El 2020 quedará, sin lugar a dudas, marcado por la pandemia por el Covid - 19 que paralizó al mundo y el fútbol no fue para nada la excepción.

En cuanto a Nacional, podemos destacar varias cosas, algunas positivas y otras no tanto como en todos los aspectos de la vida. Aquí van...

NO PUDIMOS OBTENER NINGUNO DE LOS TÍTULOS.

Nacional en la final por el Apertura frente a Rentistas.

Primero fue la Supercopa perdida frente a Liverpool por 4 tantos contra 2 a comienzos del 2020 y luego la final del Torneo Apertura frente a Rentistas. Como curiosidad las dos fueron perdidas en el tiempo extra.

Este año también tuvo como curiosidad que el Campeonato Uruguayo recién se va a definir en el 2021, puesto que el Torneo Clausura culminará recién en marzo.

Los jugadores de Liverpool festejan, Nacional lo sufre.

La Supercopa, enfrentaba a Nacional como campeón uruguayo de la temporada anterior y a Liverpool como campeón del Intermedio 2019. Comenzaron ganando los de "La Cuchilla" por un gol tempranero de Dávila a los cinco minutos y luego Alan Medina aumentó a los 57 la ventaja. A 10 minutos del final, Felipe Carballo descontó y en el último minuto de los descuentos, Gonzalo Castro logra empatar el partido para Nacional. Cuando vino el alargue, ya cuando parecía que la serie iba a quedar sentenciada en los penales; hubo cinco minutos fatales: a los 107 pone Martín Correa el 3 a 2 a favor de Liverpool y a los 112, el juvenil Fabricio Díaz puso cifras finales al partido.

Gonzalo Vega acaba de anotar el gol que le dio el título del Apertura a Rentistas.

Con la final del Apertura pasó algo similar. Nacional corrió de atrás durante todo el torneo y faltando dos fechas tenía todo para campeonar, además de que el "bicho colorado" dejaba bastantes puntos. A Nacional le quedaban dos rivales accesibles como Deportivo Maldonado y Boston River, pero no se les pudo ganar. Hubo que forzar un desempate con Rentistas y, también en el alargue; el tricolor volvió a caer frente a su rival. Esta vez por la mínima diferencia con un gol anotado por Gonzalo Vega, un ex tricolor.

Nacional, se quedaba nuevamente con las manos vacías y Gustavo Munúa terminaba siendo cesado por la directiva. En su lugar, asumiría el Secretario Técnico Jorge Giordano.

MALA ELECCIÓN DE LOS ENTRENADORES.

Gustavo Munúa como DT de Nacional.

Tras el Campeonato Uruguayo obtenido en 2019 vino el alejamiento del entrenador Álvaro Gutiérrez por diferencias con la directiva y se produjo el retorno al club, para su segundo ciclo como entrenador, de Gustavo Munúa.

El ex arquero se encontraba entrenando en España y vino por un proyecto que le propuso Nacional por dos años. Se pretendía un técnico con un "estilo europeo" ya que a Gutiérrez se le criticaba que jugaba mucho a esperar y contragolpear; se buscaba que "Nacional saliera a proponer". Al principio, Gustavo Munúa tras unos buenos resultados, había generado cierta expectativa. Pero, perder la Supercopa y luego perder el Apertura - además de que el equipo mostraba mucha irregularidad - sentenció su suerte y el proyecto de Munúa duró apenas unos pocos meses.

Lo único positivo que se puede sacar durante el segundo ciclo de Gustavo Munúa al frente de Nacional, fue el buen papel que el equipo realizó en la Copa Libertadores donde ganó 15 puntos de 18 posibles y dentro de los mencionados, jugando como visitante ganó todos los partidos: frente a Racing en Argentina, frente a Alianza Lima en Perú y frente a Estudiantes de Mérida en Venezuela.

Jorge Giordano, tampoco pudo dar la talla.

Cuando se cesó a Gustavo Munúa, los directivos - también a pedido de los jugadores - nombraron de forma interina a Jorge Giordano como entrenador. Ya estaba en el club como Secretario Técnico.

Si bien criticaron a Gutiérrez por ser defensivo, Giordano no fue menos que él. El equipo consiguió una buena racha de resultados ten el Torneo Intermedio - que quedó inconcluso y deberá terminar en 2021 - donde disputará la final frente a Wanderers. Como punto negativo quedó la derrota clásica ante un Peñarol que para nada fue superior aunque tiene como atenuante el robo descarado del árbitro Pablo Giménez.

