Chancho" Dadomo jugando para Cerro.

Otro futbolista que dirigió Carreño en Wanderers que fichó para Nacional en el 2003. Llegó junto a Sebastián Eguren al tricolor. El "Chancho" era un lateral izquierdo que también jugaba como carrilero o volante por el mencionado sector. Se caracterizaba por su vocación ofensiva y su pegada. Fue una de las figuras del bohemio que fue animador del Campeonato Uruguayo 2001 y campeón de la Pre Libertadores de ese año. Tras un buen 2002, a comienzos del 2003 los dos grandes querían quedarse con el lateral zurdo de Wanderers. Nacional estuvo negociando con los bohemios durante dos meses, pero sin llegar a un acuerdo. Peñarol, se metió en el medio y eso empantanó las negociaciones. Al final, Nacional no solo ganó la puja por Dadomo, sino que también se quedó con Sebastián Eguren que era el jugador que pretendían ellos y que se decía que el pase del "Seba" al manya estaba casi hecho. Nacional le "sacó del buche" a dos jugadores.

Dadomo en Nacional no jugó nada bien y se ganó la antipatía de la hinchada. No era ni la sombra del jugador que era en Wanderers. Tanto así que se buscó a mitad de año un lateral zurdo - llegó el brasileño Wesley pero no conformó - y terminó jugando OJ Morales en varios partidos como lateral zurdo. A fines de año se lesionó y tuvo que hacer durante los primeros seis meses la recuperación en el tricolor y el club tuvo que pagar su salario.

SOLTARON LOS GALGOS...

Diego "Galgo" Emanuelle.

Un delantero que debutó en Bella Vista en 1999 y que militó en el "Papal" hasta el 2002. Tenía como característica que era un delantero que se movía por afuera y que tenía gol, aunque a veces jugaba como "9" definido. Peñarol lo quiso contratar a mitad de 2002 junto a Fabián Estoyanoff - en ese momento había hecho su aparición en 2001 jugando para Fénix - pero los dos no pudieron ser. Solamente firmó el "Lolo" en ese momento. A comienzos del 2003, el carbonero volvió a la carga por el "Galgo" pero se metió Nacional a lograr el concurso del delantero de Bella Vista. Tras una puja breve - nadie sabía si Peñarol o Nacional se iba a quedar con el jugador - intercedió "Paco" Casal y "decretó" que el jugador iba a ir a jugar a Peñarol porque fue el primero que se interesó por él.

UN ZAGUERO CERRENSE EN PUJA.

Guillermo De los Santos en acción con la camiseta tricolor.

A mitad del 2013 hubo una puja entre ambos por el que era en aquel entonces uno de los mejores zagueros del fútbol uruguayo, el cerrense Guillermo De los Santos. Era un zaguero joven, veloz, tiempista y que además pesaba por elevación en las dos áreas; en 60 partidos en primera tenía 9 goles convertidos. No eran malos números para un zaguero de 21 años en aquel entonces. Los dos venían negociando con Cerro desde hacía unos meses, pero pesó más la oferta de Nacional y el "Guille" se puso la tricolor. Al prinicipio había mostrado cosas interesantes, pero luego su rendimiento fue decayendo. Había perdido a su esposa - la madre de su hija - y eso lo mató anímicamente. En 2014 se termina el préstamo y el mismo es renovado. Lo pidió Álvaro Gutiérrez y en el club entendían que por la fatalidad que tuvo que vivir era normal el bajón y que se merecía una oportunidad. En los primeros partidos con el "Guti" en su primer ciclo fue titular, pero cuando estuvo para jugar Diego Polenta, que formaron una buena dupla en la zaga junto con el Rafa García; pasó al banco de suplentes. Fue parte del campeón uruguayo 2014/15.

QUISIERON ENSUCIAR LA CANCHA.

Tabaré Viudez en sus comienzos en Defensor Sporting.

Verano del 2011, como de costumbre, ambos se preparaban para competir en el Campeonato Uruguayo y la Copa Libertadores. Peñarol, que tenía de nuevo a Diego Aguirre en la dirección técnica, había pedido a Tabaré Viudez para reforzar el ataque aurinegro. La idea de Aguirre era contar con su dirigido en la selección uruguaya Sub-20 y con Urretavizcaya - que también lo dirigió tanto en la celeste como en el ciclo anterior en Peñarol - que ya estaba en el club como mediapuntas por los costados. Pero, Nacional se movió más rápido y se quedó con Viudez. Fue una negociación breve la de Nacional con el "Taba" pero los manyas, al ver que otra vez le sacábamos del buche a un jugador; quisieron ensuciar la cancha diciendo que el jugador era hincha de Peñarol. Viudez fue tres veces campeón con Nacional (en dos pasajes) y desequilibraba. El tema fue que en los clásicos no tuvo un rendimiento espectacular y solo anotó un gol que fue en la Supercopa de 2018 ganada por los aurinegros. Además, salió campeón de la Libertadores 2015 jugando para River Plate.

