En este presente período de pases se habla de la posibilidad del retorno de algunos ex jugadores del club. Se trata de ex jugadores de nuestras formativas que no llegaron a jugar en Primera, que no rindieron o que en el plantel principal tuvieron pocas oportunidades.

En esta oportunidad hay algunos jugadores que en algún momento fueron del club, se fueron en silencio (o sin pena ni gloria) y que después la rompieron en otro club.

Leandro Otormín tuvo un muy buen 2021 en Cerro Largo.

Uno de los que a este post se refiere es a Leandro Otormín que suena para volver en 2022 al tricolor. Debutó en Primera División en el segundo semestre del 2015 cuando dirigía Gustavo Munúa entrando en ocho partidos sin convertir goles ni otorgar asistencias.

A comienzos de 2016 pasó a Racing de Montevideo donde tampoco tuvo continuidad, marcando apenas un gol (de tiro libre) y dando una asistencia también en ocho partidos.

El segundo semestre de 2016 lo encontró en Venados de México donde los números tampoco fueron buenos. Volvió a Nacional y jugó en Tercera entre 2017 y 2018 sin tener continuidad ni con Lasarte ni con Medina. En 2019 pasó libre a MC Torque donde jugó 29 partidos, marcó 6 goles y dio tres asistencias.

Esta última temporada lo agarró maduro, con 25 años y jugando en Cerro Largo, tuvo mucha continuidad jugando 29 partidos, marcando 13 goles y otorgando 7 asistencias. Llamó la atención por dejar un surco en la banda derecha del ataque y por su pegada.

Queda libre el 1 de enero y si bien trascendió que Nacional lo quiere reincorporar a sus filas, el jugador analiza ofertas de México y Estados Unidos.

Lucas Rodríguez también suena para volver esta temporada.

En la misma situación que Leandro Otormín está Lucas Rodríguez con la diferencia que jamás tuvo su chance de estar concentrado en ningún partido de Primera División con Nacional. Se fue libre a MC Torque en 2019 logrando el ascenso. En 2020 dijo presente en un total de 21 partidos pero en 2021 le llegó "su temporada" diciendo presente en 31 partidos en total, marcando 9 goles y repartió 6 asistencias jugando como extremo zurdo.

Suena para volver a Nacional pero su regreso no sería tan fácil: el dueño de la ficha es el MC Torque - equipo del Grupo City - y tiene contrato hasta 2023, además que es pieza de recambio para el equipo. Las buenas relaciones que hay entre ambas instituciones, podría facilitar la negociación.

Gonzalo Vega, un retorno que no fue del todo bueno.

Durante la temporada 2020, Rentistas dirigido por Alejandro Cappuccio ganó el Apertura y jugó frente a Nacional la final del Campeonato Uruguayo. Una de las figuras del "bicho colorado" fue el ex tricolor Gonzalo Vega que marcó 15 goles en la temporada y dio varias asistencias.

Debutó en Nacional en 2012 pero no tuvo continuidad en el equipo el cual lo cedió varias veces hasta que quedó en libertad de acción.

Tras un largo peregrinar por varios equipos y una buena temporada en Rentistas, el jugador retornó a Nacional para la temporada 2021. En su regreso jugó solo el Apertura donde convirtió un gol pero su rendimiento no fue bueno. Fue cedido para el Clausura a Fénix y termina el préstamo a fin de año. No será tenido en cuenta y Fénix podría renovar la cesión por toda la temporada.

Renzo López, un goleador que no tuvo oportunidad en Nacional.

Un goleador surgido de nuestras inferiores y que casi no tuvo oportunidades fue Renzo López. Se trata de un delantero de 1,90 y que estuvo desde 2014 a 2017 en el tricolor aunque fue cedido a varios clubes como Racing, Plaza Colonia, la IASA y tuvo un pasaje por el Extremadura de España.

Convirtió varios goles en Plaza Colonia siendo uno de los goleadores de la Primera División del fútbol uruguayo y tuvo pasajes por el fútbol chileno y japonés.

Esta última temporada y con 27 años, militó en Wanderers y en Plaza Colonia donde jugó la final por el Campeonato Uruguayo.

Adrián Argachá, un lateral izquierdo de nuestra Cantera Inagotable.

Ya en el último tramo de su carrera - 35 años - Adrián Argachá es un lateral zurdo que hizo las inferiores en el club y que debutó en 2007 en la Primera División con Nacional. Ese fue su primer y último partido.

