Anoche en el estadio estadio Rodrigo Paz Delgado de Quito, Nacional obtuvo un importante empate con el equipo de Independiente del Valle en cero tanto por bando, preparando así la serie para ser definida en el Gran Parque Central en Montevideo.

Habiamos dicho que para Nacional el de anoche era un partido de alto riesgo, puesto que los resultados obtenidos jugando de local por parte de Independiente del Valle en su serie habían sido:

Jugando a 2850 metros sobre el nivel del mar el adversario, que es un buen equipo de futbol, tenía en la altura de Quito un formidable aliado para torcer el resultado en su favor y Nacional tomó precauciones.

A las ausencias ya conocidas de Neves y Oliveros se sumó Corujo, cuya participación estaba en duda porque salió lesionado en el partido contra Danubio.

Giordano, como viene haciendo desde que se encargó de la conducción del equipo se jugó por los juveniles y puso el siguiente equipo:

Esa figura táctica varió durante el encuentro, de 4-1-4-1 a 4-5-1 y promediando el primer tiempo a 4-4-2, adelantando a Trezza y poniendolo en la misma línea de Bergessio para tener mayores posibilidades en el ataque.

El objetivo de Nacional fue mantener el cero en su arco, para lo cual los uruguayos lucharon como leones todo el partido y fueron eficientes en cuanto a cortar el juego adversario.

Sin embargo Nacional no pudo jugar limpiamente el balón cuando lo tuvo en sus pies por lo cual los jugadores de Independiente recuperaban rápidamente la pelota para forjar nuevos ataques.

El siguiente cuadro da idea de la situación que se vivió en la cancha durante el partido:

Pese a la mayor posesión del esferico por parte de los jugadores de Independiente, las jugadas claras de gol que generaron, no fueron tantas como haría suponer la abrumadora cantidad de tiros al arco que muestra la estadística.

Tampoco pensemos que Giordano hizo una genialidad para frenar a Independiente del Valle. Simplemente utilizó la vieja táctica de los entrenadores uruguayos de poner la bañadera delante del arco y Nacional consiguió que las oportunidades de gol de que dispusieron los jugadores negriazules no fueran tantas como suponía su monopolio de la pelota.

Nacional fabricó un embudo donde era muy difícil entrar con posibilidades de un tiro franco sobre el arco y los disparos efectuados por los jugadores de Independiente fueron por lo general de fuera del área, rebotando muchísimas veces en la barrera humana que puso el tricolor delante de su arco.

Y en las oportunidades que llegaron a disparar dentro del área, no pudieron concretar por errores de definición en algunos casos, por la gran actuación de Sergio Rochet en la mayoría de las situaciones y por una excepcional salvada de cabeza en la raya del arco por parte de Laborda cuando el arquero estaba vencido.

El mayor susto que pasó Nacional durante el partido fue a los 59' cuando el juez cobró un penal por hand de Orihuela ante remate de un jugador ecuatoriano. No obstante, cuando el VAR revisó la jugada se observó que Orihuela tenía el brazo pegado a su cuerpo y giró intentando evitar que la pelota le pegara en el mismo. La única forma que habría tenido el jugador tricolor de evitar el contacto del brazo con la pelota habría sido hacerselo amputar por un cirujano, por lo cual el juez al revisar la jugada cambió su sanción desestimando el penal.

Nacional dispuso de algunas chances para irse en ventaja. Recordamos al inicio del segundo tiempo un tiro de Trezza luego de ingresar solo contra el arquero y otra de Castro que había sustituído en el 2º tiempo a Bergessio y efectuó tremendo remate que salvó muy bien el arquero Pinos.

En el segundo tiempo ingresaron: Castro, Lores, Agustín Gonzalez y Cartagena por Bergessio, Trezza, Trasante, García y Martínez, respectivamente.

Resúmen del partido:

La hinchada de Nacional festejó el resultado en las redes sociales saludando el esfuerzo del equipo y expresando su confianza en que en la revancha en Montevideo, el 2 de Diciembre a las 19:15, el tricolor se lleve la victoria y pase a disputar cuartos de final.

Ponemos un par de ejemplos:

Y la hinchada de Nacional espera a los ecuatorianos con los brazos abiertos y con tapabocas:

Para nosotros el mejor jugador del partido fue:

El sacrificio de todos los jugadores hace que no deseemos hacer un analisis individual. Por más que hubieron muy buenos rendimientos entendemos que todo el equipo fue muy parejo y no tiene sentido ponerlos a todos con la misma nota. Pero lo de Sergio Rochet fue espectacular.

El resultado conseguido abre una buena posibilidad para Nacional porque si bien al no jugarse con público se dice que las localias no pesan tanto, en esta serie Independiente del Valle ya no va a contar con la ayuda de los 2850 metros sobre el mar incidiendo en el rendimiento de nuestros jugadores.

Independiente del Valle que en la fase de grupos tuvo muy buenos resultados en la alturo, en el llano sus desempeños fueron distintos:

Con esto  no queremos decir que acá en Montevideo el partido esté ganado ni mucho menos, especialmente cuando pensamos en lo que nos cuesta a los cuadros uruguayos ponernos el traje de "protagonistas". Simplemente decimos que se le abre a Nacional una muy buena oportunidad de pasar a cuartos de final de Copa Libertadores de América.