Después de haber salido campeones de la mano de Álvaro Gutiérrez, podríamos hacer un repaso de la temporada, pero seremos breves. Los partidos que ganó Nacional sin duda que fueron en la cancha pero quizás con un estilo no muy vistoso pero sin lugar a dudas muy efectivo. Costó por el mal arranque, horrores arbitrales y por partidos que no tuvimos la capacidad de rematarlos.

Gustavo Munúa, técnico de Nacional.

Ahora, tras el alejamiento de Gutiérrez, la directiva encabezada por José Decournex decidió que nuestro nuevo entrenador sea Gustavo Munúa. Debemos aclarar que Gustavo Munúa no es desconocido ya que tuvo dos pasajes por el club como arquero; el primero entre 1997 (cuando debutó en Primera) y 2003 obteniendo los campeonatos de 1998, 2000, 2001 y 2002; y una segunda etapa entre el 2014 y el 2015 donde se retiró de la actividad siendo el arquero titular del club y campeón uruguayo por quinta vez.

Gustavo Munúa en su último pasaje como arquero del club, donde se retiró campeón siendo no solamente el arquero titular del equipo sino el capitán. Después de 18 años de carrera donde fue parte de la selección uruguaya entre los años 1998 y 2004 cuando decidieron prescindir de sus servicios. 

Una vez retirado de la actividad, Munúa siguió vinculado al club agarrando por primera vez - en su vida - la dirección técnica de Nacional.

Su primer pasaje había ilusionado porque quiso mostrar una propuesta diferente pero, debido a que el plantel era corto - en calidad y cantidad - debió irse por la puerta trasera y con las manos vacías. Lo positivo y que siempre valoran los hinchas aparte de la propuesta, fue el buen papel que hizo Nacional en la Libertadores de 2016 donde se llegó a cuartos de final; donde por un penal frente a Boca Juniors no pudimos jugar las semifinales.

Después de ese 2016, la carrera de Munúa siguió por la Liga de Quito en Ecuador, para luego llegar a España y dirigir en el Deportivo Fabril y Cartagena; último club que dirigió previo a su regreso a Nacional.

En cuanto a la propuesta de Munúa, la misma consta de jugar al "estilo europeo" ya que él lo tiene visto de haber jugado 10 años en España y uno en Italia.

Esto quiere decir que se busca que el equipo tenga cierta dinámica pero sin perder el balance defensivo. Hay que defender, pero a diferencia de Álvaro Gutiérrez donde se buscaba mantener el 0 en el arco; se busca ahora presionar al rival en su propio campo; se busca que el delantero sea el primer defensor. Busca que su equipo presione y tenga intensidad durante los 90 minutos, que sea protagonista del partido.

Analizando como se juega se busca la salida prolija desde el fondo, siempre por el piso y no al viejo y querido pelotazo; sin reventarla.

Guzmán Corujo, zaguero de Nacional.

Los zagueros deben ser los primeros que deben salir jugando por el suelo; la salida ofensiva que busca el entrenador tiene que empezar por el fondo.

Quizás por ser mas balanceado y porque toma como referencia el fútbol español, opta por una línea de cuatro en el fondo; tal vez por una cuestión matemática puesto que cuatro cubren el ancho mejor que tres.

En cuanto a la línea defensiva, por hoy, parece haber optado por Armando Méndez, Guzmán Corujo y Matías Viña (siempre y cuando no se vaya ahora) y el cuarto integrante - tomando como referencia los dos primeros partidos - se alternó entre los juveniles Renzo Orihuela y Joaquín Sosa, sin decidirse específicamente por uno de los dos. Además anda buscando un zaguero central que maneje el perfil zurdo, sin mencionar que Mathías Laborda se encuentra con la selección uruguaya.

Van a ser importantes los laterales para el fútbol vertical que propone Munúa y los laterales que tiene hoy Nacional son Armando Méndez y Lautaro Pertusatti por derecha y Matías Viña y Ayrton Cougo por la izquierda. Los cuatro laterales tienen bastante vocación ofensiva y en los partidos Gustavo Munúa les ordenaba constantemente que subieran y se asociaran con los mediapuntas. Se busca no solo la verticalidad sino la progresión y el aprovechamiento de las bandas; algo muy común no solamente en el fútbol europeo sino en el fútbol moderno.

Felipe Carballo, volante de Nacional.

Yendo a la mitad de la cancha, Gustavo Munúa juega con un doble 5 al igual que muchos entrenadores. La diferencia radica que los jugadores que prefiere son volantes centrales que además de marcar sepan jugar con la pelota; que además de marcar a los rivales y recuperar, sepan jugar bien la pelota. Darla al pie, hablando en criollo.

