Otra vez volvimos a dejar puntos por el campeonato uruguayo y no salimos del fondo de la tabla. Esta vez Wanderers nos empató un partido que estaba controlado porque el tricolor estaba fundido físicamente y regaló - una vez más - el segundo tiempo al rival.

Si rescatamos algo de Nacional sería la actitud que tuvo en la primera media hora del partido, que al igual que en la época de Domínguez; parecía que alcanzaba con jugar bien un rato. Pero el partido dura 90 minutos y el gran mérito de Wanderers - más allá de lo mal que jugó Nacional - fue lucharlo hasta el final con el empuje de Mathías Acuña.

En cuanto a rendimientos individuales podríamos rescatar que volvió Amaral y el equipo en un momento fue otro ya que el "10" fue la manija, el diferente que se precisaba; el empuje de Bergessio y las atajadas de Mejía. No mucho más.

Con respecto a otros elementos, hay jugadores que no justifican para nada la titularidad. El paraguayo Jacquet, un manojo de nervios y una máquina de errar pases, Ocampo más preocupado por pelearse con los rivales y provocar que por jugar al fútbol, el equipo fundido físicamente y Munúa que nadie sabe (creo que ni él) a que quiere jugar. Sin más nada que agregar, dejo los rendimientos de los jugadores tricolores en el empate frente a los bohemios.

LUIS MEJÍA (6): Buenas atajadas, sin responsabilidad en los goles. Sin defensas que te protejan y que estén desatentos, es muy difícil.

ARMANDO MÉNDEZ (5): El empuje y las ganas, no mucha cosa más.

MIGUEL JACQUET (3): Totalmente impresentable.

MATHÍAS LABORDA (5): Discreto partido.

AGUSTÍN OLIVEROS (6): Aceptable partido.

FELIPE CARBALLO (4): Algo en la contención, no mucho más.

JOAQUÍN TRASANTE (5): No la rompió, pero tampoco fue un desastre. De a ratos tuvo que jugar por él y por Carballo. En el segundo tiempo se murió.

BRIAN OCAMPO (3): Jugó ofuscado y fue bien sustituido. No justifica la titularidad su rendimiento actual.

RODRIGO AMARAL (7): Volvió la magia de la mano del "Rodri". Un jugador distinto, pero venía de una larga inactividad por su lesión. Juega a otra cosa y cuando salió el equipo lo sintió y mucho.

GONZALO CASTRO (6): Junto a Amaral, fue uno de los pocos que trató de jugar al fútbol. Cuando salió el primero, el "Chory" lo sintió.

GONZALO BERGESSIO (6): El empuje de siempre, el gol y la voluntad. Salió por precaución.

THIAGO VECINO (4): Luchó pero de forma entreverada. Muy livianito.

SEBASTIÁN FERNÁNDEZ (4): Intermitente.

SANTIAGO RODRÍGUEZ (6): Entró bien pero tuvo que replegarse debido a que la defensa estaba siendo permeable y el medio estaba partido al medio.

GUSTAVO MUNÚA D.T. (3): Mal elegidos los titulares, ni una idea, nada de nada. Jacquet hizo méritos para demostrar que no es jugador para Nacional y no supo leer el partido. Los cambios de Vecino por Bergessio (precaución) y Santi por Ocampo fueron entendibles. Pero, en vez de entrar Papelito por Amaral, debió entrar Neves ya que el medio estaba partido y había que agarrar la pelota ya que Wanderers había salido con otra actitud.