Nacional volvió a jugar mal y sigue sin ganar en el Torneo Clausura, esta vez perdió en calidad de locatario frente a un Progreso que está complicado en el descenso.

Nacional perdió por mínima diferencia como local ante Progreso y se complica en la lucha por el tri. Las caras de Bergessio, Cándido, Fernández, Laborda y Polenta lo dicen todo.

¿Qué decir del partido en general? Lo primero sería que los partidos hay que jugarlos y que en la cancha son 11 contra 11, que duran 90 minutos y que lo gana el que haga mas goles...No descubrimos nada con esto pero estaría bueno irlo recordando. Antes de que se jugara, los "eruditos" del fútbol daban como amplio ganador a Nacional. En cuanto a cantidad de plantel y calidad, era favorito pero en la cancha se ven los pingos.

Segundo, Nacional apenas generó chances, tuvo un penal que fue un poco desperdiciado por Gonzalo Bergessio y otro poco atajado por el arquero Rodrigo Formento al cual no hay que quitarle méritos.

En los primeros minutos Nacional había generado alguna chance con un cabezazo de Matías Zunino que lo tapó bien Rodrigo Formento y no mucho mas.

Progreso fue en el primer tiempo, bastante mas que Nacional y si bien no pudo abrir el marcador en la primera mitad, quedó claro que no vino a especular sino a ganar; a veces es mas peligroso un rival que está complicado por el descenso que un equipo chico que tiene chances de salir campeón.

Rafael García salió lesionado antes de terminar la primera mitad.

Nacional volvió a ser un equipo sin ideas, previsible y lento, además había mostrado nuevamente las carencias en la defensa; los laterales eran desbordados a placer por los jugadores de Progreso y además no aportaban nada en ofensiva. Con respecto al fútbol, faltó a la cita: Bergessio no tuvo ninguna y jugó mal, Trezza fue totalmente inofensivo, Felipe Carballo se escondía y dentro de los que entraron, el "Torito" tuvo un partido irregular cuando ingresó a los 35 por el lesionado Rafael García mientras que Andrés D'Alessandro apenas tuvo algunos pases y no mucho mas. El equipo en lo que refiere al rendimiento en general fue bastante malo; y en las individualidades solo se rescata la entrega de Matías Zunino (hasta que se fundió porque era él solo contra todos en el medio), Sergio Rochet en el arco, algunos chispazos de Ocampo en el segundo tiempo y algo de Armando Méndez y de Santiago Ramírez cuando ingresaron.

Apenas iniciado el complemento, se dio lo que se veía venir en el primer tiempo: Progreso abrió el marcador por medio del delantero Gastón Colman que fue un tormento para la defensa de Nacional. El rival tuvo lo que Nacional careció: entrega, fútbol y rendimientos muy buenos como el del propio Colman, Rodrigo Formento en el arco, una defensa firme con Rodrigo Mieres a la cabeza y a un Nahuel Roldán que fue un socio muy bueno en el tandem ofensivo con Colman.

Para colmo de males, Gonzalo Bergessio a los 73 tuvo un penal que fue contenido por Rodrigo Formento; cabe aclarar que el penal no fue porque no hubo falta del jugador Andrés Romero sobre Leandro Fernández.

Por lo expuesto por ambos equipos, a resumidas cuentas, el resultado fue justo. Nacional continúa hipotecando las chances del tricampeonato y Progreso ganó tres puntos de oro pensando en la permanencia.

SERGIO ROCHET (7): No tuvo culpa en el gol y si Nacional no se fue abajo en el marcador al descanso fue gracias a su arquero.
ANGELO GABRIELLI (3): Otra vez volvió a jugar mal. Lo desbordaron siempre y su aporte en ofensiva fue totalmente nulo.
MATHÍAS LABORDA (4): Partido bastante malo del zaguero tricolor.
DIEGO POLENTA (5): No jugó bien, es cierto, pero tuvo que jugar también por sus compañeros.
CAMILO CÁNDIDO (3): Nada en ofensiva y totalmente vulnerado su lateral.
RAFAEL GARCÍA (5): Venía jugando aceptablemente hasta que se lesionó.
MATÍAS ZUNINO (6): Da la impresión de que no estaba para jugar todo el partido porque venía recuperándose de una lesión. No obstante, mientras estuvo en cancha fue el mejor de Nacional.
FELIPE CARBALLO (3): Pobrísimo partido, no pesó en la marca ni tampoco en el armado. Pasó escondido todo el tiempo.
BRIAN OCAMPO (5): Algunos chispazos y no mucho mas.
ALFONSO TREZZA (3): Inentendible que siga jugando. Nada de nada tampoco.
GONZALO BERGESSIO (4): No le salió nada y encima erró un penal.
DIEGO RODRÍGUEZ (4): Entró por Rafael García y no encontró acomodo en la cancha.
ANDRÉS D'ALESSANDRO (4): Algunos pases y nada mas.
LEANDRO FERNÁNDEZ (5): Entró con ganas, generó el penal - que no fue - y quiso cambiar algo. No estará en la próxima fecha por acumulación de amarillas.
ARMANDO MÉNDEZ (5): Mejor que Gabrielli en los 20 minutos que estuvo. Marcó bien y trató de empujar por la derecha.
SANTIAGO RAMÍREZ (5): Desborde por la banda izquierda y dio la sensación de que debió haber entrado mucho antes.
MARTÍN LIGÜERA D.T. (4): Algunos dirán que no es el culpable de este desastre sino una víctima pero lo cierto es que tuvo varios errores y horrores. Armó mal el equipo sacando a Cantera que fue el mejor y manteniendo a Carballo por ejemplo. Además no se notó planificación alguna y dio la sensación de que se iba a jugar a lo que salga.