Hace unos pocos días, Nacional y Peñarol volvieron a interesarse, como muchas veces ocurrió; en un mismo jugador para reforzar sus respectivas plantillas. El jugador fue nada menos que Ramón "Wanchope" Ábila, centrodelantero de Boca Juniors. La historia que vincula a "Wanchope" con los carboneros data de cuando pasó desde Huracán a Boca Juniors que se había corrido el rumor de que como no iba a jugar, el delantero sería cedido a Peñarol, cosa que al final no ocurrió.

Actualmente "Wanchope" se terminó de recuperar de una lesión y tiene 31 años, una edad bastante buena. Trascendió que los dos grandes realizaron gestiones por el goleador xeneise pero ninguno la ganó: desde Boca Juniors se anunció que ahora el jugador no se irá pero queda libre en junio de este año y podría negociar su incorporación a algún club.

IVÁN ALONSO, GERENTE DEPORTIVO.

Nacional, por intermedio de Iván Alonso, elevó una oferta formal por un préstamo del jugador pero la misma fue desestimada por la dirigencia boquense; Peñarol, mientras tanto, no hizo una oferta formal sino que hubo una charla privada. Gabriel Cedrés - ex jugador de Peñarol y Boca Juniors - que se encarga de la parte de contrataciones junto a Bengoechea, tuvo una charla vía telefónica con Juan Román Riquelme - vicepresidente de Boca Juniors - para interiorizarse de la situación del jugador. Riquelme y Cedrés fueron compañeros en Boca y quedó forjada una relación amistosa entre ambos. La cuestión, es que tampoco Peñarol avanzó en gestiones por Ábila. La cuestión es que ambos grandes que se interesaron por el jugador recibieron una negativa, el jugador puede quedar libre en junio - está la posibilidad de renovar - y mientras tanto Nacional y Peñarol esperan a que se resuelva la situación.

¿Hubo otras pujas entre ambos por jugadores? Sí, hubo muchas que mezclan historias de "secuestros", avivadas de los dirigentes, visitas inesperadas a las casas de los jugadores y hasta piñas. Acá van algunas historias de pujas que recordamos.

ARTIGAS Y NO PRECISAMENTE "MI GENERAL"

Ruben Paz estuvo entrenando un tiempo en Nacional, pero se fue a Peñarol.

Una historia bastante conocida fue en el 77 donde tres jugadores artiguenses deslumbraron jugando en la selección juvenil y Nacional los quiso contratar, los mismos fueron Ruben Paz, Mario Saralegui y Venancio Ramos. Cuando se venían en un ómnibus desde Artigas a Montevideo, al mejor estilo de un operativo policial, dirigentes de Peñarol detuvieron el ómnibus en la ruta, bajaron a los jugadores y se los llevaron a firmar contrato en la sede de ellos. Con Ruben Paz al principio no se pudo porque previamente estuvo entrenando en Los Céspedes y era menor de edad en ese momento. Los dirigentes de Peñarol trajeron al padre de Paz desde Artigas, lo invitaron unas copas y cuando le hablaron de dinero, el padre del futbolista fue a retirar las cosas de Ruben Paz y lo hizo firmar para los manyas. Lo mismo pasó en un momento con Darío Silva y Abreu - los dirigentes de Peñarol los quisieron llevar pero se fueron para Defensor Sporting - y con Enzo Scorza, que en esa oportunidad fueron los dirigentes de Nacional pero se fue a Danubio.

LA HISTORIA QUE AVERGÜENZA A MUCHOS MANYAS Y NO QUIEREN ADMITIR.

El "potrillo"Morena, fue hincha de Nacional antes de firmar para Peñarol.

En 1973 había un botija en River Plate de Uruguay que la rompía y que hacía muchos goles, era nada menos que Fernando Morena que actualmente es el ídolo máximo de Peñarol. Es algo que muchos manyas no quieren o no les gusta admitir, que su máximo ídolo, "el potrillo"era antes hincha de Nacional y socio del club.