Argachá era un lateral que tenía relativa buena marca y que también se mandaba muy bien al ataque.

Tras ello fue cedido a Tacuarembó donde jugó 17 partidos y anotó un gol, para después pasar en calidad de libre a Wanderers donde marcó 2 goles en 32 partidos. En 2011 Nacional lo quiso recuperar pero no se dio porque la ficha era propiedad de Defensor Sporting donde en 16 partidos anotó un gol.

En 2011 pasó en calidad de libre a Independiente donde jugó 18 partidos sin poder marcar goles. No tuvo un buen pasar en el club y volvió a Uruguay para jugar en Racing para el segundo semestre de 2012. En 2013 fue parte del plantel de River Plate donde jugó 20 partidos y entre 2013 y 2015 jugó 64 partidos en la IASA y marcó 7 goles. Eso le valió su regreso al fútbol argentino donde jugó para Belgrano y Central Córdoba. En Central Córdoba la rompió, jugó 31 partidos en una sola temporada y pasó al Lorca de España donde jugó entre 2017 y 2019 unos 61 partidos y marcó 4 goles.

Actualmente se encuentra en Fénix desde 2019 y está jugando sus últimas temporadas quizás como profesional.

Agustín Rogel, un zaguero que no tuvo suerte en el club.

Si hablamos de alguien que acá no rindió y que ahora la rompe en su club, es el zaguero Agustín Rogel.

Debutó en 2017 en Primera División tras ser campeón sudamericano con la selección Sub 20 de Uruguay. En la segunda mitad de 2017 fue titular en Nacional pero su rendimiento (sumado a que Nacional no jugaba a nada) no fue el mejor. Para 2018, con Alexander Medina como DT, el club sumó otro zaguero y quedó como "quinto central". Rescindió su contrato y se marchó al fútbol de Rusia donde recuperó su nivel.

Actualmente está en Estudiantes de La Plata de la Super Liga Argentina donde jugó en la última temporada 34 partidos, marcó un gol y dio dos asistencias; además que es uno de los mejores zagueros de la liga.

Hugo Dorrego, volante de gran despliegue y pegada.

Hugo Dorrego, actualmente en Oriente Petrolero de Bolivia, donde en la última temporada jugó 24 partidos, convirtió 5 goles y otorgó 6 asistencias; es un volante mixto que debutó en la Primera de Nacional en 2013.

Tuvo su momento en el interinato del "Cacho" Blanco y Gustavo Bueno donde tuvo buenos rendimientos pero después con la llegada de Rodolfo Arruabarrena no fue casi tenido en cuenta.

Pasó por Deportivo Maldonado y Cerro Largo, donde en los arachanes tuvo muy buenos partidos caracterizándose por su marca correcta, por su buena distribución del balón y por su pegada convirtiendo varios goles de tiro libre.

Con la cantidad de volantes que llegaron a Nacional en la última década y que no dieron la talla, capaz Dorrego pudo haberle dado una buena mano al equipo.

Martín Cauteruccio, goleador de raza.

Si hay que hablar de alguien que en Nacional no rindió como se esperaba, se fue sin pena ni gloria y que después la rompió donde le tocó jugar es Martín Cauteruccio.

Uno de los goleadores históricos de nuestras formativas, debutó en Primera en 2007 y no tuvo un rendimiento como el que tenía en las juveniles tricolores. Fue cedido en varias oportunidades, a clubes como Central Español y Racing entre otros donde convirtió varios goles. Con Racing jugó el Clausura de la temporada 2009/10 y la Libertadores donde convirtió varios goles.

Volvió a Nacional en la segunda mitad de 2010 pero no pudo revalidar ni cerca su rendimiento en Racing. A comienzos de 2011 pasa a préstamo a Quilmes de Argentina donde la rompe convirtiendo una cantidad de goles. Pero, su momento de gloria fue en 2014 cuando ya jugando en San Lorenzo fue pieza clave en la obtención de la Copa Libertadores.

Actualmente está en Estudiantes de La Plata - tras un paso por Cruz Azul de México - donde viene jugando con asiduidad y se habló de un posible retorno a Nacional a sus 34 años.

A veces muchos jugadores de las juveniles de Nacional terminan yéndose porque se aburren de esperar su momento, otras veces porque terminan siendo vendidos sin debutar en Primera y otras porque simplemente no dieron la talla o no eran del gusto del entrenador de turno.

No quiere decir que "se los sacó porque no servían" porque si rinden en otro equipo y andan bien ¿No merecen una segunda oportunidad?