Se habla de pases que pueden llegar a todos los equipos, pero ¿Qué pasa con Nacional? Por el momento, la única incorporación confirmada para el Torneo Apertura 2021 es la del enganche argentino Andrés D'Alessandro pero pensemos en que precisaría Nacional que son los laterales.

Este 2020 que se fue, el gran talón de Aquiles de Nacional fueron los laterales que en dichos puestos desfilaron varios y casi sin convencer.

Armando Méndez, uno de los laterales que tuvo Nacional en 2020.

En el lateral derecho, jugaron Mathías Suárez, Armando Méndez y Mathías Laborda, pero nunca pudo afianzarse ninguno de ellos. También se probó con Trezza - por su velocidad y despliegue - pero tampoco pudo hacerse con el puesto de forma indiscutida.

En el lateral zurdo, jugaron Oliveros y Cougo, pero tampoco sin terminar de convencer. Quizás mejor el primero, pero su puesto real era de zaguero.

Federico Bergara, lateral izquierdo desde 1998 hasta el 2001.
Martín Del Campo, lateral derecho desde 1998 hasta 2003.

Desde el 2003, o sea cuando Martín Del Campo y Federico Bergara dejaron el club, Nacional siempre tuvo problemas para formar o contratar laterales. Contrataron varios, fueron ascendidos juveniles pero, ninguno sin quedarse mucho tiempo como "indiscutido" puesto que o se iban pronto o eran irregulares.

El "Pichón" Núñez, uno de los tantos laterales que llegaron entre 2003 y 2020. Subía bastante pero, no bajaba a la misma velocidad; sin mencionar que no sabía tirar centros.

Entre 2003 y 2020 por Nacional desfilaron más de 30 laterales, ya sea por medio de contrataciones, ascensos de juveniles o bien por improvisaciones; tanto jugadores uruguayos como extranjeros. Basta recordar algunos nombres que dieron resultados en su momento como Matías Rodríguez, Federico Domínguez, Jorge Fucile, "Pichón" Núñez - aunque discutidos estos últimos - Adrián Romero o Matías Viña; otros que cumplían pero no mucho más como el colombiano Otálvaro o algunos partidos de Guillermo Cotugno, Ignacio La Luz entre el 2002 y el 2004 o el brasileño Adalto Batista en 2000; otros nombres que tuvieron un paso anecdótico como el mexicano Gilberto Jiménez, el hondureño Banny Lozano o Marcelo Mansilla y otros más cuyo paso por el club fue bastante malo como Gerardo Acosta, Claudio Dadomo, Federico Rariz,  Pablo Caballero, Mariano Pernía, Julián Perujo, Ernesto Goñi, el paraguayo Gerardo Paniagua, los brasileños Márques  y Wesley, el segundo pasaje por el club de Pablo Álvarez y muchos otros más que pasaron en esos 17 años.

OJ Morales, un baluarte de Nacional en el medio durante la década del 2000, fue improvisado en el lateral izquierdo durante el Clausura 2003 cuando dirigió Daniel Carreño.

Otros fueron "jugadores improvisados" que si bien no eran laterales fueron improvisados en el puesto debido a los malos rendimientos de quienes era ese su puesto natural; se recuerdan los nombres de Gonzalo Godoy, Agustín Viana, el mismo OJ Morales, Daniel Leites y Mathías Laborda entre otros.

Como dije, en 2020, nuestro principal problema fueron los laterales - Oliveros que es central jugó como lateral zurdo y rindió - y hubo dos chances de traer y no se hizo. Para la reanudación del Apertura en agosto vinieron el volante ofensivo Felipe Gedoz y el zaguero Paulo Vinicius mientras que para el Torneo Intermedio llegaron el delantero Emiliano Villar, el volante ofensivo Ignacio Lores y también retornó al club Rafael García, que juega de volante tapón o de zaguero. No vino ni un lateral.

Ahora, está complicado puesto que no hay ningún lateral libre desde el 16 de octubre o antes que pueda contratarse y que valga la pena, por eso se apostará por los juveniles Lautaro Pertusatti e Ignacio Velázquez.

En caso de que no conformaran, pensando en el Apertura 2021, Nacional deberá reforzar imperativamente los dos laterales.