En ese 1973, los dos grandes se interesaron en ese jugador que hacía varios goles y el primero en negociar fue Restuccia, quien en ese entonces era presidente del Club Nacional de Football. La cuestión es que Don Ángel Restuccia le dijo o le dio a entender al Nando que iba a jugar de puntero izquierdo pero él quería ser el "9". Eso llegó a oídos del presidente carbonero Washington Cataldi - su hijo era amigo personal del "potrillo" - lo citó y le dijo que si firmaba para Peñarol iba a ser el "9" del equipo. La historia, como todos sabemos, es que Morena firmó para ellos, fue goleador y se identificó para siempre con la amarilla y negra. Lo que quedaba del Nando como hincha de Nacional, murió ese día. Pero, a muchos manyas no les gusta para nada admitir que su ídolo era hincha y socio de Nacional.

SECUESTRO DE UN JUGADOR...

Vicente Sánchez, quien tuvo dos pasajes por Nacional.

Acá hubo un secuestro por parte de los dirigentes de Nacional. En el 2000 el delantero Vicente Sánchez brillaba en Tacuarembó jugando como puntero izquierdo y eso llamó la atención de los dos grandes. Nacional, al otro año, comenzó las gestiones por el jugador porque Mario Regueiro se iba en junio para España y querían fichar al jugador lo más pronto posible para que lo reemplazara. Las gestiones estaban bastante avanzadas pero, el contador Damiani salió a decir por los medios que Peñarol iba fuerte por Sánchez y que lo iban a fichar. La cuestión es que los dirigentes tricolores "secuestraron" al jugador por varios días, se lo llevaron a Punta del Este y cuando se calmó todo, firmó para Nacional. Su primer pasaje duró seis meses - Regueiro se fue en enero a España y a él se lo llevaron a México - y volvió varios años después.

¿HABLAMOS EN CHINO? UN PAQUETE QUE NO FUE PARA EL MANYA EN PLENA ÉPOCA DEL QUINQUENIO.

El "Chino" Recoba convirtiendo el mejor gol del año 1997.

En la época del quinquenio, era algo no escrito que un jugador que se destacaba en un equipo menor, al otro año "Paco" lo llevaba a Peñarol. En 1995 Álvaro Recoba era el jugador con mayor proyección y se decía que para el otro año iba a Peñarol porque "estaba prometido al manya". El pase se iba a hacer, pero "Paco" Casal le dijo a José Pedro Damiani que además de Recoba iban tres jugadores más: el volante mixto Ricardo Bitancort, el goleador de Fénix Jorge Puglia y el puntero derecho de Liverpool Néstor Correa. Jorge Fosatti, el DT de Peñarol, dijo que le interesaba también Puglia como alternativa para Luis Romero. Damiani, se negó porque dijo que "Peñarol no compra paquetes, sino que solamente quería a Recoba", pero Casal dijo que eran "los cuatro o ninguno". Nacional se metió y "Paco" Casal le cedió los jugadores a Nacional. Se quedó con la mitad del pase de Recoba el tricolor entregando la totalidad de la ficha del goleador Juan González a Casal. La historia del "Chino" en Nacional, es archiconocida.

CASI SE ARMA "PIM PUM" ENTRE LOS DIRIGENTES.

Pablo Islas festejando un gol suyo en Nacional, atrás, Marco Vanzini.

Otra historia de un porteño en Nacional. Pablo Islas fue cedido a Racing de Montevideo por el empresario Daniel Lalín y llamó la atención por la cantidad de goles que este delantero argentino - al que Bianchi no lo quería en Boca - convirtió con la camiseta de los "cerveceros". Fue el goleador del Apertura 2000 junto a Javier Chevantón y eso llamó el interés de ambos grandes; más cuando Nacional y Peñarol perdían a mitad de año a sus goleadores, Gabriel Álvez y Walter Pandiani respectivamente. Nacional negoció directamente con Daniel Lalín y se había llegado a un acuerdo lo cual hizo que el argentino viajara a Montevideo a terminar de arreglar su vinculación a Nacional. Pero, los directivos de Peñarol llamaron a su hermano, el ex arquero de la selección Luis Alberto Islas para arreglar y les avisó que estaba viajando a Montevideo. En el aeropuerto de Carrasco, los directivos de Nacional esperaban al jugador pero aparecieron directivos aurinegros que "de vivos" se lo quisieron llevar. Hubo un cruce fuerte de palabras entre los dirigentes tricolores y carboneros y hasta "voló alguna trompada". La cuestión fue que se trató de calmar las aguas y se fueron a la AUF. Allí, Nacional tuvo la prioridad porque habían contactado a Lalín para negociar - como debía hacerse - y el jugador firmó para el tricolor. Islas, no rindió en Nacional lo mismo que en Racing.

