Nacional consiguió ya su novena incorporación para esta temporada y es nada menos que una de las figuras de Rentistas y del Campeonato Uruguayo 2020: el mediapunta Gonzalo Vega.

Gonzalo Vega vuelve a Nacional tras su buen paso por Rentistas.

Siempre que vuelve un jugador surgido de las inferiores generalmente es bien recibido de nuevo; aunque hubo casos como el "Diente" López que - debido a la forma en que se fue - tuvo su retorno ciertas contras pero a fuerza de buenos rendimientos pudo ganarse a los hinchas nuevamente.

Además de Gonzalo Vega, retornó Facundo Píriz desde Plaza Colonia tras un buen campeonato donde terminó siendo pieza del equipo, pero también fue cuestionada su vuelta.

En el caso de Gonzalo Vega, muchos no estaban de acuerdo porque volvió a destacar en un club local recién a los 28 años; pero si está teniendo un buen rendimiento, tiene buena edad y su vuelta puede ser beneficiosa ¿Dónde está el problema?

Hubo muchos jugadores que no han tenido la oportunidad de consolidarse en su primera etapa en el club pero después de que volvieron - tras una buena campaña en otro club - supieron aprovechar la revancha.

Martín Ligüera es un ejemplo claro.

Salvando las distancias, bien se podría hacer un paralelismo entre Martín Ligüera y Gonzalo Vega. El hasta hace una semana entrenador del Primer Equipo y ahora de nuevo entrenando a la Tercera, tuvo cuatro pasajes por el tricolor; pero con el criterio que "fue un juvenil que jamás se acentó", nunca debería haber regresado.

Hagamos un poco de historia con Martín Ligüera. Él debutó en Nacional en la segunda parte de 1997 con 17 años y estuvo en el club hasta 1999. En ese entonces, no tuvo muchas oportunidades de mostrarse puesto que coincidió con la primera etapa de De León en el club donde el equipo estaba armado, había varios jugadores en buen nivel y le hacía imposible mostrarse. En 1999 jugó el Mundial Sub - 20 de Nigeria con la selección uruguaya.

Ligüera en el Mundial de Nigeria frente a Brasil.

Nacional lo cedió a River Plate donde tuvo pocas chances de jugar - en la Tercera era contraproducente seguir haciéndolo jugar - y Nacional lo dejó en libertad de acción con 20 años. En el 2000 pasó a jugar en Cerro donde tuvo buenos partidos y en 2001, tras las salidas de Federico Magallanes y Marcelo Tejera; Ligüera fue fichado por los violetas. En Defensor Sporting no tuvo un buen año en lo personal, fue dejado libre y apareció Fénix en escena. Hasta ese entonces, el "Dibu"no había tenido tanto destaque.

Ligüera en su último pasaje por Fénix.

En 2002 fue fichado por Fénix a pedido de Juan Ramón Carrasco que fue su compañero en Nacional en 1997. Con JR dirigiendo, Fénix logró un fútbol muy vistoso donde destacaba entre varios Ligüera y fueron campeones de la Liguilla Pre Libertadores del 2002 dejando afuera a Peñarol. En 2003, cuando Carrasco asume como técnico de la selección uruguaya, Ligüera pasó a ser uno de los titulares.

Martín Ligüera en la selección mayor.

Eso hizo que Nacional lo quisiera de vuelta y que también se interesara en contratarlo Peñarol, pero el destino quiso que Ligüera se fuese al Mallorca de España. En el Mallorca no tuvo tanta continuidad, volvió a mitad de 2004 a Nacional y conquistó el Uruguayo Especial 2005. Volvió a salir al exterior y retornó al club en 2007 donde su paso no fue tan bueno. En 2015 vuelve a Fénix, ya con 35 años, la rompe y para el Torneo Transición 2016 - pese a que había dudas - vuelve por última vez a Nacional donde es la figura en el equipo campeón del mencionado torneo. Se retira en 2017 para asumir su cargo actual en el club.

Ahora, si Martín Ligüera tuvo una situación similar a Gonzalo Vega en su momento ¿Cómo fue que volvió? Y la última vez con 36 años cuando en su anterior pasaje - con mucha menos edad - no anduvo nada bien y hacía tiempo que no figuraba en ningún cuadro.

Sí, Ligüera la primera vez volvió con 24 años, la segunda con 28 y la tercera con 36; Vega vuelve con 28 años.

Gonzalo Vega en River Plate.

Después de salir campeón con Marcelo Gallardo en Nacional - donde tuvo pocos pero interesantes minutos - tuvo que irse del club; vinieron pasos por River Plate donde no tuvo casi destaque, Rampla Juniors donde no le fue bien y la IASA donde tuvo un buen pasaje. Después se fue al fútbol de Hungría para probar suerte en Europa (una liga menor, pero Europa al fin) pero tampoco tuvo suerte. Volvió a Uruguay para jugar en el ascenso y consiguió ascender con Rentistas. En Primera y con el bicho colorado, fue la figura y el goleador en el equipo campeón del Apertura dirigido por Alejandro Cappuccio.

Tiene 28 años - no es mala edad - y viene de tener un muy buen campeonato, estaba a la mano, el jugador quería venir al tricolor; ¿Dónde está el problema? Gonzalo Vega podría ser un buen recambio y además Cappuccio lo conoce bien y ha logrado sacarle el mejor rendimiento posible.

Gonzalo Vega, hoy volvió a Nacional - él quería venir y fue el único pedido del entrenador Alejandro Cappuccio - y viene con buena edad luego de tener un buen Campeonato Uruguayo donde convirtió 15 goles.

Vega tiene gambeta y mucha habilidad, si Nacional logra un buen funcionamiento ofensivo y aprovecha la calidad de los jugadores que tiene, él puede ser un buen elemento para este plantel.

¿Por qué no puede salir bien la jugada con Gonzalo Vega al igual que con Martín Ligüera?