Nacional tenía todo para quedarse tranquilo en la punta, incluso con el partido pendiente de Rentistas, pero otra vez no pudimos quedarnos con los tres puntos, encima frente a un Defensor Sporting que si bien ha sido uno de los históricos animadores del Campeonato Uruguayo; en la presente temporada ha sido una sombra de sí mismo.

De no ser por la noche inspirada de Sergio Rochet y por las chances desperdiciadas por Ignacio Laquintana y Diego Coelho, capaz hoy estábamos hablando de una derrota tricolor en una cancha difícil como el Franzini.

El violeta había manejado bien el partido por los volantes ofensivos Adolfo Lima y Kevin Méndez pero el fusionado fue totalmente carente de contundencia. Nacional había comenzado jugando con Rochet; Suárez, Vinicius, Oliveros, Cougo; Neves, Carballo; Méndez, Santi Rodríguez, Castro y Bergessio. Salvo por algún intento en ofensiva de Santiago Rodríguez - que volvió a jugar bien - Nacional fue un equipo bastante tibio y Bergessio tuvo que ingeniarse para poder recibir la pelota. Ambos equipos se fueron al descanso sin abrir el marcador.

Bergessio busca la pelota frente al zaguero violeta Alejandro González.

Para el segundo tiempo, el violeta volvió a salir con todo y generó cerca de tres o cuatro situaciones de peligro real pero entre Rochet y la mala puntería de los jugadores violetas no lograban abrir el marcardor. Incluso hubo otra situación en la que Agustín Oliveros la saca en la línea.

Hay un refrán viejo como el fútbol mismo: goles errados son goles en contra, puesto que en el minuto 60 un pase filtrado de Felipe Carballo que rebota en Alejandro González le queda al goleador Gonzalo Bergessio y la pelota se mete mansamente en el arco. Nacional se ponía en ventaja sin merecerlo.

En el segundo tiempo, parecía que Nacional se iba a quedar con los tres puntos, pero Defensor Sporting seguía empujando. Alejandro Orfila había mandado incluso cambios ofensivos; habían entrado ya los delanteros Álvaro Navarro e Ignacio Colombini. Dotando el ataque de más hombres, Defensor se tiró a matar o morir. Nacional cambiaba jugadores - estaban Trezza y Ocampo - para salir a matar a velocidad sin siquiera ser una amenaza.

Cuando moría el partido, cuando ya se jugaban los descuentos, Defensor consigue el empate por medio de Álvaro Navarro. Un empate y quizás no fue justo. Defensor Sporting buscó ganar y había maniatado a Nacional; pero el tricolor no pudo hacer su juego y Gustavo Munúa no supo leer el partido. Otra vez, Nacional por un quede vuelve a perder puntos y la posibilidad de ser el líder del torneo.

Con respecto a los rendimientos individuales de los jugadores de Nacional, estos fueron los mismos.

SERGIO ROCHET (9): Se atajó todo y si Nacional no perdió fue todo gracias a él. 

MATHÍAS SUÁREZ (4): Muy pobre partido. No justificó su inclusión.

PAULO VINICIUS (5): Aceptable labor del zaguero. Sin lucir, pero tampoco sin realizar un mal partido.

AGUSTÍN OLIVEROS (6): Buen partido. El más parejo del fondo.

AYRTON COUGO (5): Sin destacar, cumplió.

GABRIEL NEVES (5): No repitió el rendimiento de los partidos anteriores, pero cumplió.

FELIPE CARBALLO (6): Aportó en contención y dio el pase que derivó en el gol de Bergessio.

ARMANDO MÉNDEZ (5): Buscó ser salida rápida por la derecha.

SANTIAGO RODRÍGUEZ (6): Jugó un buen partido, pero estuvo prácticamente solo.

GONZALO CASTRO (5): Algunos chispazos, pero no mucho más.

GONZALO BERGESSIO (6): Muy solo, pero igual se las ingenió para generar algún problema a la defensa violeta.

BRIAN OCAMPO (5): Interesantes minutos.

ALFONSO TREZZA (5): Alguna corrida y no mucho más.

THIAGO VECINO (-): Pocos minutos en la cancha.

GUSTAVO MUNÚA D.T. (4): Carente de ideas, leyó mal el partido y perdió la batalla táctica contra Alejandro Orfila. Lamentablemente, Munúa no comprende como debe jugarse el campeonato. Desperdició la chance de quedar solitario en la punta.