CON EL "CERVECERO" TRES A UNO A FAVOR DEL TRICOLOR.

Cristian Tabó, puntero de Racing, jugó para Nacional.

Racing de Montevideo tiene buena relación con ambos grandes e incluso no pone problemas para negociar los jugadores con ambos. Hubo, recientemente, cuatro pujas entre Nacional y Peñarol por jugadores de Racing en los últimos diez años. La primera fue por Sebastián Balsas, un "9" de bastante envergadura. Se sabía que Balsas era hincha confeso tricolor y en 2009 quería venir. Nacional quiso negociar pero también se metió Peñarol, pero la cuestión fue que primó la voluntad de Balsas de venir a Nacional.

Sebastián Balsas

La segunda puja fue en 2015 por Cristian Tabó, un puntero derecho veloz que jugaba en Racing. Peñarol había comenzado a fines de 2014 la negociación por el puntero pero Nacional también lo quería. Hasta último momento no se sabía hacia donde iba a inclinarse la balanza pero, el último día del período de pases de enero de 2015, Tabó firmó para Nacional.

Gabriel "Toro" Fernández

En 2016 jugaba para Racing otro "9" alto que hacía goles, el "Toro" Gabriel Fernández. Nacional, en 2017 con Lasarte como DT quería al jugador pero estuvo a nada de firmar para Gremio. La venta iba a hacerse pero se detectó una potencial lesión y los tricolores gaúchos declinaron contratarlo. Se lesionó después jugando para Racing y su recuperación demandó casi ocho meses. Volvió a finales de ese 2017 donde jugando para Racing anotó goles en los partidos finales. En 2018 el representante lo quería colocar en Nacional, pero Peñarol salió al cruce por el "Toro" Fernández. Medina, el DT de Nacional, estaba indeciso y eso fue aprovechado por Peñarol que se quedó con el pase del jugador. El "Toro" fue uno de los goleadores carboneros y salió campeón en 2018.

Agustín Oliveros

El último capítulo en pujas de Peñarol y Nacional por jugadores de Racing fue a comienzos de 2020 por Agustín Oliveros. El defensa jugaba de zaguero y también de lateral zurdo. Había rendido, hizo goles pero su equipo descendió. Se lo ofrecieron a Nacional pero dijeron que no. Anduvo bastante bien en la Sub - 23 de Uruguay y Peñarol se interesó. Al ver que se iba Viña, Nacional iba a precisar un futbolista zurdo para el lateral y pujó por el jugador. Otra vez primó la voluntad del jugador para venir a Nacional puesto que Oliveros es hincha tricolor.

"LA SELECCIÓN DEL CAMPEONATO LOCAL"

Junior Arias, uno de los goleadores de la temporada 2015/16

Para la segunda mitad del 2016 luego de que Peñarol ganara el Uruguayo 2015/16, el campeonato iba a jugarse en una rueda puesto que se iba a volver al viejo formato de "año calendario" de la disputa del torneo. Peñarol realizó numerosas incorporaciones como la de los goleadores Junior Arias (Liverpool) y Gastón Rodríguez (Wanderers), el lateral derecho Álex Silva (Wanderers), los volantes centrales Guzmán Pereira (U de Chile), Álex Rodríguez (River Plate) y los mediapuntas Juan Manuel Boselli (Juventud), Luis Urruti (Cerro) y Nicolás Dibble (Plaza Colonia) entre otras más. Nacional pujó por varios de ellos pero todos decidieron firmar para Peñarol. Sus directivos dijeron que "armaron la selección de los mejores del campeonato" y poco menos que el mensaje era que no se presentaran los demás a jugar. La cuestión es que ninguno de ellos anduvo, muchos se fueron sin jugar casi y Nacional - que perdió todas las pujas - salió campeón.

AL QUE "MADRUGA" DICEN QUE DIOS LO AYUDA.

Sebastián Eguren, lo anunciaban para Peñarol pero fue a Nacional.

En 2001 cuando Wanderers que volvía a Primera División y era dirigido por Daniel Carreño fue uno de los que peleó el Campeonato Uruguayo y salió campeón de la Liguilla Pre Libertadores. Una de sus figuras era el volante central Sebastián Eguren que en ese momento estaba comenzando a ser considerado como parte de la selección uruguaya.