El "Flaco" Fernández festejando un gol para Nacional.

Otra vez que quisieron ensuciar la cancha fue cuando Nacional a mitad del 2013 pretendía lograr el retorno del "Flaco" Álvaro Fernández. El jugador ya había tenido un excelente pasaje en la primera mitad de 2009 donde fue campeón uruguayo con Nacional y semifinalista de la Libertadores siendo una de las figuras. Nacional procuraba el retorno del jugador en 2013 y Peñarol se metió para tratar de llevárselo. Firmó para Nacional y su segundo pasaje que duró apenas un semestre fue muy malo. Cuando se estaba haciendo la negociación, el argumento que esgrimaba Peñarol para ensuciar la cancha era que el "Flaco" era hincha de Peñarol y que había dado su palabra de que si volvía a Uruguay era para ponerse la camiseta amarilla y negra.

LOS SENTIMIENTOS POR ENCIMA DE LA PLATA.

Juan Cruz Mascia con la celeste en el pecho.

Un "9" que pintaba para ser uno de los mejores del fútbol uruguayo pero no pudo; fue una promesa que se fue quedando en la nada misma. Ya a los 15 años pintaba para crack jugando en las juveniles de Miramar Misiones y fue seleccionado para la Sub -17 donde tuvo buenos rendimientos. Estuvo entrenando en Atlético de Madrid pero no quedó y fue seguido por clubes europeos de la talla del Chelsea y el Inter de Milán.

En 2011, Nacional pretendía sumarlo a las juveniles al igual que Peñarol, pero no se dio. En ese momento, su representante pretendía que se incorporara al manya pero Juan Cruz Mascia le dijo que prefería fichar por Nacional ya que era hincha, pero no hubo caso. El representante incluso le ofreció 500 mil dólares para que fichase para Peñarol pero se plantó firme. A comienzos de 2012, Mascia fichó para Nacional y jugó en las juveniles. Debutó en la Libertadores de 2013 enfrentando a Barcelona de Ecuador y entrando a 10 minutos del final. Mascia en un momento respondió con goles, ganándose la titularidad en el primer semestre de 2014 pero tras el 5 a 0 nunca más fue tenido en cuenta. Lo cedieron a Wanderers - no anduvo nada - y se terminó yendo libre a fines de 2017. Una promesa que no llegó.

TRAICIÓN O NO, ¿HUBO REALMENTE PUJA?

Carlos Valdéz, surgido en nuestras inferiores se puso la aurinegra.

Hubo una historia que no quedó del todo clara por varias versiones, que fue la del fichaje de Carlos Valdéz, zaguero surgido de nuestras inferiores y campeón con Nacional; por Peñarol a comienzos del 2011.

Valdéz debutó en 2003 en Nacional y a mitad del 2005 emigró al fútbol italiano. En Italia estuvo hasta el 2010 y ya no era casi tenido en cuenta por su equipo. Nacional a comienzos del 2011 quiso aprovechar la situación para lograr el retorno del zaguero al club, pero "sorpresivamente" fichó para Peñarol. Hubo varias versiones por las cuales el ex tricolor fichó por el aurinegro.

La versión dada por Nacional es que estuvo contactándose con el jugador en varias oportunidades pero no hubo respuesta del otro lado y que Bentancur, su representante; le "estuvo haciendo la cabeza" para que no fuera a Nacional y que se ponga la amarilla y negra. Desde la interna se dijo que se pujó por el jugador pero que como no hubo respuesta de su parte, ficharon al brasileño Gabriel Márques y al colombiano Flavio Córdoba - fueron pedidos por JR que los había dirigido a los dos en River Plate - y luego a Jadson Viera que era otro zaguero que Peñarol tenía en mente si no se daba la incorporación de Carlos Valdéz.