En el primer partido, frente a River Plate argentino; el doble 5 estuvo integrado al comienzo por dos jugadores que el año pasado tuvieron protagonismo en la reserva y que se apuesta fuerte por ellos: Joaquín Trasante y Emiliano Martínez. Ambos demostraron que saben recuperar con calidad y que saben jugar la pelota. Además, mostraron también cierta voracidad ofensiva ambos; Martínez tratando de hacer alguna moña y pisando la pelota cerca del área y Trasante anotando el tercer gol frente al equipo argentino.

Debemos agregar que también renovó Felipe Carballo - a quien Munúa hizo debutar en Primera - que quizás es el jugador que mejor interpreta su propuesta de jugar por bajo y presionar. En el segundo partido, frente a Florida; Carballo fue titular junto a Trasante.

Trasante como volante de marca frente a Florida.

Otros jugadores con los que cuenta es con Gabriel Neves - lesionado y estará para jugar en febrero o marzo - y Santiago Cartagena. También busca un "5" con marca donde habían sonado varios nombres.

Lo que si es que Gustavo Munúa variará la formación; en el partido contra River Plate el equipo jugó con un 4-2-3-1 y en el primer tiempo frente a Florida utilizó un clásico 4-4-2; siempre la idea fue aprovechar las bandas.

En cuanto a tres cuartos en adelante, en el primer partido buscó jugar con tres mediapuntas (Pablo García, Gonzalo Castro y Brian Ocampo) buscando generar más velocidad y explosión por las bandas; que García y Ocampo que iban por los costados se asociaran con los laterales.

Para el partido contra Florida, utilizó dos por los costados que fueron Sanseviero por derecha (debutante y autor de un gol) y Pablo García por izquierda. Durante el transcurso del primer tiempo entró Alfonso Trezza por Sanseverio y también casi convierte un gol; se lo mostró bastante activo y veloz.

Lucas Sanseviero
Alfonso Trezza

Para el segundo tiempo en Florida, volvió al 4-2-3-1 con nuevamente el Chory Castro como enganche. Si bien el jugador siempre jugó por la banda izquierda, no tiene ahora la velocidad que pretende Munúa; sino que va a aprovechar su experiencia para que pueda lanzar en velocidad no solamente al punta sino a los otros mediapuntas y laterales para aprovechar la velocidad por las bandas.

Gonzalo Castro, esta temporada vislumbra como el "10" de Nacional.

Además de García, Ocampo y los juveniles, se dispone para las bandas de Santiago Rodríguez que también se encuentra en la selección preolímpica.

Para el puesto de "10", también puede estar el mismo Santiago Rodríguez, vuelve a hacer fútbol Rodrigo Amaral y además vuelve a entrenar esta semana Agustín González, de buena temporada en Progreso. Ambos pueden ofrecer un buen panorama de cancha para ser el conductor y pegada tanto en pelota quieta como en movimiento.

Rodrigo Amaral
Agustín González

Para la delantera, es indiscutido que juegue con el sistema que juegue Munúa, el argentino Gonzalo Bergessio será el "9" titular. Presiona y empuja al equipo además de hacer goles; algo que parece que tanto a él como a Gustavo les cae como anillo al dedo.

Gonzalo Bergessio

Sin mencionar que el cordobés es un motivador, un referente y un líder positivo dentro del plantel. No sólo porque haya sido el goleador de Nacional durante dos años - amén de su edad - se le renovó el contrato, sino por lo anteriormente mencionado lo que no es poca cosa. El mismo criterio le cabe a Sebastián Fernández, pese a que con Munúa se ubicó detrás del delantero y no como referencia de ataque.

En el primer partido fue la referencia de área, pero frente a Florida jugó por primera vez con otro "9" que fue Thiago Vecino. El juvenil es otra de las apuestas de Nacional y se espera que la explosión suya se de éste año.

También, se cuenta con Christian Duma, un futbolista de 23 años, argentino y espigado, que llegó a mitad del año pasado para jugar en reserva y marcó varios goles. Se espera que también tenga sus minutos, pero por el momento arranca desde atrás.

Finalizando, Munúa busca dinámica, rotación, aprovechamiento de las bandas y presión en el campo rival; además de contundencia. Tiene material para implementar su idea futbolística; el tema es que tiene que saberlo administrar y saber cambiar cuando las cosas no funcionen, algo por lo cual fue criticado en su anterior ciclo.