En la Libertadores planteó equipos defensivos tanto de local como de visitante. Quedamos eliminados frente a River Plate de Argentina - uno de los candidatos a ganarla - tras una abultada derrota que quedó marcada también por la ruptura de los protocolos sanitarios debido a una fiesta del plantel con "señoritas" luego de perder el clásico y a unos días del partido frente a River Plate donde se definía el futuro de Nacional en la Copa Libertadores.

Si bien hay varias contras - muchos hinchas no lo quieren - hay chances de que Jorge Giordano siga al frente del equipo principal.

MALA ELECCIÓN DE LOS REFUERZOS.

El paraguayo Miguel Jacquet, uno de los refuerzos para esta temporada que apenas jugó. Su rendimiento fue muy por debajo de lo esperado.

"Pocos, pero buenos", fue la frase de José Decurnex en cuanto a los refuerzos que iba a traer Nacional; pero se estuvo lejos de esto.

Este año, a comienzos del mismo, se decía que solamente iban a llegar tres refuerzos:  un lateral izquierdo, un zaguero y un volante central. Pero, terminaron viniendo seis contando a Agustín González que volvía desde Progreso tras una buena temporada en lo personal.

Los refuerzos elegidos que llegaron en la primera mitad de 2020 fueron el lateral volante izquierdo Ayrton Cougo, el volante central argentino Claudio Yacob, el zaguero paraguayo Miguel Jacquet, el lateral derecho Mathías Suárez y el zaguero Agustín Oliveros. En la segunda mitad vinieron el delantero Emiliano Villar, los mediapuntas Felipe Gedoz e Ignacio Lores, el zaguero brasileño Paulo Vinicius y el zaguero o volante Rafael García que retornaba una vez más a Nacional.

Agustín Oliveros, el mejor refuerzo de este año para Nacional.

De esos once jugadores que arribaron al club en este presente año, solamente el zaguero Agustín Oliveros (que fue citado y debutó en la selección mayor) fue el único que pudo hacerse un lugar como titular indiscutido del equipo; jugando de zaguero o de lateral izquierdo. En cuanto a los otros, quedan estas conclusiones.

MATHÍAS SUÁREZ: Tenía el cartel de haber jugado partidos interesantes con la selección mayor y de haber estado en el fútbol francés, pero su rendimiento fue muy malo. Volverá a Francia para 2021.

MIGUEL JACQUET: Las veces que entró como titular, fueron terroríficas. Hace tiempo que ni siquiera tenía lugar en el banco de suplentes. Termina el contrato y no se renovará.

AYRTON COUGO: Comenzó muy mal pero en los últimos partidos venía levantando aunque ni cerca del nivel que mostró en Defensor Sporting antes de irse a jugar a Paraguay. Termina el préstamo y volverá a jugar en Libertad de Paraguay.

CLAUDIO YACOB: El argentino llegaba con buenos pergaminos, pero lo cierto es que su rendimiento fue muy bajo. Con Munúa, entraba y salía, con Giordano cada vez menos minutos jugaba. Termina el contrato y se marchará.

AGUSTÍN GONZÁLEZ: Es jugador del club y se quedó por los buenos rendimientos mostrados la temporada pasada en Progreso. Lo cierto es que no tuvo casi oportunidades y las pocas que tuvo, no rindió. Termina el contrato y seguirá su carrera en otro club.

PAULO VINICIUS: El zaguero brasileño había comenzado bastante bien hasta que fue mermando su rendimiento y salió del equipo titular.

FELIPE GEDOZ: Vino con sobrepeso considerable y no rindió. Apenas duró dos meses en Nacional puesto que se fue cedido. Difícilmente retorne.

EMILIANO VILLAR: Pocos partidos, pocos minutos y un gol. Es joven y puede ser útil en algún momento.

IGNACIO LORES: Tuvo poco destaque, es cierto, pero puede ser una buena carta en ofensiva. En líneas generales, cumplió pero debe mostrar mucho más.

RAFAEL GARCÍA: Un histórico que pegó la vuelta a pedido de la directiva. Jugó poco y bastante mal; pero convengamos que venía de nueve meses sin jugar y que jugó como titular frente a River Plate y el clásico donde su estado físico deplorable quedó en evidencia.

JUVENILES QUE DEBUTARON.

Renzo Orihuela, vendido al Grupo City, debutó esta temporada en el primer equipo de Nacional y respondió con bastantes actuaciones muy buenas.