Por el lado del jugador, él dijo que fichó por Peñarol porque Nacional jamás se interesó realmente en volverlo a contratar. Que el único equipo que se interesó fue Peñarol y que tuvo llamadas constantes de Guillermo Rodríguez - su compañero de zaga en la juvenil celeste y que estaba en Peñarol - y del entrenador Diego Aguirre para que decida venir. De acuerdo al jugador, lo que inclinó la balanza fueron la insistencia de Diego Aguirre y que Nacional contrató dos defensores antes.

DEL VIOLETA A NACIONAL SIN ESCALAS.

Matías Zunino, de Defensor Sporting a Nacional.

No es normal que un jugador de Defensor Sporting pase directamente a un grande puesto que la política de los violetas es no reforzar a los grandes; puesto que ellos se consideran "el tercer grande" - algo que también se considera Danubio y se encuentra en esa tesitura - y no quieren reforzar rivales directos en la lucha por el campeonato uruguayo. Zunino debutó en 2009 en Danubio y estuvo hasta el 2013 cuando fue cedido a la IASA. Cuando volvió a Danubio se encontró que el técnico Leo Ramos no lo iba a tener en cuenta y fue dejado libre. Fichó para ETS donde jugando como lateral, carrilero y volante por derecha tuvo un rendimiento por encima de lo bueno. Queda libre del verdinegro y lo ficha Defensor Sporting donde termina de madurar como futbolista.

En 2017, cuando era una de las figuras del violeta, Nacional y Peñarol pujaron por quedarse con el concurso del polifuncional jugador. Lo curioso fue que el técnico de Peñarol era Ramos, el mismo que lo echó unos años antes de Danubio. Parecía que todo estaba arreglado, que iba a Peñarol pero el manya no estaba dispuesto a desembolsar el dinero para rescindir el contrato. El pase quedó estancado. Apareció Nacional en escena y fue la misma historia. Cuando parecía que las ofertas eran similares, Defensor Sporting seguía firme en su postura; porque a Zunino le quedaban seis meses de contrato y querían resarcimiento económico. El futbolista era hincha de Nacional y manifestó querer jugar en los tricolores. Al final, el representante de Zunino puso el dinero y, respetando la voluntad del jugador; lo colocó en Nacional. Rindió bastante bien en su estadía, incluso hasta anotó goles en los clásicos y en su último partido como tricolor; convirtió en la final ante Peñarol el gol que dio a Nacional el título como campeón uruguayo en el año 2019.

DE PORFIADOS Y EN REBELDÍA.

Diego Martín Dorta en Peñarol.

Un "5" que fue clave en Peñarol durante el Quinquenio fue Diego Martín Dorta, que también fue campeón de América con Uruguay en 1995 y tras ese torneo, emigró para jugar en Independiente de Avellaneda.

Dorta, antes de llegar a Peñarol jugaba para Central Español donde destacaba por su entrega y su orden táctico en en mediocampo. Los dos grandes pujaron por él y la puja la ganó Nacional; pero el jugador se negó a sumarse a los tricolores. A Dorta le tiraba más la rayada que la blanca. Tras estar declarado en rebeldía un tiempo, en 1991 fichó para Peñarol donde permaneció hasta mediados de 1995. Retornó en febrero de 1998 para jugar una vez más en el aurinegro pero tuvo una lesión muy fea que lo retiró prematuramente de las canchas.

Enrique "Pelado" Peña.

Un jugador, un ganador que fue parte del ciclo triunfal de Nacional que ganó entre 1988 y 1989 todas las copas internacionales habidas y por haber. Además fue campeón de la Copa América con Uruguay en 1987, jugada en Argentina.

El popular "Pelado" debutó en 1981 en Huracán Buceo, jugaba de volante central y ocasionalmente de zaguero y luego pasó a Wanderers. En 1988, Wanderers y Peñarol acordaron la transferencia del "Pelado" a los carboneros, pero el jugador se negó a ponerse la amarilla y negra puesto que se declaró hincha tricolor. Por ello fue separado un tiempo del plantel de Wanderers hasta que se solucionó todo. Un año más tarde, a comienzos de 1989, Peña fichó por el club de sus amores. Ganó la Recopa frente a Racing y la Interamericana frente a Olimpia de Honduras; además que en los clásicos siempre rendía y hasta hizo goles a Peñarol. Era un jugador muy querido por la hinchada que siempre que iba a entrar desde la tribuna se oía el grito desenfrenado de "Pelado, pelado".

Bueno, hasta acá llegamos con jugadores por los que Nacional y Peñarol en su momento pujaron.