En 2002, a mitad de año lo fueron a buscar desde Peñarol pero no hubo acuerdo con los directivos de Wanderers aunque quedaba abierta la negociación para el 2003 ya que Wanderers también siempre hizo negocios con ellos. La cuestión es que a comienzos de 2003 se decía que el pase de Sebastián Eguren a Peñarol era inminente. Daniel Carreño, que era el técnico de Nacional, estaba una noche cenando con Balbi y hablando del club. La cuestión es que tras una larga sobremesa entre el directivo y el entrenador, Daniel Carreño le pidió a Balbi que lo lleve a la casa de Sebastián Eguren. Era cerca de la una de la mañana y Carreño le tocó el timbre. Eguren salió y cuando vio a su ex entrenador en Wanderers por lógica le preguntó que estaba haciendo. Carreño le dijo que había venido con Balbi para convencerlo de que no firmara para Peñarol y que fuera a Nacional. Lo lograron convencer - Eguren después se confesó hincha tricolor - y después se llegó a un acuerdo con los directivos de Wanderers. Nacional, "madrugó" literalmente a Peñarol y se quedó con uno de sus jugadores codiciados.

NOS ILUSIONARON BASTANTE...

Nacional 2009/10

Nacional sale campeón de la temporada 2008/09 y tiene una gran sangría de jugadores. Se lograron una cantidad importante de incorporaciones y eran todos nombres que ilusionaron con ganar de punta a punta el Campeonato Uruguayo 2009/10 y llegar lejos una vez más en la Libertadores. En 2009 quedamos entre los cuatro mejores de la copa. Llegaron viejos conocidos como Mario Regueiro, Alejandro Lembo, Gianni Guigou y Gustavo Varela; vino un seleccionado uruguayo reconocido hincha como Álvaro "Tata" González, Balsas desde Racing - tras una puja con Peñarol - y otros más con los que se ganaron pujas con Peñarol.

El paraguayo Aranda con la camiseta tricolor.

El primero fue el paraguayo Eduardo Aranda - ex Rampla y Liverpool - que quedó libre y se decía que las negociaciones del jugador con Peñarol estaban casi completas pero, intercedió Diego Arismendi - amigo personal del paraguayo - y eso inclinó la balanza hacia Nacional. Ergo, el paraguayo se puso la tricolor.

Raúl "Tito" Ferro, otra puja ganada.

Ferro, aquel volante rústico, fuerte y metedor de Danubio acababa de quedar libre e interesó a ambos. Peñarol fue a trancar fuerte ofreciéndole dos años de contrato aunque el salario era inferior al que le ofreció Nacional, pero el tricolor ofreció un año de contrato. El "Tito" firmó con Nacional puesto que es hincha tricolor.

Otro más, el "Pichón" Núñez.

Eduardo Acevedo ganó la Liguilla con Cerro jugando bien al fútbol y eso hizo que Nacional decidiera que fuese el nuevo entrenador. En Cerro hubo varios jugadores que brillaron y eso hizo que los dos grandes pujaran por dos jugadores de Cerro: el "Pichón" Núñez y Matías Cabrera. El lateral, siempre por parte de Welker se dijo que era manya pero lo cierto es que prefirió irse con Acevedo para Nacional; Cabrera era el sobrino del entrenador. Las opciones que tenía el volante, eran el tricolor, el aurinegro y Danubio. Por decisión de Cabrera - y siendo el sobrino de Eduardo Acevedo - firmó para Nacional.

UNA PERDIDA Y HASTA POR AHÍ NOMÁS.

El lateral zurdo Pablo Lima firmó para Peñarol pero casi no jugó.

El puesto de lateral izquierdo siempre es un dolor de cabeza para cubrir puesto que hay pocos. Uno de ellos, en el Apertura 2013 que se destacó, fue Pablo Lima de Danubio que convirtió varios goles de tiro libre. En la segunda mitad de 2013 volvió a Danubio con un contrato a rendimiento. En ese campeonato fue uno de los mejores en su puesto y llamaron la atención los goles de tiro libre convertidos por el "Bolita". A comienzos de 2014 terminaba el contrato y Danubio tenía que negociar con el jugador. Pidió menos de 7 mil con contrato a dos años para quedarse en el club - siempre se declaró hincha de Danubio - pero se lo negaron. Nacional y Peñarol, como de costumbre, buscaron pescar allí.