Este año debutaron y tuvieron continuidad en Primera varios de nuestros juveniles de la "Cantera Inagotable". Ellos fueron los zagueros Renzo Orihuela (cuya ficha la adquirió el Grupo City en 1,5 millones de euros mas variables) y Joaquín Sosa, el volante Santiago Cartagena y el mediapunta Alfonso Trezza.

El zaguero Orihuela tuvo varios partidos como titular y respondió con buenas actuaciones que incluyó un gol por la Libertadores; Joaquín Sosa algunos minutos, Alfonso Trezza que fue bastante irregular tuvo muchos partidos como titular y anotó su primer gol en Primera y también Santiago Cartagena que los pocos minutos que tuvo los aprovechó y hasta marcó un gol.

Ahora, con el tema de que no se puede incorporar refuerzos porque no hay período de pases; Nacional deberá apelar más que nunca a la "Cantera Inagotable".

JUVENILES QUE SE CONSOLIDARON.

Emiliano Martínez tuvo su oportunidad en el primer equipo y la aprovechó.

Estos jugadores debutaron algunos el año pasado y otros ya habían debutado en 2018 como Gabriel Neves.

Hubo varios que terminaron siendo titulares: Mathías Laborda en la defensa, Gabriel Neves, Emiliano Martínez y Joaquín Trasante en la mitad de la cancha y podríamos también agregar a Thiago Vecino que entró bastante seguido en la delantera.

Con respecto a los rendimientos Laborda tuvo varios partidos buenos como zaguero y como lateral; Trasante, Neves y Martínez fueron el mediocampo titular durante todo el período de Giordano y Thiago Vecino muchas veces fue el primer cambio.

Los volantes Trasante y Martínez tuvieron poca participación el año pasado pero terminaron consolidándose. Martínez marca y juega mientras que Trasante corre y trabaja los 90 minutos; Neves, que fue pieza clave el campeonato pasado, ha mejorado como jugador y fue tenido en cuenta en la selección mayor de Uruguay donde ya debutó.

Vecino ha anotado goles, pero muchas veces entró demasiado blando y poco metido en el partido. Puede y debe mejorar.

ADIÓS A LOS HISTÓRICOS.

Rodrigo Amaral, Luis Mejía, "Chory" Castro y "Papelito" Fernández son cuatro de los 10 jugadores que no seguirán en el club. Mejía, Castro y Fernández son "históricos" que se van.

Como todos los años, siempre hay jugadores que se van del club y este no es la excepción. Dentro de los 11 contratos que vencen, sólo se renovará el del volante Felipe Carballo y hay tres históricos que dejarán el club.

LUIS "MANOTAS" MEJÍA.

El primero es el arquero panameño Luis Mejía. El arquero se va tras un incidente con Giordano al negarse a ser suplente. Fue pieza clave en el Campeonato Uruguayo obtenido en 2019 con sus atajadas y desde 2016 estaba militando en Nacional. Seguramente siga su carrera en el extranjero ya que se dice que lo pretenden desde México y Estados Unidos.

SEBASTIÁN "PAPELITO" FERNÁNDEZ.

Otro histórico, tras 6 años en Nacional que se va es "Papelito" Fernández. Si bien hace tiempo que no viene rindiendo y los años le pasan factura, el año pasado contó con minutos y algunas jugadas que fueron claves para la obtención del campeonato: el gol de taco frente a Rampla Juniors para el 4 a 3 y el pase a Zunino para el gol del campeonato en la final frente a Peñarol. Ya este año no tuvo minutos tanto como el año pasado.

"Papelito" fue el hincha en la cancha y jamás bajó los brazos frente a Peñarol; sin mencionar que les marcó algunos goles como aquel con la mano en la recordada remontada en los cinco minutos de descuento.

GONZALO "CHORY" CASTRO.

El último histórico que deja el club para 2021 es Gonzalo Castro. Si hubo un jugador que la temporada pasada fue clave para que Nacional campeonara fue él. Pese a que había empezado la temporada pasada rindiendo debajo de lo esperado, tuvo su levantada en varios partidos y su confirmación en el clásico del Intermedio donde anotó dos goles - el segundo un golón - a los manyas. También fue figura en varios partidos de dicho torneo.

En esta temporada, si bien su rendimiento había sido bastante bueno, fue castigado por varias lesiones y su salida se debe también a un tema extra deportivo, no solamente a un tema de edad.

El "Chory" fue producto genuino de la Cantera Inagotable debutando en 2002 en Primera División y en 2007 se marchó a España. Varios partidos y goles a Peñarol también en ese primer pasaje. Volvió a mitad de 2018 tras una década en el fútbol de la Madre Patria.