¿Qué opciones potables pueden haber y que sean reales? Dentro del fútbol local habría algunos que son bastante traíbles y que tienen cierta calidad.

Emliano Ancheta, lateral de Danubio y selecciones juveniles.

Emiliano Ancheta no renovó contrato con Danubio y quedó en calidad de libre, pero seguramente llegue alguna oferta del exterior; por lo tanto Nacional debería de moverse ahora y asegurarlo para el Apertura 2021. Tiene 21 años y puede jugar tanto por la derecha como por la izquierda. Mide 1,79 y se caracteriza más por la marca que la ofensiva. Sería una buena opción para reforzar el lateral derecho y además puede ser alternativa para la izquierda.

Nicolás "Ojito" Rodríguez, lateral volante de River Plate.

El "Ojito", de 29 años y actualmente en River Plate, ya sonó varias veces para reforzar a Nacional pero nunca llegó. Si bien en el darsenero juega como carrilero por derecha en un esquema de 3-4-1-2 que implementa Jorge Fossatti; puede ser lateral en una línea de cuatro hombres. A diferencia de Ancheta, tiene buena subida - y constante - por el lateral y manda buenos centros. También es buen ejecutante en pelota parada, algo de lo que hoy en día Nacional carece.

Para el lateral izquierdo, habría algunas opciones más que podrían ser traibles y que no creo que haya que hacer un desembolso bastante grande.

Maximiliano Araújo, actualmente en Puebla de México.

Un jugador que tuvo sus buenos momentos en Wanderers jugando como volante o extremo izquierdo aunque también supo destacarse en el lateral. Actualmente está casi sin continuidad en el Puebla de México y tiene 20 años. Marca, pero su fuerte está en la subida y asociarse ofensivamente con sus compañeros. Tiene a su favor para llegar que tiene calidad y su poca participación en el Puebla; aunque en México no pagan poco y hay que ver si el contrato es asumible o si los mexicanos acceden a cederlo sin cargo y haciéndose cargo de una parte de su salario.

Lucas Morales, lateral izquierdo de Wanderers.

Un jugador que también estuvo en órbita para reforzar a Nacional, cuando a mitad de 2019 se especuló con la salida de Viña. Tiene 26 años y mide 1,80. Además de marcar, también sabe desdoblarse en ofensiva y también tiene presencia en el juego aéreo ofensivo y defensivo. Sería una buena alternativa para reforzar el costado izquierdo en caso de que Velázquez no esté aún preparado o que se vaya al exterior Agustín Oliveros.

Camilo Cándido, lateral de Liverpool.

Otra buena alternativa es el negriazul Camilo Cándido. Tiene 25 años y además puede jugar como lateral o volante por izquierda. Para marcar tiene criterio -  es la primera función de un lateral  - pero su fuerte son las subidas por su sector. Se sabe asociar bien en ofensiva y también ha dado varias asistencias a sus compañeros que terminaron en goles. Capaz al estar en Liverpool se hace difícil puesto que con Palma - su presidente - no es fácil negociar.

Marcelo Estigarribia, lateral izquierdo paraguayo de Wanderers.

Tiene sus años - 33 - pero podría aportar su experiencia internacional (jugó en Italia y Argentina entre otros) a un equipo tricolor que tras las numerosas salidas quedó bastante joven. Estigarribia si bien es más volante que lateral, este año jugando en el Deportivo Maldonado, fue uno de los laterales izquierdos que más se destacaron en el campeonato. Es aguerrido en la marca, se proyecta bien y además tiene una buena pegada en su pierna izquierda. Podría ser buen refuerzo pero el tema está también en la edad que pasa los 30.

Con respecto a estos nombres planteados para reforzar los laterales no digo que sean "la solución" sino que serían algunas alternativas interesantes. Ninguno de ellos son Dani Alvez o Roberto Carlos, pero dentro de lo que se puede traer tomando en cuenta la realidad de Nacional y el fútbol uruguayo, no son para nada malas opciones.

Se precisa conseguir laterales firmes y que sepan aportar en ofensiva, por eso, como dice el Indio Solari...VAMOS LAS BANDAS.