La oferta de Peñarol era de 15 mil dólares de sueldo y dos años de contrato mientras que Nacional ofreció 25 mil dólares y un año. Pablo Lima se puso así la aurinegra pero nunca llegó a jugar muchos partidos.

EL POLLO VOLÓ HACIA LOS AROMOS.

Ruben Olivera se puso dos veces la "10" aurinegra.

A comienzos del 2008 ambos equipos buscaban ganar el Campeonato Uruguayo y además Nacional debía prepararse para competir en la Libertadores. "Paco" Casal y Bentancur, dos contratistas importantes, buscaban potenciar a Peñarol para que obtenga el campeonato que le era esquivo desde 2003; además ambos estaban enemistados con Nacional y Alarcón que era el presidente. A Peñarol llegaron "europeos" como Carlos Bueno, el "Lolo" Estoyanoff, José María Franco, Darío Rodríguez y el "Pollo" Ruben Olivera. Por este último pujaron ambos.

El "Pollo" había sido pedido en el período de pases anterior por ellos pero no pudo ser, "Paco" quería dejarlo un tiempo más en Europa para que tenga continuidad y lo cierto es que seis meses después la situación del "10" seguía igual. Nacional, que tenía en bajo nivel y superando lesiones a Ligüera lo solicitó y además que era del interés de Peñarol se metió Danubio - el club que lo formó - a terciar con los grandes. Casal fue muy explícito, "primero quiero ver si hay interesados en Europa, después el orden para negociar es primero Peñarol, después Danubio y por último Nacional. Imposible que llegara al tricolor. Peñarol con el "Pollo" en sus filas perdió las finales contra Defensor Sporting. El rendimiento del jugador fue bueno pero ese primer pasaje duró apenas seis meses.

Además de pujas, hubo jugadores que estaban entrenando a prueba en el tricolor que ellos quisieron "soplarnos" como pasó con dos que fueron parte del ciclo triunfal entre 1998 y 2002.

Walter Fabián Coelho.

El artiguense Fabián Coelho, que estuvo 10 años en el plantel principal, fue campeón uruguayo en varias ocasiones y sub campeón juvenil con Uruguay en Malasia; Peñarol se lo quiso robar a Nacional. Cuando llegó de su Artigas natal, a probarse con todas las ilusiones en Nacional, fue observado por espías que los manyas tenían en los entrenamientos para la captación de juveniles para Nacional. Ya se veía que Coelho tenía condiciones, porque era un jugador bastante cerebral y poseía calidad en el pase. Algunos dirigentes de Nacional se "avivaron" y se anticiparon a la jugada fichando rápido al juvenil.

El hondureño Tyson Núñez fue otro que Peñarol también quiso robarse.

A comienzos de 1998 Nacional, con Hugo De León por primera vez como técnico; se preparaba para cortar el sexenio de Peñarol. Con él había llegado para sumarse al plantel el zaguero brasileño Jorgeao y apareció un representante que venía con el entonces desconocido hondureño Milton "Tyson" Núñez para pedir una prueba para ver si su representado podría tener chance de quedarse en el plantel. Nacional estaba armando un equipo nuevo. La prueba al delantero se le concedió y empezaba ya a encandilar con su velocidad y hasta hacía goles en los entrenamientos. Mucha gente, como quien escribe, iba a ver los entrenamientos de Nacional y comentaba "este negrito es bueno", "con su velocidad y la lentitud del "Caballo" De los Santos y Aguirregaray se hace tremendo picnic". La noticia de este hondureño que andaba bien en los entrenamientos de Nacional pero que estaba a prueba, llegó a oídos de Damiani que mandó a la gente a negociar con el representante de Núñez. La idea era ofrecer un contrato por dos años y una buena remuneración para conseguir el sexenio. El representante escuchó la oferta de los aurinegros, pero fue a hablar con los directivos tricolores encabezados por Don Dante Iocco para ponerlos al tanto de la oferta de Peñarol - que era seria - y ver que ofrecía Nacional. Ante el temor de que le "soplen" un jugador que potencialmente era desequilibrante; Iocco y De León llegaron a un acuerdo. La historia de "Tyson" en Nacional fue con dos campeonatos uruguayos, varios goles y siendo querido por la hinchada; principalmente por sus dos goles en los clásicos.

Bueno, se puede venir alguna puja en el período de pases que "es donde empiezan a ganarse los campeonatos" y la primera fue por "Wanchope" Ábila de Boca. Seguro habrá otras y muchas más.